PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Excursión en… ¿burricleta? por la sierra de Madrid

i
Os contamos nuestra experiencia con una 'burricleta' ;-)
Os contamos nuestra experiencia con una ‘burricleta’ 😉

Con el buen tiempo nos animamos para salir al campo y disfrutar de las vistas de la montaña, el aire puro y los sonidos de la naturaleza. A nosotros nos encanta hacer excursiones en familia (desde Madrid, que es donde vivimos), salir de picnic y hacernos rutas por el campo. Pero a veces nos gusta probar «otras formas» de salir al campo… Además, después del confinamiento por la crisis del coronavirus, una aventura campestre tiene más alicientes si es una aventura original… sin olvidar (por favor) todas las precauciones que debemos tener ahora, después del coronavirus.

A poco que uno salga a las afueras de Madrid, en cuanto hay un poco de campo o de camino forestal, los esforzados amantes de la bicicleta de montaña aparecen por doquier. Y decimos esforzados, porque hay que tener fuerza y estar en buena forma física para recorrer cualquiera de las rutas que ellos hacen, sobre todo si ya son por zona de sierra. Además, las bicicletas de montaña son más pesadas que las normales y sus ruedas también tienen gomas más gruesas, para protegerlas de pinchazos, con lo que el ejercicio redobla su dificultad.

Burricleta: una nueva forma de hacer turismo en plena naturaleza
Burricleta: una nueva forma de hacer turismo en plena naturaleza

Si te planteas una excursión por la sierra —que es donde se puede disfrutar más del paisaje, del aire puro y de las vistas— con niños, la salida puede convertirse en una pesadilla cuando los críos se cansan, quieren darse la vuelta, se quejan… Los nuestros, aunque son muy deportistas para el fútbol, con la bici nunca se han animado demasiado, pero… ya sí, porque hemos descubierto las “burricletas”.

Sí, el nombre suena algo chistoso, pero el invento es buenísimo: bicicletas de montaña eléctricas y con alforjas que le dan un aire muy rústico. Por un módico precio (10 euros por cabeza) se puede disfrutar de una mañana estupenda saliendo de Manzanares el Real y recorriendo, por ejemplo, La Pedriza.

En la actualización de este artículo, que realizamos después del coronavirus, vimos que la empresa con la que nosotros realizamos esta excursión había cerrado permanentemente; no obstante, mantenemos la información para que podáis haceros una idea de cómo es la experiencia con las burricletas, por si queréis realizarla por vuestra cuenta o con cualquier otra institución que organice la actividad.

Fotos de nuestra excursión en burricleta

En una búsqueda rápida encontraréis que también hay burricletas en Cataluña y Navarra y, en todos los casos, con una gran oferta de rutas, tanto por nivel de dificultad como por tiempo y trazado de los recorridos. Aquí os dejamos las fotos de nuestra experiencia en Madrid:

Nuestra experiencia en las burricletas

En el centro de Manzanares el Real, (a unos 50 km de Madrid, con el precioso castillo en el centro) se encontraba desde agosto de 2012, la sede de Burricletas, bien visible con su gran cartel amarillo en la puerta (en la calle Hermanos Julián y Santiago López, 2, junto al supermercado Eroski).  Aquí se podían alquilar estas bicicletas eléctricas para niños a partir de 6 o 7 años y adultos. Tenían también unas cuantas de adulto con sillita portaniños, para poder llevar con nosotros a los más pequeños. Cuando fuimos a alquilar las nuestras, coincidimos en el local con varias familias: un par de parejas con niño en sillita y un padre con un hijo de unos 9 años. Nosotros alquilábamos una burricleta por primera vez, pero, al ver esta clientela, nos quedó claro que la actividad era ideal para familias.

Burricleta: una nueva forma de hacer turismo en plena naturaleza
Burricleta: una «nueva» forma de hacer turismo en plena naturaleza

Tras hacerte un ficha de inscripción, lo primero que te enseñaban era cómo funciona una burricleta. No tiene dificultad ninguna: es una bici normal, con marchas que se manejan desde el manillar, y tiene un motor eléctrico, con una batería (50 km de autonomía) que entra en funcionamiento cuando empiezas a pedalear, dando la asistencia a la pedalada que uno elija, desde nivel 1 a 9, dependiendo de lo que uno quiera esforzarse o no en cada momento. Esta es la base: una bici con motor.

Además las burricletas que probamos nosotros contaba con una especie de “acelerador” en la maneta derecha que servía para que las arrancadas iniciales fueran más fáciles (te daba un “empujón” hacia delante sin tener que dar pedales que te ayudaba a comenzar la marcha). Que nadie se alarme:  se entiende y se maneja muy fácilmente, os lo garantizamos.

En el alquiler iba incluido el casco (tenían una gran variedad de tallas, formas y colores). Nosotros los llevamos y resultaban muy cómodos, además de aportar un plus de seguridad (en una ruta de montaña no se va muy deprisa, pero si tienes una mala caída, hay piedras, troncos… en fin, te puedes hacer mucho daño)…

Tipos de rutas en bici eléctrica de montaña

La original burricleta permite realizar diferentes rutas, en función de la edad y estado físico de los participantes
Burricleta: una nueva forma de hacer turismo en plena naturaleza

La oficina de Burricleta de Manzanares el Real ofrecía dos tipos de rutas: con guía o con GPS. Las primeras se hacen en grupo (entre 6 y 15 personas) y combinaba la práctica ciclista con la explicación de la orografía, la fauna, la flora o incluso la historia del paisaje que recorren. Las que van guiadas con GPS eran más flexibles, porque se cubrían siguiendo las indicaciones del dispositivo, que va colocado en el manillar de una de las bicis del grupo.

En nuestro caso elegimos la ruta guiada por GPS y además la personalizamos: escogimos la llamada Ruta de las Zetas, en La Pedriza, pero acortándola para adaptarla a nuestras posibilidades físicas y de tiempo (estuvimos desde las once de la mañana hasta las dos de la tarde). Además del GPS ya programado con tu ruta (de seguimiento superfácil, imposible perderse), nos dieron un folleto con ese recorrido que incluía explicaciones sobre la zona y algunas recomendaciones de uso de la bicicleta eléctrica. Por cierto, el GPS también te daba explicaciones (en audio) sobre determinados puntos de la ruta, pero se oían algo bajito (y la verdad es que no anduvimos subiendo el volumen, que posiblemente se podía).

En cualquier época del año, una ruta en burricleta es una delicia. No se pasa calor, vas tranquilamente disfrutando del olor a pino, a jara, a tomillo, o a la vegetación d ela zona; te paras a hacer fotos de los cambios en el paisaje… Las alforjas (sí, la marca de la casa, aunque es cierto que provocan más de una sonrisa cuando te cruzas con paseantes y, lo que es peor, con ciclistas de esos que hemos llamado “esforzados”) resultan de lo más práctico. Ahí echamos la cámara de fotos, el agua, los bocatas, la crema solar, una chaquetilla por si acaso… Os aconsejamos esta excursión. ¡Será todo un éxito!

Vídeo: en burricleta por La Pedriza

En este vídeo compartimos un ratito de nuestra excursión por La Pedriza, en la Sierra de Madrid, en burricleta 😉

Otra de las ventajas de las burricletas es que se alquilaban por un precio muy razonable. En este mes de septiembre en el que las probamos nosotros había, además, una promoción 2×1 (dos personas, una mañana, te salían por 20 euros), así es que podéis revisar o consultar posibles ofertas en las empresas que organicen las actividades para disfrutarla toda la familia 😉

Categoría: Madrid, Paseos y rutas

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies