PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Un día en el parque Aquopolis con niños

Atracción del parque acuático Aquopolis

Atracción del parque acuático Aquopolis

Hemos pasado el día en el parque acuático Aquopolis. Como vivimos en Madrid, hemos ido al de Villanueva de la Cañada, pero hay varios Aquopolis en toda España, que pertenecen al grupo Parque Reunidos. En nuestro país existen bastantes parques acuáticos de este tipo (con toboganes, piscinas de olas y todo tipo de atracciones con agua), sobre todo en zonas de costa.

En este enlace puedes ver los parques acuáticos mejor valorados de España. El caso es que en Madrid no tenemos mucho donde elegir: el Aquopolis de Villanueva o el de San Fernando de Henares (pero este último tiene muchas críticas negativas por lo anticuado de sus instalaciones).

Instalaciones de Aquopolis

Instalaciones de Aquopolis

Nuestra experiencia ha sido en un domingo de agosto, en familia y con dos niños de 12 y 8 años (uno mide más de 1,40 m; el otro aún no). En un próximo post, os damos unos consejos para preparar y disfrutar vuestra visita en familia al Aquopolis.

Accesos y parking en el Aquopolis de Villanueva

aquopolis-11

Atracción en Aquopolis

Casi todo el mundo va en coche al Aquopolis, sobre todo por la cantidad de cosas que hay que llevar: toallas, comida, nevera… Hay un parking de pago (3 euros), asfaltado y, junto a él, un espacio de tierra gratuito bastante grande, pero los accesos se bloquean a la hora de la apertura (las doce de la mañana), y la organización pone conos y cierra un carril de la vía de acceso, con lo que se monta una entrada coche a coche en la que puedes tardar un buen rato.

Por esa razón, mucha gente opta por parar un momento, dejar a la familia con los bultos cerca de la entrada del parque y luego aparcar por las inmediaciones. Eso es lo que hicimos nosotros y la verdad es que aparcamos sin problemas.

Hay también un autobús que te deja la entrada (el 627 desde Moncloa y el 581 desde Príncipe Pío).

Entradas: precios de Aquopolis en taquilla y en la web

Colas de espera para las atracciones de Aquopolis

Colas de espera para las atracciones de Aquopolis

La segunda gran cola del día es la de las taquillas. No hay duda: lo mejor es comprarlas por Internet. Tienen mayores descuentos y, además, incluso si tienes descuentos (por family check, por ejemplo) los puedes aplicar online y obtener tu entrada. Al llegar a Aquopolis, ya no tendrás que esperar para comprarlas.

aquopolis-02

Instalaciones de Aquopolis

Los precios son muy variables: dependen del día de la semana y de si es un día de alta afluencia de público o no. En la web te indican el precio según tu selección. La diferencia entre adultos y niños no es por la edad, sino por la altura. A partir de 1,40 m de altura, ya se es adulto a efectos de precio de la entrada (y también marcará, ya dentro del parque, el acceso o no a las diferentes atracciones).

El precio más bajo de una entrada de adulto es de 15,90 euros si la compras online y de  25,95 euros si la compras en taquilla. La infantil es también de 15,90 por la web y de 20,95 en taquilla.

Colas de espera para las atracciones de Aquopolis

Colas de espera para las atracciones de Aquopolis

Al calcular el precio de las entradas, puedes añadir a la entrada normal algunos extra que no se pueden comprar en taquillas ni en la web, sino que, una vez que entras en el parque, encargas en el punto de Atención al Visitante: la zona VIP (unos 70 euros por contar con una tienda individual con hamacas y una taquilla que podrás disfrutar en familia sin aglomeraciones) y, sobre todo, el “Speedy Pass” (unos 15 euros por no tener que esperar la cola normal, este es casi imprescindible si quieres pasártelo bien en el parque y no esperar horas y horas); también puedes alquilar tumbonas en la Malibu Beach.

Fotos de Aquopolis

Para conseguir buenos precios, consultad las webs de cupones o conseguid un family check (http://www.familycheck.es/) de los que se reparten en muchas empresas o que puedes pedir que te envíen a casa.

Acceso a Aquopolis: fotos, tumbonas, césped y mesas para comer

Parque Aquopolis, en la provincia de Madrid

Parque Aquopolis, en la provincia de Madrid

Ya con tus tickets, dirígete a la entrada, en la que se produce otra aglomeración. Lleva tus entradas en la mano, así irás más deprisa. Los horarios de apertura van de las 12 del mediodía a las 7 o las 8 de la noche según los días. Nada más pisar el parque, varios jóvenes empleados intentarán captarte para hacer una foto de entrada que luego podrás comprar.

Allí mismo tienes el punto de atención al visitante donde puedes comprar los extra que decíamos antes (zona vip, Speedy Pass, tumbonas…), la zona de taquillas por si quieres dejar tus objetos de valor (recomendable), vestuarios y servicios. Puedes recoger un plano del parque (también hay paneles grandes que lo reproducen) para hacerte una idea de dónde está cada atracción.

Los visitantes más experimentados llegan pronto para estar los primeros y, en cuanto entran, se lanzan a la caza de las tumbonas blancas gratuitas que están diseminadas por las zonas de césped. Los que llegamos más tarde o no vamos a la caza tenemos que contentarnos con espacios de césped en los que poner las toallas (en un domingo como el que fuimos nosotros, a las doce y media de la mañana ya no quedaban casi ni espacios libres en el césped).

Hay zonas de mesas en las que está prohibido poner las cosas para “reservar” la mesa (de hecho, hay un cartel que lo deja bien claro), pero ése es otro de los botines perseguidos por los más “listillos”, que dejan sus bolsas de comida y neveras de camping en las mesas en cuanto llegan y así las tienen para la hora de la comida.

Atracciones de Aquopolis

Instalación acuática de Aquopolis y puesto de socorro

Instalación acuática de Aquopolis y puesto de socorro

Una vez instalados en nuestro espacio (en nuestro caso, un trocito de césped junto a la zona de arena), el funcionamiento del parque es fácil. Te pones crema solar y vas en traje de baño a la atracción que te interese. Esperas una cola hasta que te toque tu turno y… a disfrutar.

No puedes llevar gorra ni gafas de sol, porque no puedes usarlas en la atracción; no puedes llevar chanclas, porque no puedes usarlas en la atracción. Pero el suelo es de cemento y se pone a una temperatura casi insoportable yendo descalzo. ¿Solución? Llevar zapatillas de baño de esas que se adaptan a los pies y no van colgando como las chanclas.

Vimos niños que van con esa especie de calcetines de natación que se usan en los cursillos para aprender a nadar, pero la mayoría –adultos y niños– van descalzos (lo que no es ni seguro, porque el suelo resbala en muchas zonas; ni higiénico (pensemos en hongos y demás); ni agradable, porque te vas quemando continuamente y hay que estar mucho rato de pie aguantando cola).

'Playa' de Aquopolis

‘Playa’ de Aquopolis

El problema más grave –pero mucho– son las colas de espera. Para una atracción normal puedes estar alrededor de media hora; para las mejores, ese tiempo puede llegar a las dos horas de espera. Ves las colas y se te queda la moral por los suelos, pero… ¿qué remedio te queda si quieres montar? En las webs de opiniones (como Trip Advisor), la valoración de la gente sobre Aquopolis es pésima en este aspecto. Los responsables del parque contestan diciendo que para eso existe el Speedy Pass, con el que puedes saltarte la cola, pero el día que nosotros fuimos hasta eso se agotó rápidamente.

La solución que pide la gente es que pongan un número máximo de entradas a la venta para que el parque no esté tan masificado (así estaría más limpio también), pero eso, claro, va contra un negocio como éste. La otra solución es no ir en fin de semana, que es cuando está a reventar (damos fe de ello ;-().

Antes de esperar en cada atracción, si vas con niños pequeños, debes comprobar que miden el mínimo requerido. Si no, no podrán montar. Esa es otra de las quejas de muchos visitantes: los niños de menos de 1,20 m pagan lo mismo que un niño más alto y no tienen apenas atracciones en las que montar.

En algunas atracciones, como la piscina de olas, tienen animadores tipo DJ con música y baile para hacer que la gente se lo pase mejor. De vez en cuando hay otras pequeñas animaciones (el día que fuimos nosotros sacaron a dos Supernenas enormes para que los niños se hicieran fotos con ellas).

Cuando logras llegar a la atracción y disfrutarla, está claro que es muy divertido y a los chavales les encanta, pero se tarda tanto tiempo haciendo cola que apenas te da tiempo a montarte una vez en cada una (eso con suerte). Los empleados ayudan y la mayoría son majetes (se nota que son jóvenes ejerciendo un trabajo temporal de verano) y serviciales.

Hora de la comida en Aquopolis

Lo mejor es que os llevéis vuestra propia comida. La mayor parte de los visitantes de Aquopolis lo hacen así: se llevan bocatas, tortilla, la nevera de camping con bebidas… como un picnic cualquiera. Si no, en el parque hay varios tipos de establecimientos de comida rápida (bocadillería, burguer, cafetería, heladería…) y un autoservicio.

Los precios son caros, ya os lo podéis imaginar, ocurre en todos los parques temáticos, así que cada uno debe tomar su decisión según lo que le convenga. Nosotros llevamos nuestra comida y luego nos tomamos un café con hielo en la cafetería (1,70 euros).

Vídeo: así son las atracciones de Aquopolis

Incluimos aquí un vídeo que os va a gustar. Son dos jóvenes que se dedican a probar parques temáticos de todo tipo y a contarlo en vídeo. No os lo perdáis…

Categoría: Parques temáticos

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies