PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Qué ver en Santillana del Mar, con niños

Santillana del Mar, con niños

Santillana del Mar, con niños

Ya sabéis lo que se dice de Santillana de Mar: que es el pueblo de las 3 mentiras, porque ni es santa, ni es llana, ni tiene mar. Esa es una de las primeras cosas que les dijimos a los chicos para que supieran que esta localidad cántabra no está junto a la playa –aunque tiene la de Suances bien cerquita–, pero que tiene mucho que ver y que disfrutar. Hemos pasado unos días allí y nos ha gustado muchísimo. Nos hemos alojado en el aparthotel El Capriccio, bien situado, tranquilo y con un personal sumamente amable. La verdad es que hemos usado Santillana como base para ir moviéndonos por la zona y visitar otros pueblos cántabros, porque está muy bien comunicada y tienes todo muy a mano.

Casa solariega de Santillana del Mar

Casa solariega de Santillana del Mar

Para empezar, nos acercamos a la Oficina de Turismo del pueblo, donde nos ofrecieron todo tipo de información de las actividades que podíamos realizar tanto en Santillana del Mar (www.santillana-del-mar.com) como en el resto de Cantabria. En el mismo pueblo está el Museo del Barquillero, el zoo de Santillana, el Museo de la Tortura y, por supuesto, la colegiata de Santa Juliana y el claustro del siglo XII, con un conjunto de capiteles muy divertidos de ver con los niños (os lo contamos un poco más abajo). Además, a diez minutos en coche, se encuentra la cueva de Altamira, duplicada en la llamada “neocueva”, que sí que es visitable, y el museo de Altamira.

Pero el sabor de Santillana se siente paseando por sus calles empedradas, llenas de tiendecitas y, si no madrugas, hasta arriba de turistas. Lo mejor es levantarse pronto y dar un paseo, desayunar en alguno de los bares y cafeterías en los que ya están desayunando los naturales de allí, escuchar las conversaciones y los acentos, respirar el aire fresco y empezar así el día. La verdad es que, si vas a mediodía o a primera hora de la tarde, la cantidad de turistas es tal que parece que estés en una gran ciudad, no en pueblecito. Y se pierde mucho, claro.

Plaza Mayor de Santillana del Mar

Plaza Mayor de Santillana del Mar

En ese paseo por Santillana no os podéis perder la Plaza Mayor, con sus casas típicas y sus actividades varias (cuando estuvimos nosotros, una pequeña exposición y venta de objetos de cerámica), los múltiples palacios y casas solariegas que salpican la población (la casa de los Cossío, el palacio de los Velarde, el palacio de Valdivieso…) y los pequeños restaurantes y bares, como la sidrería El Estanco que nos aconsejaron en el hotel y que probamos con gran éxito. Algunas de las casonas son ahora hoteles o bien albergan algún museo o atracción turística.

La Colegiata de Santa Juliana y su claustro

Colegiata de Santillana del Mar

Colegiata de Santillana del Mar

En el lugar donde hoy se levanta la Colegiata de Santa Juliana hubo en el siglo IX un monasterio con ese mismo nombre. En el siglo XII se reconstruyó, se hizo el claustro y, posteriormente, a lo largo de varios siglos, se han ido haciendo reformas y pequeñas ampliaciones, hasta el punto de que es el edificio románico más grande de Cantabria. Está muy influenciado por el estilo francés, que llegó a través del Camino de Santiago (en muchos lugares de Santillana veréis el símbolo de la concha de los peregrinos). Merece la pena entrar y hacer la visita tanto de la colegiata como del claustro. Tiene tres naves y en la central están los restos de Santa Juliana. No os perdáis la capilla con la pila bautismal y un pantócrator (el Cristo juez severo típico del románico). Es un buen sitio para que los niños aprendan los rasgos básicos del románico: el arco de medio punto, las bóvedas de cañón, los frescos, los pórticos con figuras religiosas siempre serias…

Por cierto, consulta este enlace si tienes curiosidad en saber qué es una colegiata y las diferencias que tiene con otro tipo de iglesias, catedrales y monasterios.

Claustro de la Colegiata de Santillana del Mar

Claustro de la Colegiata de Santillana del Mar

El claustro románico de la Colegiata de Santillana del Mar es accesible por la parte de atrás del edificio (no hay cuidado, está muy bien indicado). Al entrar, un sistema de megafonía te va comentando uno a uno los capiteles, que están numerados para que no te confundas. Es una buena alternativa a la habitual visita guiada, porque te unes al grupo que ya lo está escuchando (todo el mundo en silencio para no perder detalle) y, cuando acaba, te esperas un poco y vuelve a empezar.

Capiteles del claustro de la Colegiata de Santillana del Mar

Capiteles del claustro de la Colegiata de Santillana del Mar

Se trata de un claustro medieval, del siglo XII, con capiteles esculpidos que cuentan historias religiosas, en muchas ocasiones con un toque de humor para atraer la atención de la gente. Les explicamos a los chicos que este tipo de decoración servía para transmitir a un pueblo analfabeto las enseñanzas de la Iglesia, las historias de la Biblia, los episodios de la vida de Jesús. Eran una especie de cómics, como viñetas hechas de piedra.

Os comentamos los tres que más nos gustaron, pero os recomendamos que entréis y escuchéis la grabación completa, capitel a capitel, porque no tiene desperdicio:

Capitel del juicio final

Capitel del Juicio Final del claustro de la Colegiata de Santillana del Mar

Capitel del Juicio Final del claustro de la Colegiata de Santillana del Mar

Narra ese momento en que los ángeles están pesando las almas de los difuntos, para ver si pesan más las buenas acciones o las malas. Si ganan las buenas, esa alma irá al cielo; si ganan las malas, irá al infierno. En el capitel se ve cómo un ángel sujeta una balanza y cómo, para que pesen más las acciones buenas de ese difunto, está apoyando la mano en uno de los platillos, con una pequeña trampa piadosa.

Capitel de la muerte del oso

Capitel de la Muerte del Oso del claustro de la Colegiata de Santillana del Mar

Capitel de la Muerte del Oso del claustro de la Colegiata de Santillana del Mar

En este se ve a un caballero medieval, con armadura y cota de malla, enfrentándose a un oso, al que acaba de atravesar con su espada. El escultor ha representado incluso las vísceras del animal (esto a los chicos les admiró mucho siendo algo tan antiguo y religioso ;-)).

Capitel con la curación del endemoniado

Capitel del Juicio Final del claustro de la Colegiata de Santillana del Mar

Capitel del Endemoniado del claustro de la Colegiata de Santillana del Mar

Un personaje vestido con ropajes de eclesiástico (posiblemente un obispo) está echando agua bendita con un enorme hisopo sobre un endemoniado, que se retuerce en el suelo. Otro personaje, el acólito o monaguillo, sujeta un libro, seguramente las Santas Escrituras, en el que el religioso está leyendo las palabras sagradas que deben sacar el demonio de ese cuerpo.

Horarios y precios de la Colegiata de Santillana del Mar

Claustro de la Colegiata de Santillana del Mar

Claustro de la Colegiata de Santillana del Mar

La colegiata y su claustro se pueden visitar de 10 a 13:30 y de 16 a 18:30 (en verano hasta las 19:30). La entrada, de 3 euros, es válida para todo el conjunto.

Fotos de Santillana del Mar, con niños

Cantabria tiene muchas preciosas localidades que conocer; además de los planes que te proponemos nosotros, también puedes dar un paseo en barco por la costa de Santoña o de una visita guiada por el Fuerte del Mazo.

Las mejores quesadas de Santillana

En vuestra visita a Santillana del Mar, veréis muchas tiendas en las que venden productos típicos de Cantabria. Nosotros, como buenos viajeros, también solemos llevarnos a casa un trocito de los lugares que visitamos, en el formato que sea: imanes, libros, camisetas, comida típica…

Respecto a esto último, en Santillana encontramos una de las mejores quesadas que hemos probado nunca. Os aconsejamos que, llegado el caso, no arriesguéis y la compréis allí (además, son encantadores): se llama Casa Quevedo y está enfrente de la colegiata, no tiene pérdida, aunque en ese enlace os ofrecemos toda su historia, su situación y sus precios.

Y, para finalizar, aquí tienes 5 trucos para tu visita a Santillana del Mar.

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies