PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Dos leyendas sobre la Torre del Oro (su brillo y para qué servía)

Torre del Oro
La Torre del Oro es uno de los emblemas de la ciudad de Sevilla

La Torre del Oro es uno de los monumentos más visitados de Sevilla y es tan conocida que, aunque no hayas estado nunca en esta ciudad andaluza, has visto su imagen muchas veces. Es una torre defensiva que se levanta muy airosa, con sus 36 metros actuales de altura, en la margen izquierda del Guadalquivir y toda su superficie brilla con reflejos de oro. Ese origen y esos brillos tienen varias explicaciones, algunas de ellas nada históricas, sino leyendas que se han transmitido como hoy las “fake news”.

Empecemos por el principio: estamos en el siglo XIII y los almohades se han instalado en Sevilla después de crear un califato en el norte de Marruecos y expandirse por el sur de Al Andalus. Son un pueblo belicoso y saben que la ciudad, aunque amurallada, necesita más protección por el río (por allí entraron ellos).

Deciden construir una torre para proteger ese acceso por el río a Sevilla, pero también por tierra. ¿Cómo? Uniendo esa nueva torre a otras dos existentes. Así, por tierra, la Torre del Oro estaba conectada a la Torre de la Fortaleza, cerca de los alcázares por un tramo de muralla. Por el río, se la unió con la Torre de la Plata, situada en la margen derecha.

Esa forma de estar unida a la muralla es lo que hace que ésta sea una torre “albarrana” (lo verás en muchas guías). No se entraba a ella como ahora, al nivel del suelo, sino que la puerta de acceso estaba más arriba, a la altura del camino de ronda de la muralla, que es desde donde entraban los soldados encargados de vigilar desde ella el río.

La cadena entre dos torres

La Torre del Oro es una construcción de origen defensivo
La Torre del Oro es una construcción de origen defensivo

Y aquí llega la primera leyenda: se dice que ambas torres defensivas estaban unidas por cadenas a través del río, de modo que ningún barco pudiese romper esa barrera. ¡Falso! Las fuentes históricas hablan de una barrera, sí, pero formada por barcazas amarradas entre sí, casi formando como un puente que impidiera el paso de otras embarcaciones.

La barrera fue inexpugnable hasta que un cántabro la rompió. En 1248, el almirante Ramón Bonifaz, por mandato de Fernando III el Santo, remontó el Guadalquivir y, con barcos de proas reforzadas y aprovechando la fuerza de la marea que subía, atravesó la línea de barcazas y conquistó Sevilla.

Por eso, la Torre del Oro está en el escudo de Cantabria junto con una nao, la cadena rota y dos cabezas musulmanas.

Escudo de Cantabria
Escudo de Cantabria

Por cierto, si quieres verla desde el río, hay un crucero por el Guadalquivir que te puede interesar. En el anterior enlace tienes toda la información.

Azulejos dorados y mucha luz

La segunda leyenda se refiere al brillo tan especial de este monumento sevillano, bien patente en su nombre de “Torre del Oro”. Siempre se ha dicho, y lo seguiréis oyendo, que se debía a que, en su origen, toda la superficie de la torre estaba recubierta de azulejos dorados que brillaban como el oro al incidir sobre ellos la luz solar. ¡Falso!

Cuando la torre se restauró en 2005, al analizar el revestimiento de su superficie, se vio que estaba formado por una mezcla de cal y de paja prensada y que eran esas briznas de paja las que lograban sacar brillos de oro a esta magnífica torre. Los árabes eran excelentes constructores y, además, estaban acostumbrados a trabajar con materiales pobres (cal, ladrillo…) pero haciéndolos parecer muy nobles con trucos como este que os acabamos de contar.

Cómo es la Torre del Oro

Ahora que conocéis la verdadera esencia de esta torre, fijaos en su estructura. Miradla de cerca. Tiene como tres pisos. Originariamente se construyó el primero, a principios del siglo XIII y por los almohades: una torre de doce lados, con aberturas estrechas (saeteras) para poder lanzar flechas desde su interior en caso de ataque. Era una torre defensiva, como hemos visto, pero también hermosa.

En la siguiente galería de fotos os dejamos imágenes de esta Torre desde diferentes perspectivas para que podáis observarla mientras os damos más detalles de su construcción:

El segundo cuerpo, más estrecho que el primero y también con doce lados, es del siglo XIV y lo mandó construir el rey Pedro I el Cruel.

El tercer cuerpo, esa especie de linterna que remata la Torre del Oro, es cilíndrico y va cubierto por una pequeña cúpula dorada. Es de 1760  y se creó tras restaurar la torre y arreglar los desperfectos que había causado el terremoto de Lisboa de 1755, que afectó a una gran parte de Andalucía.

También su cercanía al río la ha afectado, por las crecidas que el Guadalquivir ha sufrido a lo largo de la historia. Fijaos en el exterior de la Torre del Oro y veréis placas que señalan hasta dónde llegó el agua en las crecidas más importantes.

Placas conmemorativas de las crecidas del Guadalquivir
Placas conmemorativas de las crecidas del Guadalquivir

Los tesoros de América

El uso de esta torre siempre ha sido militar. Lo de que en su interior se guardaban los tesoros de América y que por eso era conocida como “torre del oro” es otra leyenda falsa (en realidad son tres ? y no dos).

Ha servido posteriormente como cárcel, como archivo y, en los últimos años, como sede del Museo Marítimo de Sevilla. Por una económica entrada, puedes ver varias piezas muy curiosas que demuestran la importancia que tuvo Sevilla en la historia de la navegación. Además, podrás acceder a la parte superior y disfrutar de unas magníficas vistas del río y de los tejados sevillanos.

Museo Naval de la Torre del Oro
Museo Naval de la Torre del Oro

Horarios y precio de la visita a la Torre del Oro de Sevilla

La Torre del Oro abre de lunes a viernes, de 9:30 a 18:45 h. Los sábados y domingos puedes visitarla de 10:30 a 18:45 h. Los festivos permanece cerrada.

En cuanto a los precios de las entradas, son muy asequibles: los adultos pagan 3 euros y los niños de 6 a 14 años, los estudiantes y los jubilados, sólo 1,50. Para los menores de 6 años la entrada es gratuita.
Además, todos los lunes la entrada es gratis para todo tipo de visitantes.

Dónde está la Torre del Oro

En este mapa puedes ubicarla, pero no tiene pérdida. Además de estar junto al río, la Torre del Oro es vecina de otra construcción muy visitada por turistas y por los propios sevillanos: la plaza de toros de La Maestranza.

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies