PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Castillo de Belmonte: visita en familia a esta fortaleza medieval

Vista del Castillo de Belmonte

Vista del Castillo de Belmonte

El castillo de Belmonte es una fortaleza de origen medieval perfectamente conservada. La hemos visitado con nuestros hijos y nos hemos quedado sorprendidos no solo por su tamaño y por su belleza, sino también por lo bien pensada que está su visita, para que todo el mundo pueda entender su importancia histórica y lo pase bien conociendo este castillo.

Cuando te aproximas a la villa de Belmonte, lo primero que ves es la silueta del castillo en lo alto del cerro de San Cristóbal. No tiene pérdida llegar hasta la misma puerta, porque lo ves y porque el camino está bien señalizado. Junto a la entrada hay una explanada que sirve de parking donde puedes dejar el coche (es gratis).

La entrada al castillo de Belmonte te resulta casi pequeña, con una reja grande (pero no es lo inmensa que uno se esperaría en un castillo de estas dimensiones, la verdad) y una primera muralla, que atraviesas para encontrarte en el espacio intermedio entre esa defensa y el castillo propiamente dicho (es lo que se llama “liza”).

Ahí está la taquilla, en la que te cobran una entrada única (10 euros cuando fuimos nosotros) sin reducciones por familia numerosa (eso no nos gustó mucho). Con ella te dan un pequeño mapa para que te sitúes y una audioguía.

Patio de armas del Castillo de Belmonte

Patio de armas del Castillo de Belmonte

Al cruzar la puerta del castillo, te encuentras en el patio de armas, con un pozo, la taberna (una cafetería donde te puedes tomar un tentempié al acabar la visita), la tienda, la armería y los accesos hacia las torres, incluida la del homenaje, hacia el interior del castillo y, en sentido contrario, a las mazmorras.

Cómo es la visita al castillo

La forma lógica de realizar la visita al castillo de Belmonte es, antes de nada, ver un audiovisual de unos 10 minutos que te cuenta el contexto histórico en el que se construyó el castillo, con la guerra de sucesión entre Isabel La Católica (la hermana de Enrique IV de Trastámara) y Juana la Beltraneja (hija verdadera del rey, según se ha demostrado, pero por entonces apodada así por decirse que era hija del valido del rey, don Beltrán de la Cueva). Ya sabéis quién ganó esa guerra, que, con el matrimonio de Isabel con Fernando de Aragón, propició la unidad de los reinos en un solo país, España.

Sala de proyección del Castillo de Belmonte

Sala de proyección del Castillo de Belmonte

Esos hechos, junto con un resumen de la historia del castillo hasta nuestros días, te los explica este audiovisual, muy bien realizado y que ves cómo en una sala de estar, con cómodos sofás y alfombras. A su término, pasas a una sala adjunta en la que hay paneles con explicaciones más pormenorizadas que te hacen entender por qué el castillo de Belmonte es tan importante y te dan pistas de cómo hacer la visita.

El castillo de Belmonte ha tenido dos grandes hitos en su historia: la época medieval y el siglo XIX. Fue en esa última época cuando la española Eugenia de Montijo, emperatriz de Francia por su matrimonio con Napoleón III, restauró el castillo y lo transformó en un palacio.

A partir de esos dos grandes momentos históricos, la visita al castillo de Belmonte podéis hacerla así: patio de armas, castillo medieval (en el piso superior), palacio de Eugenia de Montijo (un piso más arriba), torres (en algunas de ellas hay referencias a todos los grandes escritores relacionados con esta fortaleza, como don Juan Manuel, fray Luis de León o Jorge Manrique, por ejemplo), paseo de ronda (el camino que recorrían los soldados entre las torres para hacer guardia).

Salón Eugenia de Montijo del Castillo de Belmonte

Salón Eugenia de Montijo del Castillo de Belmonte

En todas las salas hay mobiliario de la época y explicaciones de cómo se utilizaba (cómo era el estrado de las damas, donde hilaban, bordaban y tocaban instrumentos musicales o leían poemas), hay objetos curiosos y cuadros con los personajes más relevantes de esas dos grandes épocas históricas en las que el castillo de Belmonte tuvo más importancia (finales del siglo XV y siglo XIX).

Luego volvéis a bajar al patio de armas para acceder a la mazmorra, donde encontraréis celdas enrejadas y un maniquí haciendo de preso torturado con la famosa “gota de agua que agujerea el cerebro”.

Pozo del Castillo de Belmonte

Pozo del Castillo de Belmonte

Con la audioguía y con los paneles explicativos que hay en cada zona, no hay temor de no entender cómo fue allí la vida y qué hacían los habitantes de este castillo fabuloso. Puedes entretenerte más o menos (depende de vuestros intereses y de las edades de vuestros hijos), pero, eso sí, al final, vuelve a salir a la liza y accede al adarve para recorrer la muralla exterior del castillo y mirar el horizonte como lo harían quienes en aquellas épocas lejanas tuvieron que vigilar la llegada de un posible atacante.

En el patio de armas hay un puesto de venta de guías del castillo y disfraces del medievo para niños, entre otros objetos de recuerdo.

En total, debéis calcular al menos una hora y media para realizar la visita, pero no os la perdáis ni dudéis en hacerla, porque este castillo merece la pena.

Visitas teatralizadas y espectáculos medievales

Visita teatralizada al Castillo de Belmonte

Visita teatralizada al Castillo de Belmonte

A determinadas horas y en determinadas fechas (debéis consultar la web del castillo de Belmonte), hacen visitas teatralizadas (sin precio extra), con actores con los que te ríes mucho y que hacen participar a la gente, disfrazan a algún niño de guerrero, se meten con los padres y provocan el jolgorio general. Con niños pequeños es lo mejor (incluso con mayores, depende de cómo queráis conocerlo).

También hacen exhibiciones de cetrería, en las que se disfruta muchísimo viendo lo que hacen esas aves con caperuza. En septiembre organizan un gran torneo medieval en el recinto amurallado del castillo. Y no sólo eso, en noviembre, en torno a Halloween, organizan visitas nocturnas con personajes de terror (y las suelen repetir también en agosto, dado su éxito de público).

Horarios del castillo de Belmonte

Esquema del Castillo de Belmonte

Esquema del Castillo de Belmonte

  • Del 10 de enero al 28 de febrero:
    • Martes a viernes: Mañanas de 11:00 a 14:00. Tardes: cerrado
    • Fines de semana: Mañanas de 10:00 a 14:00. Tardes: 15:30 a 18:30
    • Cerrado lunes excepto festivos
  • Del 1 de marzo al 28 de abril:
    • Mañanas: 10:00 a 14:00
    • Tardes: 16:00 a 19:00
  • Del 29 de abril al 14 de septiembre:
    • Mañanas: 10:00 a 14:00
    • Tardes: 16:30 a 19:30
  • Del 15 de septiembre al 31 de diciembre
    • Mañanas: 10:00 a 14:00
    • Tardes: 15:30 a 18:30

Cierran todos los lunes, excepto festivos y lunes de agosto. El 24 de diciembre abren solo mañana. Cerrado 25 de diciembre y 1 de enero.

Precio de las entradas del castillo de Belmonte

  • General: 9 euros (+1 euro en los puentes)
  • Reducida: 5 euros (Niños de 5 a 12 años) (+1 € en los puentes)

Fotos del castillo de Belmonte, en la provincia de Cuenca

Vídeo: historia del castillo de Belmonte

Este es el audiovisual que es conveniente ver antes de iniciar la visita. Os lo mostramos para que, si queréis, ahorréis tiempo en la visita

Dónde está el castillo de Belmonte

El castillo se ubica en el Cerro de San Cristóbal, junto a la villa de Belmonte, en la provincia de Cuenca y formando parte de la Ruta del Quijote. En este mapa podéis comprobar su situación exacta:

Categoría: Cuenca

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies