PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Karting: carreras de coches para niños

Como en la Fórmula Uno, lo más importante es terminar la carrera...

Como en la Fórmula Uno, lo más importante es terminar la carrera…

Una tarde de vértigo. Desde fuera parece que circulan despacio, pero desde dentro, conduciendo a ras de suelo, los niños se creen que vuelan cuando conducen un kart. Toda la parafernalia acompaña e incluso aturde el ambiente. Enfundarse el mono ignífugo. Un casco impresionante como un yelmo guerrero, que les protege casi tanto como les limita la visión hacia los lados.

Los karts de ahora no hacen el ruido que hacían antes. Tampoco huelen a escape de moto, ricino y gasolina, que solo gustaba a los verdaderos aficionados. Te explican que ahora son motores de cuatro tiempos, como un coche normal, y que llevan catalizador incluso. Esto es imprescindible en las instalaciones “indoor” o cubiertas, que se realizan bajo techo, así que se puede montar en kart haga frío o llueva.

Nuestra experiencia en el Karting Indoor de Carlos Sainz

Así es una carrera de karts

Las tandas suelen durar pocos minutos, normalmente diez. Puede parecer poco, incluso saber a poco, pero un par de mangas de esa duración pueden dejar cansado a cualquiera (la espalda, las muñecas o las posaderas). En nuestra última experiencia uno de los amigos no acabó porque se mareó, otro se mareó al acabar. Las vibraciones de un motor, de un asiento sin acolchado, sin suspensiones, la sensación de velocidad, la excitación de la lucha para adelantar, un volante que pesa más que el de un coche… Por eso hay quien lo considera un deporte. Al menos sólo tiene dos pedales, uno para cada pie, uno para acelerar y otro para frenar. Vamos, como los Fórmula Uno de verdad. No tienen retrovisores a los que mirar y no se calan… o raramente. Un buen karting estará lleno de atentos comisarios que detendrán a aquél que conduzca agresivamente, que choque voluntariamente con otros o cometa temeridades. Siempre hay riesgo y te hacen firmar cierta exoneración de responsabilidades, porque debes ser consciente de que, aunque todo está controlado, es una actividad de cierto riesgo. También podemos deciros que en ninguna ocasión de las que hemos llevado a los chavales a un karting han sufrido ningún percance ni han tenido lesión de ningún tipo.

Precios de montar en kart

Los comisarios de cada carrera vigilan que los chavales compitan con deportividad.

Los comisarios de cada carrera vigilan que los chavales compitan con deportividad.

Los precios del karting varían según el material de que dispongan. Todo en esta disciplina es caro, empezando por el combustible. El que nos pilla al lado de casa –el karting indoor Carlos Sainz– cuesta 19 euros el adulto y 17 los niños. Tienes que sumarle tres euros más porque te cobran aparte una “licencia de piloto”, aunque solo la primera vez que vas. También tienen bonos de 5 sesiones por 80 euros, pero, como caducan en tres meses, lo normal será que, salvo que te guste mucho a ti también, el chaval vaya dos veces, dos tandas… y no te salga a cuenta, porque no podrá usarlo el hermano, dado que son intransferibles. En ocasiones encuentras ofertas “dos por uno” en webs especializadas de bonos descuento como Letbonus y demás.

Dependiendo de la instalación, podemos tener horarios infantiles y de adultos, aunque en muchos kartings prefieren alternar adultos y niños, para que los papás emulen a sus pequeños y se pase la mañana o la tarde en familia. Sí, porque entre mirar, esperar tu turno, vestirte, correr tu manga, esperar otra, volver a correr, alguna foto disfrazado, desvestirte y tomar algo para recuperar líquidos perdidos… se os habrá echado encima la hora de comer o de cenar.

Al final de la carrera, los participantes pueden conocer sus tiempos.

Al final de la carrera, los participantes pueden conocer sus tiempos.

En los karting más modernos la ambientación consigue la sensación de un circuito de carreras. Incluso pueden disponer de cuentavueltas electrónico, te indican el tiempo de cada vuelta, la mejor vuelta de cada piloto en paneles gigantes y monitores y, al terminar, te llevas impresos los tiempos de los chavales vuelta a vuelta comparados con los de sus rivales. ¡¡¡Tiembla, Fernando Alonso, que viene mi niño!!!

Etiquetas:
  • Maria comentó:

    Donde queda?! Es para Chicos de 10 años?

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies