PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Bar-Ranco, un restaurante con grandes vistas de Granada

Restaurante Bar-Ranco, en Granada

Terraza del restaurante Bar-Ranco, en Granada

Cuando salimos de vacaciones en familia solemos ir con planes cerrados, lógicamente, pero también solemos dejarnos “tiempo libre” en la agenda de viaje para poder descubrir espacios y actividades que puedan sorprendernos. Eso nos pasó cuando visitamos Granada en familia: además de disfrutar de La Alhambra (¡cómo no!) y dar largos paseos por esta preciosa ciudad, pudimos descubrir el maravilloso rincón del que os hablamos en este artículo.

¿Te suena que en un hotel sin restaurante digan que el restaurante que está justo siguiendo la calle es un buen restaurante y está muy bien de precio? Quizá otra vez te acerques a mirar sin mucha convicción, pero, como los niños ya tenían hambre y nos había impresionado tanto nuestro hotel Arabeluj, hicimos caso al encargado de la recepción y… allí fuimos: a la Terraza Asador Bar-Ranco.

Restaurante Bar-Ranco, en Granada

Restaurante Bar-Ranco, en Granada

Si vais –y después de este post esperamos que lo hagáis–, olvidaos de conseguir aparcar en la estrecha calle, la gente sube desde el centro en taxi o bus. La pequeña escalinata (algo empinada, eso sí) ya te sugiere que el nombre del restaurante es explícito y divertido, asomado al barranco, y que tendrás grandes vistas de Granada, allí abajo. El Bar-Ranco tiene terrazas ganadas a la montaña y una gran sala a cubierto, donde está el horno; nosotros elegimos comer en una de las terrazas al sol invernal. Se ha ganado terreno conservando árboles y algo de vegetación y la sombra se agradece. Si decides no mirar Granada, allá abajo, puedes optar por ver Sierra Nevada, allá arriba, haciendo honor a su nombre con las nieves ya caídas.

Fotos del restaurante Bar-Ranco, en Granada

En esta galería podéis ver cómo es la terraza y el salón de este maravilloso restaurante granadino:

Bar-Ranco: comida rica y abundante

Con un horno y una parrilla es difícil no elegir bien dejándose llevar por el olfato. Tomate aliñado con un aceite de oliva de Sierra de Mágina exquisito (sí, mercado local), setas a la plancha con ajito (ese, los niños ni querer verlo), unas costillas, algún plato más de picar y un pollo asado delicioso. El pollo asado sólo se sirve si se ha reservado, pero tuvimos la suerte de ser de los primeros y de que alguien se hubiera retrasado, así que nos lo ofrecieron… y fue una buena elección. Lo mejor de todo es que, con bebidas y postres (arroz con leche y una tarta de queso muy, muy recomendable, nada que ver con lo habitual) y comida hasta que ninguno se quedó con hambre, pagamos menos de 15 euros por cabeza (en el año 2013). Y el agradable entorno (vale, a los postres llegaron unas avispas que debían conocer los horarios y sembraron inquietud a los niños) venía gratis.

Granada tiene tanto que ver que podríamos pasarnos la vida ideando rutas por esta preciosa ciudad. Como ejemplo, aquí tenéis una propuesta: el tour de la Dobla de Oro para sumergirnos de lleno en la etapa del periodo nazarí.

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies