PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Intercambiar la casa para viajar en familia

Casa de intercambio en Ezcaray (País Vasco), anunciada en Intervac.

Casa de intercambio en Ezcaray (País Vasco), anunciada en Intervac.

Los viajes son siempre caros, especialmente todo lo que se refiere a estancias y comidas, ya que el desplazamiento en sí mismo es casi lo más asequible, sea en coche, en avión, en tren, en autobús… A nosotros nos gusta mucho viajar, tanto por España como a otros países. Con tres hijos, hemos extremado los criterios de seguridad, así que en estos años hemos viajado con ellos, cuando hemos ido al extranjero, sólo a países europeos. Desde que empezamos a viajar con ellos, siempre que nos planteábamos surgían los mismos inconvenientes:

  • Somos cinco: en un hotel tenemos que coger al menos dos habitaciones. Aparte del gasto, no los vamos a dejar solos a ellos en una habitación, así que los padres nos tenemos que repartir en las dos habitaciones, lo que nos quita intimidad y resulta engorroso para la “logística” diaria.
  • Comer en restaurantes todos los días del viaje es un suplicio: a los chicos no les gustan las comidas muy elaboradas, que pagamos y acaban tirando en su mayor parte; al final vamos a restaurantes con menú infantil y los chicos acaban comiendo siempre hamburguesa o pasta o pizza… nada de comida sana.
  • Tras un día de visitas y actividades, llegamos al hotel y no hay ni mucho espacio para estar todos juntos y relajados, ni juguetes para que ellos jueguen ni un espacio acogedor, sino la impersonalidad de una habitación de hotel
  • Hay pocas oportunidades de no sentirse como un turista ni de entablar relaciones con gente de la ciudad que visitamos.
Casa de intercambio en EEUU anunciada en Intervac.

Casa de intercambio en EEUU anunciada en Intervac.

Hasta que un día una amiga francesa me contó que ella, para sus vacaciones, intercambiaba su casa con familias de otras ciudades y de otros países. Al principio, la idea nos pareció rara, incluso peligrosa y nos surgieron un montón de preguntas: ¿no te roban?, ¿no sientes invadida tu intimidad?, ¿cómo sabes que, cuando vuelvas, tu casa no va a estar destrozada? Mi amiga nos explicó que todo lo organizaba a través de una web (Intervac.com) en la que uno se da de alta publicando fotos y características de su casa, de su familia, las ciudades y los países con los que querría realizar el intercambio. Luego puede buscar a otras familias que quieren realizar intercambios con su ciudad y contactar con ellas por mail o teléfono o bien esperar a que otra familia te contacte. La tarifa por ver todos los datos de las personas dadas de alta en la web ronda los 150 euros anuales (si se entra sin ser socio, se ven las casas, pero no los datos para contactar con las familias).

Tras vencer nuestras primeras dudas, decidimos apuntarnos e intentarlo. No nos ha podido ir mejor, estamos encantados. Desde que formamos parte de la comunidad de Intervac hemos hecho intercambios con Londres, París, La Haya, Venecia, Barcelona, San Sebastián, Huelva

Un gran ahorro en vacaciones… aunque hay más ventajas

El sistema está lleno de ventajas. Aunque la más evidente parezca el ahorro en alojamiento y comida —algo innegable— los puntos positivos van mucho más allá y la gente que intercambia su casa lo suele hacer precisamente porque así puede conocer el país o la ciudad que visita “desde dentro”, pues está obligado a realizar las mismas tareas que un ciudadano autóctono: hacer la compra, sacar la basura, relacionarse con los vecinos, saber cómo funciona el sistema de alarma… Vives en las mismas condiciones de la persona con la que has intercambiado la casa.

Página principal de Intervac

Página principal de Intervac

Cuando llegas a casa cansado por la tarde, los niños tienen una habitación y juguetes y libros con los que entretenerse, tú te puedes tomar una cervecita sin que te cueste un ojo de la cara, quedarte tranquilamente viendo las noticias en el salón, mientras los chicos están a su aire en sus dormitorios… Eso por no citar las oportunidades de practicar otras lenguas, mucho más frecuentes que cuando eres un “turista de hotel”.

Hay otras webs de este tipo (y hemos probado algunas de ellas, ya que casi todas tienen periodos de prueba para captar nuevos asociados), pero  la de Intervac es la que más nos gusta porque une una gran cantidad de casas en la base de datos con un muy buen sistema para encontrar partners de intercambio, realizar búsquedas segmentadas (sólo gente de Francia que quiera realizar un intercambio con España, por ejemplo) y además la base de datos no está viciada con empresas que sólo quieren alquilar apartamentos y se “disfrazan” de usuarios normales.

Nunca hemos tenido problema alguno, las personas son muy respetuosas y, finalmente, este intercambio se basa en la confianza mutua: tú estás en mi casa mientras yo estoy en la tuya…

Escrito por Isabel Gª Casado

Isabel Gª Casado

  • Charo Ocaña comentó:

    Estoy de acuerdo contigo en todo. La idea de Intervac es genial. Estuvimos varios años, cuando nuestros hijos eran más pequeños y resultó fantástico. Los dos últimos años hemos veraneado en nuestro piso de la playa. Os apetecería intercambiar dos semanas de Agosto en Rota? Un saludo.

  • lorena comentó:

    Que bueno que cuentes tu experiencia para que muchas otras familias se animen.
    Definitivamente para viajar con niños es un sistema ideal ya que un hotel es incomodo y nunca tendrás las plenas comodidades de un hogar.
    Confianza y respeto mutuo son los pilares fundamentales de este sistema.
    Un abrazo

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR