PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Qué ver en Arles, ciudad romana de la Provenza francesa

Arènes de Arles

Arènes de Arles

En nuestro recorrido por el sur de Francia con nuestros hijos, le hemos dedicado un día a Arles, una maravillosa ciudad romana en la Provenza francesa. Os contamos qué ver, sobre todo si, como nosotros, vas en familia. Ya veréis que es una ciudad llena de luz y de paseos estupendos también para los niños.

Arles ya existió como asentamiento celta y como colonia griega, pero fue su época romana sobre todo la que la ha hecho pasar a la historia. Está muy cerca de Nîmes, apenas a media hora, y en realidad toda esa zona está llena de monumentos, ciudades y restos romanos (el Pont du Gard, sin ir más lejos).

Arles: ciudad romana

Arles: ciudad romana

En las guerras entre César y Pompeyo apoyó al primero y eso la convirtió –frente a Marsella, que hizo justo lo contrario– en un punto de desarrollo en la vía que unía Hispania con Roma. A ella fueron a vivir los veteranos de las legiones romanas y, en la época de Constantino, llegó a su cumbre como urbe.

El Ródano es el otro gran protagonista de esta ciudad, porque, al llegar a Arles, se parte en dos y forma un gran delta con marismas: la Camarga. Toros, caballos y arroz son tres elementos típicos y un poderoso motor para la economía de la zona (y así ha sido a lo largo de su historia, no sólo en la actualidad).

Espacio Van Gogh

Espacio Van Gogh

En la Edad Media, renació y vivió una segunda época dorada, y de esa época es gran parte de su trazado urbano y muchos de sus edificios. Mucho después, a finales del siglo XIX, el gran pintor holandés Vincent van Gogh se instaló en Arles y pintó aquí algunas de sus grandes obras, además de atraer a otros pintores amigos suyos, como Gauguin.

El río rodea majestuosamente la ciudad y se puede pasear por sus orillas o comerse un bocata con los chavales descansando entre visita y visita, como hicimos nosotros. Observar cómo pasan los barcos o cómo atracan en este puerto fluvial es relajante para los ojos y para el ánimo viajero, os lo podemos asegurar.

Qué se puede visitar en Arles

Puede que sólo en un día no os dé tiempo a ver todo esto con tranquilidad, pero siempre podéis considerar la posibilidad, si os gusta, de dedicarle un fin de semana. Nosotros fuimos un sábado y, además de ver la ciudad, disfrutamos del mercado semanal con productos de la región, lleno de encanto y de curiosidades. Esto es lo que hicimos en nuestra visita con niños a Arles:

Anfiteatro romano (les Arènes)

Arènes de Arles

Arènes de Arles

Está como “incrustado” entre las calles de la ciudad, por eso es difícil tener una imagen completa de su estructura, que imita, en pequeño, el Coliseo de Roma. Tiene una forma ovalada y en sus gradas cabían hasta 25.000 espectadores, que se sentaban en dos niveles. En este anfiteatro, construido en el siglo I d.C., tenían lugar luchas de gladiadores y de animales exóticos (al parecer, eran “a primera sangre”, no a muerte). Cuando cae el Imperio Romano, aquí dentro se construyeron casas y se montó como un pequeño pueblo amurallado. Hoy es utilizado para espectáculos musicales y teatrales, y como plaza de toros. De hecho, nosotros sólo pudimos verlo por fuera, porque había feria taurina y no se permitían las visitas.

Teatro romano

Teatro de Arles

Teatro de Arles

Con su forma semicircular, en la cavea de este teatro romano de Arles había sitio para 10.000 espectadores. Quedan de él todas las gradas, en las que te puedes sentar y hacerte a la idea de cómo sería una representación a la luz de la luna. Como aquellos veteranos de guerra cuya fidelidad fue premiada precisamente construyéndoles este teatro en el que pudieran entretenerse. El muro del escenario no se ha conservado.

