PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Por qué visitar el Valle de los Caídos con niños

Vista del Valle de los Caídos

Vista del Valle de los Caídos

El sábado pasado estuvimos en el Valle de los Caídos. Cuando les propusimos el plan a los chicos, se nos echaron encima: que no, que no, que no querían ir allí, que es un homenaje a Franco, que es un monumento construido con presos… Los abuelos de la familia han vivido la época de Franco, claro; nosotros, los padres, apenas unos años de nuestra niñez, pero nos acordamos algo; nuestros hijos son ya de la etapa democrática, han nacido en ella y, aunque conocen la historia de España (la estudian y hablamos de ella en casa), no habían estado nunca en el Valle de los Caídos.

Por eso nos pareció una buena idea añadir esa pieza al puzzle de sus conocimientos y de su comprensión de lo que significa vivir en democracia y respetar las creencias y la ideología de los demás. Visitar el Valle de los Caídos es una lección de historia.

Esta visita, por su carácter histórico, la puedes combinar con toda una ruta sobre la Guerra Civil por Madrid, un paseo guiado para descubrir cómo fue el día a día de Madrid entre 1936 y 1939.

Así es la visita al Valle de los Caídos

Hayáis ido o no hasta allí, seguro que habéis pasado lo suficientemente cerca como para ver la enorme cruz que preside esta construcción. Mide 150 metros, es la más alta del mundo cristiano y se ve en un radio de 50 km. Tiene un ascensor para subir a su zona más alta, pero actualmente no se puede utilizar ni está permitido subir. A sus pies hay una basílica y, en las mismas instalaciones, una abadía benedictina y una hospedería abierta al público.

Vistas desde el Valle de los Caídos

Vistas desde el Valle de los Caídos

Todo ello está rodeado de bosques de coníferas y asentado sobre las rocas de granito de la sierra de Guadarrama. Es el llamado Cerro de la Nava, en el Valle de Cuelgamuros, a 12 km de San Lorenzo del Escorial y a unos 58 km de Madrid. Como entorno natural, es un lugar precioso, con maravillosas vistas de la sierra.

Nos sorprendió mucho que, al llegar, encontrásemos cola de coches, porque, nada más pasar la verja de la entrada, está la taquilla y hay que parar para pagar (más abajo tenéis las tarifas). En nuestro caso, como somos familia numerosa e íbamos todos, la entrada es gratis.

A partir de esa entrada, hay una carretera que asciende 6 km hasta el parking de la basílica. Se respira tranquilidad, se ven zonas de merendero entre los árboles. La verdad es que no nos lo esperábamos así. Vamos leyendo lo que cuenta la Wikipedia y la propia página web del Valle de los Caídos (con la entrada no te dan ningún folleto ni plano). Además de los pinos que vemos, hay robles, chopos, jaras… y animales como ardillas, corzos, zorros, jabalíes

Cruz del Valle de los Caídos

Cruz del Valle de los Caídos

Aparcamos y, subiendo unas escaleras, llegamos a la gran explanada que da acceso a la basílica. A un lado, labrado en la pared, el escudo preconstitucional; allí hay un tipo con una bandera con ese mismo escudo haciéndose fotos. Alrededor, nadie hace caso. Hay familias, como nosotros, parejitas, grupos de turistas, también extranjeros que van en un tour.

La cruz es enorme vista desde aquí abajo y vemos el enorme grupo escultórico de Juan de Avalos “La Piedad”. Ha sido restaurado hace poco, porque, como otras esculturas, está hecha con materiales incompatibles entre sí y se han deteriorado mucho.

Al entrar en la basílica, hay un puesto de seguridad con escáner para los bolsos y mochilas. Si llevas algo muy grande, te lo hacen dejar en un guardarropa. Un cartel avisa de que no se pueden hacer fotos ni vídeo en el interior.

Basílica del Valle de los Caídos

Basílica del Valle de los Caídos

Ese interior de la basílica empieza por un pasillo en forma de túnel con capillas a los lados y figuras de guerreros con capucha que representan a los dos bandos que se enfrentaron en la Guerra Civil española. Se supone que están pidiéndose perdón, que tienen actitud de reconciliación.

Más allá el gran altar mayor y, a ambos lados de él, las tumbas de Franco y de Jose Antonio Primo de Rivera. Sobre sus lápidas hay sendos ramos de flores, pequeños, no hay más flores, ni ningún tipo de nota, mensaje ni manifestación de ningún tipo. La gente pasa sin detenerse mucho: mira y sigue. Por encima, una gran cúpula que representa, en forma de mosaico, el juicio final. A los lados hay capillas que también se pueden visitar. También vemos el coro donde los niños de la escolanía cantan durante la celebración de las misas de las 11 de la mañana.

Curiosamente (nosotros no teníamos ni idea), hay una hospedería (la Hospedería de la Santa Cruz en la que te puedes alojar y comer. Si quieres pasar el día en el Valle de los Caídos, puedes reservar para comer allí o llevarte merienda y aprovechar esos merenderos que están entre los árboles.

Una lección de historia sobre el final de la Guerra Civil

En el Valle de los Caídos reposan los restos de más de 30.000 víctimas de la guerra, de ambos bandos. Los historiadores que han estudiado este peculiar monumento dicen que no todas las familias dieron permiso para el traslado de los restos de sus allegados.

Tardó en construirse 19 años y se inauguró el 1 de abril de 1959. Fue sufragado por donaciones que se habían hecho al bando nacional durante la guerra, por aportaciones de donantes particulares y por el sorteo extraordinario de la Lotería Nacional que durante varios años se realizó cada 5 de mayo.

Es verdad que fue construido por presos (no sólo políticos, también comunes), pero también trabajaron aquí obreros normales. Por cada día de trabajo, se les eliminaban 5 días de su pena de cárcel. Al parecer, la represión de la posguerra llenó las prisiones y el Gobierno de la época aplicó este sistema (que existía en otros países) para disminuir la población carcelaria y el presupuesto de su mantenimiento.

Fotos del Valle de los Caídos

Horarios y precios para ver el Valle de los Caídos

  • Horario de invierno (octubre a marzo): de martes a domingo, de 10:00 a 18:00 h.
  • En la basílica se puede entrar hasta las 17:30 h, aunque está abierta hasta las 18 h.
  • Horario de verano (abril a septiembre): de martes a domingo de 10:00 a 19:00.
  • En la Basílica se puede entrar hasta las 18:30 h y está abierta hasta las 19 h.
  • Cerrado: 1 de mayo, 24, 25 y 31 de diciembre. A veces también cierran por la celebración de actos oficiales.

Precios de las entradas:

  • Entrada general: 9 euros.
  • Tarifa reducida: 4 euros (familia numerosa, niños de 5 a 16 años, mayores de 65, estudiantes con carnet.
  • Gratis para menores de 5 años, familias numerosas al completo, día de los Museos (18 de mayo), discapacitados, personas en paro, profesores y guías oficiales de turismo.

También es gratis los miércoles y jueves de 15 a 18 h (octubre a marzo) y de 17 a 19 h (abril a septiembre) para ciudadanos de la Unión Europea.

En este enlace tenéis también toda la información necesaria para planificar vuestra visita.

De todas formas, si no tenéis coche o no os queréis complicar la vida, podéis contratar esta excursión para conocer a el Valle de los Caídos y El Escorial

Dónde está el Valle de los Caídos

Lo mejor es ir por la A6 y tomar la desviación indicada como El Escorial/Valle de los Caídos. Siguiendo al M-600, llegarás en unos pocos minutos. En este mapa te puedes orientar.

Más sobre el Valle de los Caídos

El Valle de los Caídos sigue siendo objeto de polémica. Hoy es un monumento religioso, que, a pesar de que se quiera dejar sólo como tal, arrastra una historia que no puede obviar. Para tener una imagen completa, os aconsejamos que leáis este artículo de la Wikipedia sobre el Valle de los Caídos abundantemente documentado.

Categoría: Historia, Madrid

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies