PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Consejos para tu visita al Museo del Cantábrico de Santander

Museo del Cantábrico de Santander

Museo del Cantábrico de Santander

Su nombre completo es Museo Marítimo del Cantábrico y se encuentra muy cerca del puerto de Santander. En un artículo anterior puedes ver todos los detalles de su situación, horarios, tarifas y contenido, pero ahora queremos darte unos consejos para que disfrutes más de tu visita, sobre todo si vas con niños.

  1. Recuerda que los domingos por la tarde la visita es gratis así que puedes aprovechar para verlo en ese momento. Por nuestra experiencia, no hay aglomeraciones, es un museo que se ve tranquilo y tardas una hora y media aproximadamente.
  2. El acuario, en la planta baja del edificio, es precioso y tiene un tanque central enorme lleno de peces muy grandes. A los niños los encanta.
  3. A la salida del acuario, en esa misma planta, puedes ver un espécimen de calamar gigante que se encontró en esta misma costa. Míralo con detenimiento, porque es impresionante.
  4. En medio de esa sala, si miras hacia arriba, verás colgados unos inmensos esqueletos de cetáceos. Observa especialmente el tamaño de sus vértebras (sólo con eso ya te puedes imaginar el tamaño del animal completo).
  5. Todos sabemos que los barcos pesqueros capturan a los peces con redes, pero… ¿cómo las usan?, ¿cuántos tipos hay?, ¿respetan el medio ambiente? En una de las vitrinas de la segunda planta podrás conocer los diferentes tipos de pesca en un diorama con barcos, el mar, las redes… todo.
  6. Los peces abisales se han recreado para que tengas la impresión de estar viéndolos en la oscuridad del fondo marino: sus elementos fosforescentes y… el resto de su cuerpo (recuerda a una famosa escena de la película Buscando a Nemo)
  7. Los pescadores viven en condiciones duras cuando salen a faenar. ¿Sabes lo que es dormir a cama caliente? Lo puedes entender si observas la reproducción de un camarote de pescadores con cuatro literas…
  8. Los peces se lo tragan todo, también muchos desechos que nosotros, los seres humanos, vertemos al mar. En una de las vitrinas podrás ver las nefastas consecuencias de que, por ejemplo, aun pez se le quede atravesada una anilla de plástico.
  9. Si te quieres sentir como un auténtico marino de guerra, observa esos cañones que apuntan al mar. Hasta puedes jugar a apuntarlos con esas armas de artillería y sentir el terrible fragor de una guerra naval.
  10. En la parte de arriba del museo hay una cafetería, por si quieres tomar un refresco. Eso sí, lo que de ninguna manera te debes perder son las maravillosas vistas del Cantábrico que puedes disfrutar desde aquí.
  11. Para terminar, visita la exposición temporal que haya en la primera planta. Son todas muy interesantes, por un motivo o por otro y las van cambiando, así que, aunque sólo sea por eso, no olvides volver al Museo Marítimo del  Cantábrico en Santander.

Además de esta interesante visita en Santander, desde la capital cántabra puedes contratar una inolvidable excursión a Altamira y Santillana del Mar; apetecible, ¿verdad?

Categoría: Cantabria, Museos

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies