PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Tres juegos divertidos para conocer mejor a tus peques

Jugamos a ponernos en los zapatos de los demás ;-)
Jugamos a ponernos en los zapatos de los demás 😉

La crisis del coronavirus y el responsable confinamiemto en casa supusieron una oportunidad única para compartir mucho más tiempo en familia, y tiempo de calidad, porque no nos veíamos agobiados por las prisas 😉

En circunstancias normales, en realidad, compartimos poco tiempo con los peques y siempre vamos acelerados: corremos para desayunar, corremos para llegar al cole, corremos para llegar a las extraescolares, corremos para merendar, corremos para el baño y corremos para acostarnos pronto porque mañana hay cole, otra vez. Y los fines de semana y en vacaciones, los mayores intentamos hacer todo eso que no podemos hacer entre semana: leer, escribir, «desconectar«…

Ponte en mis zapatos

Ahora, después del coronavirus, que empieza la temporada de vacaciones y vamos a poder volver a pasar más tiempo con los peques podemos aprovechar para volver a dedicarnos todo ese tiempo que nos debemos y conocernos aún mejor de lo que nos conocemos 😉 Para esto os proponemos tres juegos en los que nos vamos a calzar los zapatos de los demás y comprobar qué tal se nos da caminar por su camino…

Este juego ayuda al desarrollo de la empatía de los peques porque les invita a descubrir cómo se puede sentir el otro en las diferentes situaciones en las que se puede encontrar, y facilita la comprensión. Además, con juegos como éste podemos, también, fomentar la comunicación, la resolución de conflictos y el trabajo en equipo tan necesarios en estos tiempos de confinamiento 😉

El circuito de la empatía

Esta versión del juego consiste en preparar un circuito por la casa, con diferentes obstáculos en función de la edad de los peques (cuerdas, pelotas, tiestos, taburetes, escalerillas,…). Cuando tengamos montado el circuito, dispondremos, al principio del mismo, los zapatos de los diferentes miembros de la familia, de forma que cada participante pueda escoger con qué zapatos quiere recorrer el circuito. El participante en juego tendrá que superar todo el circuito (cuya primera prueba será calzarse los zapatos).

Todos los participantes tendrán que realizar el circuito con todos los zapatos dispuestos (sí, sí, los mayores, también, con los zapatos de los peques, como puedan), y después de cada participación, cada cual tendrá que contar qué sensaciones ha tenido.

El teatro de las emociones

Esta versión del juego nos puede servir para resolver algún conflicto que nos pueda surgir en casa, entre los peques, o entre peques y mayores. Para jugar hay que montar un teatrillo y escenificar el lugar y el momento del conflicto, por lo que habrá que recrear la situación en la que surgió el enfrentamiento o la discusión.

La recreación tiene que seguir un patrón con el que los participantes puedan expresar sus sentimientos, por ejemplo:

— “Cuando (has tocado mis cosas) he sentido (enfado) porque he pensado (que las ibas a desordenar)».

La otra parte del conflicto tendrá que responder con una fórmula parecida:

— «Cuando (he tocado tus cosas) he sentido (envidia) porque (he encontrado rápidamente lo que buscaba).

Tras esta primera escenificación volveremos realizar el teatrillo pero, esta vez, intercamiaremos los papeles (y los zapatos :-D) para experimentar cómo se ha sentido el otro y poder comprender sus emociones.

Ponte en mi lugar

Ponte en mi lugar (Freaky Friday, en la versión original) es una película estadounidense protagonizada por Jamie Lee Curtis y
Lindsay Lohan en la que, por un evento mágico, una madre y una hija quinceañera se intercambiaban los cuerpos (o las mentes, según se mire), de forma que la madre se convertía en la hija y la hija, en la madre.

Sin necesidad de conjuros mágicos ;-), te proponemos realizar este «intercambio» en casa. Se trata de un sencillo juego de rol en el que vamos a intercambiarnos los papeles durante una joranda completa, a ver cómo lo llevamos…

Para empezar a jugar tendremos escoger con quién intercambiaremos los zapatos (con un adulto o con un hermano), y actuar durante como la persona con la que hemos intercambiado el papel. Será divertido disfrazarse de papá o mamá, o del peque 😀 e interpretar sus comportamientos y observar las reacciones de los demás aunque, ojo, se trata de intentar intentar asumir las responsabilidades y los comportamientos de los demás, no de imitarlos o hacer burlas, por lo que deberemos explicar las reacciones que reflejadas en el otro para que nuestro «otro yo» pueda entender por qué reaccionamos así.

Categoría: En casa con niños

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies