PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

7 esculturas de Gijón que no te puedes perder

Ruta por las mejores esculturas de Gijón

Ruta por las mejores esculturas de Gijón

Cuando paseas por Gijón, vas encontrando a tu paso preciosas esculturas que alegran el trazado urbano con sus diferentes estilos. Hay muchas, pero te aconsejamos que no te pierdas estás siete, que nos parecen maravillosas.

Elogio del Horizonte

Elogio del Horizonte

Elogio del Horizonte

Está situada en el cerro de Santa Catalina, en lo alto del barrio de Cimadevilla, el casco antiguo de Gijón, con vistas al Cantábrico, y mide 10 metros de altura. Su autor, Eduardo Chillida, la creó allí mismo con 500 toneladas de hormigón armado y expresó en ella un inmenso abrazo del mar y el cielo desde cuyo interior se escucha el mar. Aunque los gijonenses la bautizaron con sorna como “el váter de King Kong”, el Elogio del Horizonte es una escultura mágica

Sudeste

Sudeste

Sudeste

Está en la subida al cerro de Santa Catalina, al final de la calle Artillería, en el barrio marinero de Cimadevilla, desde 1994 y muchos gijoneses se quejan hoy de que el ayuntamiento la tiene algo abandonada (la han afeado con graffiti). Con sus 4 metros de alto por cinco de ancho, recibe el nombre del viento benefactor que en verano empuja las nubes y se las lleva para que las gentes de Gijón disfruten de un día soleado. Es obra del escultor Joaquín Vaquero Turcios y está realizado en acero cortén (una aleación específica de acero que hace que éste se oxide, tomando el color rojizo característico de muchas esculturas urbanas, pero que conserva su dureza y durabilidad, sin descomponerse a pesar de la corrosión).

Don Pelayo

Este Monumento a Pelayo honra al vencedor de la batalla de Covadonga en el año 722, la que inició la Reconquista. Es obra de Jose Mª López y fue erigida en esta Plaza del Marqués en 1891. Es un monumento y no una simple estatua porque tiene un alto pedestal de piedra con inscripciones en que el propio Don Pelayo parece hablar de su hazaña y de por qué Gijón hace bien en recordarla. En la parte de abajo se convierte en una fuente con cabezas de leones de fauces abiertas.

Árbol de la sidra

Árbol de la Sidra

Árbol de la Sidra

Este árbol formado por 3.200 botellas de sidra vacía –colocadas en la misma forma en que se ponen para escanciar la sidra– se encuentra en la entrada al muelle del puerto deportivo de Gijón. No tiene sólo una función estética, sino que intenta concienciar de la importancia del reciclaje. Sus autores –el despacho Labaula, de Barcelona– pensaban haber hecho un árbol cónico, pero finalmente no lo hicieron así para evitar que pareciese un abeto navideño. El nombre oficial es Módulo Sicera: porque tiene una estructura modular y porque la palabra en latín para designar a la sidra es “Sicera”.

El anagrama de Gijón

Anagrama de Gijón o Los Garabatones

Anagrama de Gijón o Los Garabatones

El marco con las letras rojas que forman el nombre de la ciudad con corazón incluido –Gijón– está situado junto al puerto deportivo, en un extremo de los Jardines de la Reina, casi en la entrada al Paseo de Poniente y seguramente es una de las esculturas más conocidas por los naturales de la ciudad asturiana y por los visitantes que acuden a ella. De nuevo los gijoneses tiran de retranca y la han bautizado como “los garabatones”; está hecha en acero y fue un regalo que en 2011 hizo a la ciudad la Federación de Empresarios del Metal de Asturias. Su autor, Juan Jareño, quiso hacer ver que Gijón, como estas letras rojas, es una ciudad dinámica e innovadora, afable y llena de espíritu positivo.

Otra interesante opción para una escapada es una visita guiada por el centro de Gijón, donde te sumergirás en los orígenes celtas de la ciudad y degustarás una buena sidra de la zona. ¿Te animas?

Octavio Augusto

Octavio Augusto

Octavio Augusto

La estatua del primer emperador romano, Octavio Augusto, observa de pie, en el espacio ajardinado conocido como Campo Valdés, la playa de San Lorenzo. Situado junto a la entrada de las termas de Gijón (enlace al post), ese obra de Francisco González Macías y ocupa este emplazamiento desde 1995, para conmemorar el origen romano de Gijón, o Gigia, como parece que se llamó en tiempos de este imperio.

La madre del emigrante

La madre del emigrante

La madre del emigrante

Los de Gijón la llaman cariñosamente “la lloca de Rinconín” y la puedes encontrar en el Paseo del Cervigón, en una pequeña rotonda y oteando el Cantábrico. Es de una belleza desgarradora y de un gran simbolismo, sobre todo en estos tiempos. A pesar de su aspecto muy moderno, esta madre del emigrante está mirando al mar con su mano levantada en un signo de adiós o de impotencia (o ambas cosas a la vez) desde 1970. Su autor, Ramón Muriedas plasmó en su cara de bronce una expresión de tristeza que provoca una gran ternura en quien la contempla.

Fotos de las estatuas y esculturas de Gijón

Categoría: Asturias
Etiquetas:

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies