PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Cómo subir a la Giralda de Sevilla con niños

Vista de la Giralda de Sevilla
Vista de la Giralda de Sevilla

La Giralda es quizá el monumento más conocido de Sevilla. Este minarete almohade transformado en torre campanario de la catedral no puede faltar en nuestra visita a Sevilla en familia. Te contamos cómo es, te damos los datos prácticos para que organices tu visita y te damos las claves para que puedas subir hasta lo más alto de la Giralda con tus niños.

Cosas curiosas sobre la Giralda de Sevilla

Vista de Sevilla desde la Giralda
Vista de Sevilla desde la Giralda

En la Giralda se mezclan en realidad varias torres. Fue construida a finales del siglo XII por los almohades (el mismo pueblo árabe que hizo construir la Torre del Oro, por ejemplo) como minarete de la mezquita. Copiaron sus formas del minarete de la mezquita de Marrakech y, como en todas las mezquitas, era el lugar desde donde el almuédano llamaba a la oración a los fieles.

Más tarde, en 1248, Fernando III el Santo reconquista Sevilla y transforma la mezquita en iglesia, la que será la futura catedral. El minarete se convierte entonces, gracias a algunos añadidos, en torre campanario. Así ha llegado hasta nuestros días.

El Giraldillo

Reproducción de la veleta de la Giralda
Reproducción de la veleta de la Giralda

Si la miráis de abajo arriba veréis que tiene dos partes. Los dos primeros tercios son la construcción almohade y el último tercio es la parte añadida por los cristianos. Arriba del todo, sobre una gran bola y a modo de veleta hay una figura femenina, la Fe, que puede girar señalando la dirección del viento: el Giraldillo. De él recibe su nombre esta magnífica torre sevillana: la Giralda.

Algo muy curioso de la parte musulmana de la Giralda es que se construyó en parte con restos de edificaciones romanas: algunas de ellas tienen inscripciones visibles (hablan de transporte de mercancías como el aceite). Todo el tramo del antiguo minarete es de sección cuadrada. Sobre él se halla el campanario (también cuadrado), que alberga nada menos que 24 campanas (unas suenan con badajo y otras volteándose). 

Detalle de la Giralda de Sevilla
Detalle de la Giralda de Sevilla

Sobre él, sucesivamente, se superponen: cuatro jarras de azucenas en bronce; el llamado cuerpo del reloj (este ya del siglo XVIII); el cuerpo de las estrellas, en cuyo interior cuelga una campana, la más antigua de la torre, conocida como “San Miguel de las Victorias” (todas tienen nombres así, sencillitos); el cuerpo de las carambolas, redondo y con unas bolas de piedra como remates.

Por último, está el penacho, terminado en una cúpula y una esfera de bronce  (conocida como la tinaja) sobre la que se apoya la veleta el Giraldillo. Esta imagen de bronce es de 1568 y, si la queréis admirar de cerca, no tenéis que volar, porque hay una copia exacta en tierra, justo en la entrada a la catedral por la que acceden los turistas (la entrada de la puerta de San Cristóbal o del Príncipe).

¿Escaleras? Nooo

Rampa de acceso a la Giralda
Rampa de acceso a la Giralda

Para subir por dentro de esta altísima torre y llegar hasta el campanario, no hay escaleras. Esto la hace más fácil para los niños. ¿Cómo se sube entonces? Pues recorriendo 34 rampas. Son además muy anchas, por lo que, si te cansas y te paras a recobrar el aliento, no molestas ni interrumpes el trasiego de gente que sube y baja. Otra ventaja para no renunciar a ese ascenso si vas acompañado de niños pequeños.

Esa estructura tan particular se debe a que el almuédano, el que llama a la oración a los fieles musulmanes, debía subir a este minarete 5 veces al día y, para no agotarse, lo hacía a caballo (y el animal no podría haber subido de haber existido escalones).

Eso sí, en el último tramo, para acceder al campanario, hay 17 peldaños. Como veis, es un ascenso del que no os tenéis que privar si vais en familia. Lo mejor es que, una vez arriba, las vistas sobre la ciudad son magníficas. Tampoco os perdáis la vista desde arriba sobre el patio de los naranjos.

Fotos nuestra visita a la Giralda de Sevilla

En la siguiente galería de fotos os dejamos algunas instantáneas de nuestra visita famliar a la Giralda de Sevilla, y de las vistas de Sevilla desde la Giralda 🙂

¿Se puede subir a la Giralda sin visitar la Catedral de Sevilla?

En realidad, no. El ticket de la visita (más abajo te damos toda la información) incluye al menos la catedral. Si solo queréis ver la Giralda, pero no queréis tirar el dinero, aprovechad las visitas gratuitas de los lunes.

Si queréis enteraros bien de todo, aquí tenéis una visita en la que un guía os explicará bien la catedral, la Giralda y hasta los Alcázares.

Dónde está la Giralda (sí, en Sevilla)

No puede estar más céntrica, esbelta y adosada a la catedral. Imposible no verla, pero, por si acaso, aquí tenéis el plano en el que podéis ubicarla.

Horarios y precios de las entradas

La Giralda de Sevilla se visita conjuntamente con la catedral (enlace al post) y, por tanto, en el mismo horario:

  • Lunes: de 11:00 a 15:30
  • Martes a sábado: de 11:00 a 17:00
  • Domingos: de 14:30 a 18:00

Durante los meses de julio y agosto (excepto 17 y 25 de julio), abre:

  • Lunes de 10:30 a 16:00
  • De martes a sábado de 10:30 a 18:00 
  • Domingos de 14:00 a 19:00

Cierra el 1 y 6 de enero, 25 de diciembre. Tiene horario reducido (11:00h a 13:00h), el 5 de enero y el 24 y 31 de diciembre

Tarifas para visitar la Giralda

  • Entrada general: 9 €
  • Entrada reducida: 4 € Pensionistas / Estudiantes de hasta 25 años
  • Entrada gratuita: Naturales o residentes en la Diócesis de Sevilla, menores de hasta 14 años acompañados de un adulto, discapacitados en grado superior al 65% (con acompañante gratuito cuando sea requisito indispensable para el discapacitado), desempleados.
Categoría: Historia, Sevilla

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies