PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Los Altramuces: buenas tapas en Granada

Cenamos en el bar Los Altramuces, en Granada

Cenamos en el bar Los Altramuces, en Granada

Que nos perdonen el resto de los lugares de esta plaza típica del tapeo de Granada, locales todos en fila, uno detrás de otro en la plaza del Campo del Príncipe (en el barrio del Realejo). En esta ocasión, con el frío apretando, no quisimos deambular mucho y elegimos como recomienda el sentido común. Nada de elegir por instinto dónde comer, sino dejarnos llevar por “¿Dónde va Vicente…?”. Claro, si la mayoría de los locales están vacíos o apenas han llegado aún un par de parroquianos y ves uno abarrotado en el que la gente incluso elige sentarse en su terraza, al abrigo de los calentadores de gas que van encendiendo, que se llena mientras el resto están vacíos, mientras los termómetros se desploman hacia los cero grados… entonces este local tiene algo. Esa noche, al menos, el sitio al que ir era el bar Los Altramuces.

Tapas para granadinos

Sobre todo, como no ves “guiris” (ni siquiera “guiris” de otro lugar de España, como nosotros), es que ahí o dan algo bueno o lo dan mejor que el resto. Con la suerte del novato, conseguimos encontrar mesa, grande (unas diez calculo que tendrán, donde cabemos seis… o el doble de personal si hace falta). Y no tardó en llegar infructuosamente el aluvión de “guiris como nosotros” buscando cenar a la hora española.

En Granada no se ha perdido la tradición de la tapa, de la tapa gratis. De la tapa en condiciones, de la que te ponen según pides la bebida, nada de una muestra, nada de pan ya duro o un trozo de embutido en fase de reseco.

Una tapa generosa, porque, antes de haber pedido la primera tapa “de pago”, ya nos habíamos ventilado una fuente llena de guisado de carne con patatas, suficiente para haber cenado bien uno de nosotros.  Que sí, señores taberneros, que esto da sed, con la segunda ronda –acompañada de una fritura de pescado– ya habrían cenado dos. La carta no tenía sorpresas. Sí, comida fácil para los niños. Así que jamón de Trevélez (cosa cultural, que sepan los críos que en Granada también hay buen jamón, que el clima ya lo notan), excelente queso curado y croquetas (menos que normalitas, mejor probar otra cosa) bastaron para completar la cena a su gusto y al de los padres. Como en la comida del mediodía en el Bar-Ranco, encontramos otro valor seguro en Granada.

Fotos: bar Los Altramuces, en Granada

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR