PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Una excursión a Tánger con los niños

Tánger, es una pequeña ventana a Marruecos

Tánger, es una pequeña ventana a Marruecos

Marruecos nos gusta, pero la verdad es que tenemos el prejuicio de que no es un lugar para ir de turismo con niños, sobre todo porque siempre viajamos a nuestro aire, organizándolo nosotros todo. Nos da miedo que, si ocurre algo, los médicos y los hospitales no estén a la altura. Y siempre puede ocurrir algo (lo sabemos por experiencia), desde una caída a una diarrea pasando por cosas más graves, como una apendicitis. Esa es la razón de que, aunque hemos viajado muchas veces fuera de España con ellos, siempre lo hayamos hecho a destinos europeos. Los chicos, eso sí, se van haciendo mayores y esos riesgos empiezan a parecernos  más lejanos, así que probablemente pronto dejaremos atrás esos miedos.

El caso es que la excursión a Tánger que os vamos a contar ha sido un “pinito” para ver qué cara ponían nuestros hijos ante una realidad social tan distinta.

Tánger no deja de ser una ciudad muy occidentalizada, poco representativa del auténtico Marruecos, lo sabemos, pero, estando en Conil, vimos un anuncio de una empresa que organizaba viajes de un día y nos pareció buena idea.

Viajar a Tánger con niños

Pese a ser una ciudad muy turística, Tánger conserva las costumbres de antaño

Pese a ser una ciudad muy turística, Tánger conserva las costumbres de antaño

El viaje parte de Tarifa, de donde sale el ferry hasta Tánger. Allí, un autobús te recoge, te da una vuelta por la ciudad con diversas paradas en sitios importantes, te lleva posteriormente a un restaurante, donde se degusta una típica comida marroquí amenizada por música igualmente típica. Por la tarde, te dejan en el mercado para que compres recuerdos y demás, previo paso por tienda de alfombras, en una farmacia y en una tienda de especias.  Para terminar, vuelta a Tarifa en ferry. Nosotros fuimos en junio y el grupo no era muy numeroso, todo transcurrió con comodidad y sin incidencia ninguna. El precio, 55 euros para los adultos y 44 euros los niños.

Tánger, es una pequeña ventana a Marruecos

Tánger, es una pequeña ventana a Marruecos

El viaje en el ferry es muy agradable. Los chicos se lo pasaron estupendamente subiendo y bajando a cubierta,  haciéndonos fotos todos juntos con África al fondo, jugando a descubrir algún delfín en el agua… Aprovechamos para hablar un poco de los viajes en patera, de la gente que viene huyendo de situaciones difíciles en diferentes países africanos, de que atraviesan ese Estrecho en pequeñas embarcaciones… Es un tema sobre el que nos preguntan mucho cuando sale en las noticias, así que fue un momento idóneo para tratarlo. Especialmente por lo que luego iban a ver en Tánger.

Tánger es conocida como la ciudad blanca

Tánger es conocida como la ciudad blanca

La llegada a la ciudad blanca es de lo más bonito del viaje: desde fuera Tánger  aparece luminosa junto al mar, con minaretes al fondo y las azoteas esparcidas formando una silueta que se percibe claramente como musulmana. El viaje en autocar te lleva por los lugares más importantes: la medina, las mezquitas, los edificios gubernamentales… Se hace una parada sospechosamente espontánea en la que puedes dar una vueltecita en camello (¡lo hicimos!) y rápidamente, la comida. Sopa, cuscús, carne de cordero, refrescos, pastelitos, té a la menta… Puedes elegir entre unos cuantos platos típicos mientras un grupo de músicos “ameniza” el encuentro. La comida estaba bien cocinada y todos nos quedamos satisfechos (incluso los niños, que no hicieron ningún asco al menú).

Fotos: visitamos Tánger con los niños

La tarde, de compras, fue lo que más les impresionó, porque fue casi el único momento en que anduvieron al lado de la gente de Tánger por la calle, pudieron observar cómo viste, las manos maquilladas de las mujeres, las chilabas… Lamentablemente, como ciudad turística que es, en Tánger los vendedores siguen constantemente ofreciéndote todo tipo de mercancías o pidiéndote dinero. Había adultos pero también niños, y eso sí que les llamó la atención y ocasionó posteriormente muchas preguntas, casi todas centradas en por qué vestían tan pobremente, por qué pedían, cómo podemos ayudarlos…

Somos conscientes de que esa excursión es sólo una ventana a un país, y que éste tiene muchas más realidades, pero nos pareció una experiencia divertida y sobre todo enriquecedora para los chicos. Tenemos previsto realizar, quizás este próximo año, un viaje por Marruecos combinado con una acción solidaria, el Desierto de los Niños). ¿Lo conocéis? Si lo habéis hecho, dejadnos un comentario, por favor.

Vídeo: nuestra excursión a Tánger con los niños

Categoría: Marruecos, Tánger

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies