Toledo

El Toboso: visita con niños al pueblo de Dulcinea

Plaza Mayor de El Toboso, con su estatua de Dulcinea

En una ruta del Quijote en familia, no puede faltar una visita con los niños a El Toboso, el pueblo de Dulcinea, la amada del personaje creado por el genial Cervantes.

El Toboso es una villa manchega que se encuentra en la provincia de Toledo, no muy lejos de Belmonte o de Campo Criptana. Claro, hay que partir de la base de que Dulcinea es un personaje literario, el imaginado por don Quijote, como lo es también el personaje “real” que Sancho conocía (Aldonza Lorenzo, que tampoco existe, claro).

Casa de Dulcinea, en El Toboso

Por todo eso, suena raro decir que en El Toboso hay que visitar la casa de Dulcinea, pero es que existe tal edificio, como también un precioso monumento a Don Quijote y Dulcinea, un museo de humor gráfico sobre Dulcinea, un museo cervantino y una iglesia parroquial de San Antonio que es lo mínimo que hay que visitar si vienes a El Toboso.

Lo más fácil es que os dirijáis antes de nada a la plaza mayor, porque allí se encuentra la oficina de turismo, que organiza visitas guiadas y rutas muy interesantes (nocturna, monumental, la de los pozos…), preguntad y haceos vuestro propio programa.

Imagen de Dulcinea en un depósito de agua de El Toboso.

Nosotros, como visitamos El Toboso en familia, nos centramos en lo esencial. Además, callejeamos, como hacemos siempre, para descubrir rincones curiosos (la pintura que hicieron los jóvenes del pueblo en el depósito de agua con la imagen de Dulcinea nos encantó).

El Toboso es un pueblo pequeño pero tiene todos los atractivos de una villa manchega en la que parece que el tiempo se ha detenido… Os lo contamos.

La casa de Dulcinea existe

Estancia de la casa de Dulcinea del Toboso

En una de las callecitas del pueblo, existe este edificio histórico que alberga lo que más bien es un museo etnográfico, porque recrea la vida de los hidalgos ricos del siglo XVII. Es una casona con patio, bodega, corrales, pozos y molino. Pertenecía a los Martínez Zarco de Morales, una familia rica y hasta con escudo (los dos que aparecen en la fachada). ¿Qué tiene que ver esta morada de hidalgos con don Quijote y Dulcinea? Pues que aquí vivió Ana Martínez Zarco, que, dicen los entendidos, inspiró a Cervantes el personaje de la amada de don Quijote.

Si os fijáis, veréis que la casa de Dulcinea está construida con ladrillo cubierto con mampostería y encalado, salvo la portada, que es de piedra y, como colofón tiene una pequeña torre (de hecho, en el pueblo la llaman la casa de la torrecilla).

En esta visita a la casa de Dulcinea se ve la cocina y la despensa con todos sus enseres, que para los niños resulta muy curioso, porque pueden compararlo con lo que tenemos hoy en día en nuestras cocinas. También puedes ver un dormitorio de la época, con su calientacamas, el estrado de las damas donde hilaban (hay un huso y una rueca), tapices, braseros… todo muy diferente a lo actual, claro. La entrada, cuando estuvimos nosotros, antes del coronavirus, costaba 3 euros (1,50 con entrada reducida) y abrían de martes a sábado: de 09:45 a 13:45 y de 15:00 a 18:15 h. Los domingos, de 10:00 a 14:00 h. Cerraban los lunes.

Un museo con quijotes en chino

Fachada del Museo Cervantino de El Toboso

El Museo Cervantino existe desde los años ’20, es una exposición de ediciones del Quijote escritas en más de 70 lenguas, algunas muy curiosas como la que está escrita en lengua celta, la escrita en chino o la primera edición en euskera. En total hay más de 700 y algunas están dedicadas por personajes famosos que las donaron a este museo de El Toboso.

Museo de Humor Gráfico… sobre Dulcinea

Museo de humor gráfico sobre Dulcinea en El Toboso.

El dibujante y humorista José Luís Martín Mena cedió, para la creación de este museo, su colección de dibujos e ilustraciones sobre la figura de Dulcinea, realizados por importantes humoristas españoles y extranjeros.

La plaza mayor de El Toboso

Monumento a Don Quijote y Dulcinea en El Toboso

En esta plaza llama la atención la gran Iglesia Parroquial de San Antonio y el monumento que el pueblo de El Toboso levantó a Dulcinea y a su enamorado Don Quijote. Son figuras metálicas (mira la galería de fotos), pero no podían faltar en este pueblo, claro. No te pierdas tampoco las fachadas de las casas que configuran la plaza.

Dónde está El Toboso

El Toboso es un pueblo pequeño hecho grande por Miguel de Cervantes. Se encuentra en la provincia de Toledo; este mapa te ayudará a localizarlo.

Fotos de El Toboso, el pueblo de Dulcinea

En esta pequeña galería de fotos encontraréis algunos detalles del pueblo de Dulcinea, en La Mancha, en la provincia de Toledo:

En otros lugares cervantinos se pueden realizar, también, otras rutas relacionadas con el Quijote, por ejemplo, esta Ruta de Cervantes por Alcalá de Henares.

Isabel Gª Casado
Share
Publicado por
Isabel Gª Casado

Recent Posts

Dónde hacer actividades de astronomía con niños

La astronomía es muy divertida si te la cuentan bien, si experimentas y si puedes… Read More

1 día hace

Qué hacer en Conil de la Frontera con peques

El Conil que nosotros conocemos, el de principio de verano, muestra una belleza natural tal… Read More

4 días hace

Claves del Museo del Chocolate de Astorga

Astorga fue capital española del chocolate a mediados del siglo XX, pero poca gente lo… Read More

5 días hace

Castillo templario de Ponferrada: visita con niños

En Ponferrada, León, hay un monumento que destaca sobre la ciudad y que hemos estado… Read More

6 días hace

‘El Nocturnario’: actividades de astronomía para familias en Madrid

Mirar las estrellas, entender las constelaciones, observar la luna, escuchar historias… Hemos tenido el privilegio… Read More

1 semana hace

Qué ver en Belmonte con niños

Esta villa de la provincia de Cuenca tiene el encanto que le proporciona su increíble… Read More

1 semana hace