Plaza de la República

Plaza de la República de Arles

Plaza de la República de Arles

Esta plaza es el gran espacio municipal, con el ayuntamiento, el gran obelisco central y, sobre todo, la iglesia de Saint-Trophime (llamada sí por el nombre de un obispo nacido aquí) y su maravilloso claustro. Esta iglesia, situada a la izquierda del edificio del ayuntamiento de Arles, es una mezcla de románico y gótico provenzal. Su fachada es delicada y luminosa y en su interior no hay que dejar de visitar el claustro de dos plantas que, desde arriba, ofrece unas vistas preciosas de la ciudad y de la torre de la iglesia.

Desde allí, entrando por un acceso a la derecha del consistorio, se accede a la parte subterránea de la plaza, los llamados “Criptopórticos”.

Los Criptopórticos

Criptopórticos de Arles

Criptopórticos de Arles

Son una especie de red de galerías subterráneas de las que se sabe que sostenían el antiguo foro (la plaza pública romana) y que fueron construidas en el 30 a.C. Se pueden recorrer, como si fueran un túnel iluminado construido con bóvedas de cañón de 3,90 m de ancho.

Museo Departamental de la Arles Antigua

Museo del Arles antiguo

Maqueta del Museo del Arles antiguo

Si os gusta la historia y el arte romanos, este es un lugar que no os podéis perder. En el lugar que ocupa estuvieron los restos del antiguo circo romano y aquí conoceréis la evolución de Arles (y, de paso, de toda la zona romanizada del sur de Francia) desde la época romana hasta principios de la Edad Media. Sus salas están llenas de restos de cerámica, de esculturas, de sarcófagos, de mosaicos… A nosotros lo que más nos gustó fueron las maquetas: aquí sí que te haces idea de cómo era, por ejemplo, el anfiteatro, las “arènes” de las que hablábamos antes, hasta te muestran cómo se construyeron. Está montado de manera muy pedagógica (si sabes francés, mejor, claro), ya que une esos restos con su interpretación en clave histórica, social, económica, etc.. Os aconsejamos que cojáis una audioguía y os dejéis llevar. Junto a él, el llamado “Hortus”, un curioso jardín de inspiración romana.

Espacio Van Gogh

Interior del Espacio Van Gogh de Arles

Interior del Espacio Van Gogh de Arles

Ya os hemos contado lo relacionados que están Van Gogh y Arles. Si os interesa mucho este tema, os aconsejamos que vayáis a la oficina de turismo y contratéis alguna de las visitas guiadas por los lugares donde vivió este grandioso artista y los que pintó también. La luz de la Provenza tiene algo muy especial que enamoró no sólo a Van Gogh, también a Picasso, a Gauguin… son muchos los grandes nombres que han observado y plasmado este paisaje.

En homenaje al pintor holandés, se creó un centro cultural que lleva su nombre en un antiguo hospital del siglo XVI. Merece la pena entrar y recorrer su interior y su precioso jardín… Fijaos bien: fue a este hospital al que trajeron a Van Gogh cuando se cortó la oreja.

Termas de Constantino

Ambiente en Arles

Ambiente en Arles

Ya sabéis que los romanos eran muy aficionados a los baños públicos. En uno de nuestros viajes, visitamos quizás las más espectaculares, en la ciudad inglesa de Bath. Las de Arles se llaman Termas de Constantino y se construyeron porque el emperador de ese nombre decidió retirarse aquí. En estos restos se pueden aún reconocer las diferentes partes de que constaban las termas y el sistema para calentarlas.

La necrópolis de los Alyscamps

Esta es una gran avenida flanqueada por sarcófagos, de ahí el nombre de Campos Elíseos (“Alyscamps” es como se dice en provenzal), que era donde iban los espíritus de los muertos según la creencia romana. Al final de este recorrido arbolado se levanta la iglesia de San Honorato, donde está enterrado San Ginés (que, según la leyenda, fue quemado aquí por negarse a perseguir a los cristianos).

Fotos de nuestra ruta por Arles

Dónde está Arles

Arles se encuentra en el departamento de Bocas del Ródano (Bouches du Rhône), muy cerca de otras ciudades importantes del sur de Francia, como Nîmes o Marsella. Está muy bien comunicada por autopista tanto con el resto de la Provenza como con España. En este mapa la ubicaréis fácilmente.

Categoría: Francia
Etiquetas:

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies