PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

5 curiosidades de la Catedral de Valencia que te dejarán boquiabierto

Puerta de los Apóstoles y Miguelete

Puerta de los Apóstoles y Miguelete

No, no, esta no es una catedral cualquiera. La catedral de Valencia guarda muchos secretos, historias de reyes y lugares especiales… Vayas solo, en pareja o en familia (a los niños les encantan estas cosas misteriosas), no te pierdas estás 5 curiosidades de la Catedral de Valencia:

¡Aquí está el Santo Grial!

Imagen del Santo Cáliz de Valencia

Imagen del Santo Cáliz de Valencia

Pobre Indiana Jones, buscando el Santo Grial en Tierra Santa… No, no, frío, frío… El Santo Cáliz, el auténtico, está en la Catedral de Valencia, en la capilla que lleva su nombre (Capilla del Santo Cáliz). Para quien no lo sepa: el grial es la copa que usó Jesucristo en la Última Cena y ha sido un objeto de culto a lo largo de los siglos, sobre todo porque nadie sabía bien dónde estaba. Los caballeros de la Mesa Redonda lo buscaron, los soldados de las Cruzadas lo buscaron…, pero nadie lo encontró.

Claro, según la tradición valenciana, aquella copa se la quedó San Pedro después de la Última Cena y la llevó a Roma, donde los sucesivos Papas la tuvieron custodiada. En el siglo III, el emperador Valeriano empezó a perseguir a los cristianos y entonces el Papa Sixto II le dijo a su diácono de confianza, que era hispano (el que luego sería San Lorenzo), que se la llevara y la escondiera. Lorenzo se la llevó a Huesca y allí estuvo escondida hasta que en el siglo XIV se la entregaron al rey de Aragón, que la tuvo en Zaragoza hasta que finalmente fue depositada en la Catedral de Valencia.

Este grial o copa de Cristo era solo la parte de la taza, no las asas ni el pie ni las joyas que podéis ver ahora, que fueron añadidas en la Edad media (ya sabéis que Jesús no tenía esas riquezas…).

¡Mira la puerta de las 14 cabezas!

Puerta de l'Almoina o de los Arcos

Puerta de l’Almoina o de los Arcos

Busca la puerta más antigua de la catedral, la que es de tipo románico: muy sencilla, con arcos semicirculares (arcos de medio punto) y encuadrada como en una puerta más grande cuadrada, con dintel. Esa es la Puerta de l’Almoina, que significa Puerta de la Limosna (porque era vecina a la llamada Casa de la Limosna, donde se ayudaba a las personas necesitadas).

Cabezas leridanas de la catedral de Valencia

Cabezas leridanas de la catedral de Valencia

Si te fijas bien en la parte superior (en ese recuadro que enmarca a la puerta propiamente dicha), verás siete parejas de cabezas, catorce en total. Representan a los primeros pobladores que llegaron aquí desde Lérida cuando Valencia fue reconquistada a los musulmanes, en el siglo XIII. Fueron los pioneros que se atrevieron a vivir en esta tierra nuevamente cristiana y que, además, no llegaron solos: se trajeron, según cuenta la tradición, 300 doncellas para que se casaran con los soldados del rey Jaime I, que fue quien rescató a la ciudad del poder musulmán.

Son tan importantes que, bajo sus cabezas, grabaron sus nombres. Leedlos, son curiosos. Os ponemos un ejemplo: “En Pere am Na Maria, sa muller” (Don Pedro con Doña María, su mujer).

El Miguelete, desde el Carrer del Micalet

El Miguelete, desde el Carrer del Micalet

Sube al Miguelete por la escalera de caracol

Pegada a la catedral de Valencia hay una torre de más de 50 metros de altura, que es el campanario de la catedral. Pero es mucho más: es un símbolo de Valencia y se llama el Miguelete. Todo el mundo la conoce y, cuando estés allí, atrévete a subir los 207 escalones de unos 25 cm de altura cada uno de su gran escalera de caracol. No es fácil, cuesta un buen esfuerzo y la recompensa es, al llegar arriba, disfrutar de unas maravillosas vistas de la ciudad de Valencia, claro. No es una torre redonda, sino octogonal (tiene ocho lados) y cuenta con 11 campanas en total, todas con sus nombres. Una de ellas, la mayor, es la encargada de dar las horas y su nombre es… ¡Miguelete! ¡Por eso esta torre se llama Miguelete! Es un  reconocimiento a su campana más importante (de 1539, por cierto, que ya tiene unos añitos).

¿Un Tribunal de las Aguas? ¿Eso qué es?

Tribunal de las Aguas

Tribunal de las Aguas

Sitúate de nuevo en el exterior de la catedral, pero esta vez en la Puerta de los Apóstoles (la que es de estilo gótico, con las figuras en piedra de los discípulos de Jesús). Ahora no verás más que una puerta de la catedral, pero cada jueves a las 12 de la mañana, aquí se sientan unos jueces muy particulares que deciden sobre pleitos también muy especiales: el Tribunal de las Aguas.

Es la institución de justicia más antigua de Europa. Proviene de la Edad Media, ya existía en época de Al Andalus y luego continuó bajo poder cristiano. Se encarga de dirimir los conflictos sobre el uso y aprovechamiento del agua entre los regantes de las 8 acequias de la Huerta Valenciana. Está formado por 8 “jueces” llamados síndicos, cada uno en representación de una acequia, y son presididos por uno más, elegido por ellos para un periodo de dos años.

Aquí no hay papeles ni documentos, es todo oral, pero sus decisiones se respetan de manera estricta. Si estáis en Valencia un jueves, podéis ir a verlo, porque es público, aunque todo en valenciano. El alguacil llama al denunciante, que expone el conflicto; luego llega el denunciado que da su versión y responde a las preguntas que le hagan. Se retiran y los síndicos (salvo el de la acequia afectada, para garantizar la imparcialidad) deciden y se comunica a todas las partes.

El Tribunal de las Aguas de Valencia es rápido, efectivo y… barato. A ver si tomamos nota en otros ámbitos…

Las pinturas secretas con alas y violines

qDetalle de los frescos renacentistas de la catedral de Valencia

Detalle de los frescos renacentistas de la catedral de Valencia

Ya dentro de la catedral, id a la capilla mayor (donde está el altar) y fijaos en sus paredes. Veréis pinturas multicolores de diez grandes ángeles que llevan instrumentos musicales. Son pinturas al fresco, de estilo renacentista y tienen una historia muy chula…

En el siglo XIV, el entonces obispo de la catedral fue nombrado Papa de Roma con el nombre de Alejandro VI. Fue él quien trajo a pintores italianos para que decoraran esta zona central de la catedral con esos frescos maravillosos.

Pero en el siglo XVII, el obispo de ese momento decidió dar mayor protagonismo al retablo de plata y lo rodeó de placas de mármol que taparon las pinturas, que, ocultas, pasaron al olvido. En 2004 hubo que restaurar el retablo y… ¡oh, sorpresa! Por un hueco uno de los restauradores vio algo que le llamó la atención, lo abrió más y… las maravillosas pinturas renacentistas volvieron a ser visibles. Míralas con atención: después de tanto tiempo ocultas, les gusta que las admiren?

Tip: Valencia tuvo un importante papel en la Guerra Civil Española, ¿lo sabías? Si te interesa el tema puedes aprovechar tu visita para hacer un viaje en el tiempo y conocer el papel que tuvo Valencia en la contienda en esta interesante ruta de la Guerra Civil por Valencia.

Categoría: Historia, Museos, Valencia

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies