PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Palavas: mar y torneos sobre barcas

A mediados de agosto, Palavas les Flots celebra sus fiestas con justas medievales en el agua.

A mediados de agosto, Palavas les Flots celebra sus fiestas con justas medievales en el agua.

Hace muchos años, conocí Palavas (léase Palavás), no muy lejos de Montpellier, en el sudeste de Francia. Me llevaron principalmente para que tomase un helado gigante, un helado de esos que tomas de niño y recuerdas siempre. De esos que en España no había y que costaban una fortuna. En mi caso, mi engañosa memoria quiere recordar algo así como 600 pesetas. Como una comida en la época. Claro, el helado de Palavas es famoso y con aquel helado ya no podías volver a probar bocado.

Esta vez hemos vuelto a Palavas a continuar transmitiendo la tradición, ahora con nuestros hijos. Y por supuesto acabamos en el Glacier Catalan. Hay más heladerías en Palavas, pero es aquí donde hay que tomarlo. Tanto éxito que ahora no tienen una terraza, sino dos, a la orilla del río Lez, justo antes de desembocar en el Mediterráneo.

Los niños de ahora ya no se impresionan por nada, todo tiene tamaño XXL y el helado gigante simplemente les pareció un buen punto y final para celebrar el cumpleaños del pequeño. Quizá realmente no sean tan grandes ahora y por seis euros ya te puedes “poner morado” y disfrutar como un niño.

Grandes helados en Palavas

Grandes helados en Palavas

Justas y torneos en el agua

En esta ocasión, mediados de agosto, Palavas les Flots celebra sus fiestas. Es un punto de atracción para muchos franceses por sus playas. Pero, cuando ves los coches en el margen de la carretera aparcados antes de entrar, ya te imaginas cómo va a estar el parking en altura situado a la entrada del pueblo. Muy aconsejable dejar allí el coche y caminar hasta el restaurante –las desembocaduras nunca tienen una orografía rompepiernas–; casi todo el mundo lo hace, así que tampoco nos extrañó cuando el vigilante nos avisó de que apenas quedaban plazas y que, cuando se acabaran los fuegos artificiales y todo el mundo empezar a marcharse, hacia medianoche, hasta las dos de la madrugada probablemente no se desatascaría.

A mediados de agosto, Palavas les Flots celebra sus fiestas con justas medievales en el agua.

A mediados de agosto, Palavas les Flots celebra sus fiestas con justas medievales en el agua.

Haciendo honor al apellido del pueblo, Flots (que significa agua), el plato fuerte de las fiestas es un torneo al estilo medieval, con lanza y escudo, pero en lugar de caballo, subidos en barcazas: “les joutes”(que podríamos traducir como “justas”). Cuando la noche ya ha caído, empieza el torneo, con una decena de remeros en cada lancha, un speaker, una banda de música apoyando a los marinos rojos, otra a los azules y… a la carga. Los botes con sus lanceros subidos en sus castilletes, a bastantes metros sobre el agua, se cruzan y saludan, para volver a cruzarse y batirse en duelo hasta que uno de los dos cae, para regocijo del público. Y otra vez más, y otra. Todo esto se puede ver desde la grada principal, a pie, o incluso cenando en las mesas que todos los establecimientos gastronómicos colocan en el muelle de ambas orillas. Mejor verlo en este vídeo, porque, si te lo cuentan, cuesta hacerte a la idea.

Vídeo: justas medievales en Palavas

Cenar en Palavas

Típico pueblo playero, fuera de la temporada estival Palavas puede parecer tranquilo, pero en pleno agosto lo difícil no es seleccionar el restaurante donde te apetece cenar, sino encontrar uno que tenga sitio para ti y tus niños. Sin embargo, fuera de los dos muelles, cuando parece que la zona de actividades se ha acabado, al lado del casino, nos hemos encontrado uno de esos restaurantes que encantan a los niños. El reclamo de la marquesina lo dice todo: “Mejillones y patatas fritas a voluntad por 14,95 euros”. Pues eso es, barra libre de mejillones al vapor con algunas especias.

Fotos: Palavas les Flots, justas y cena

Una enorme marmita estilo Panoramix se abre de cuando en cuando y allá que los comensales se levantan a recargar de mejillones una de las dos cazuelas que hacen de platos, la segunda es para no quemarse en el transporte y para echar las conchas vacías. Mientras llegan las primeras andanadas de mejillones y en los tiempos muertos, bandejas de patatas recién fritas, punto clave del éxito infantil. Un euro por cada bote de salsa al gusto, roquefort, curry… Si llegan a tener barra libre de refrescos, mis hijos habrían ido a abrazar al dueño. Vale, los mejillones eran de todo tipo: más o menos blanquecinos, más o menos grandes, pero acabas bien comido, sin duda. Y, por dos euros suplementarios, rematas la faena con dos bolas de helado. No, los fuegos artificiales de las fotos, que vimos desde la terraza, no están incluidos siempre, solo en fiestas 😉

Categoría: Francia

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies