PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

El Bosque Finlandés de Rascafría: un paseo misterioso

Ruta por el bosque finlandés de Rascafría, Madrid

Ruta por el bosque finlandés de Rascafría, Madrid

Seguro que os suena raro, pero no lo es. En la sierra madrileña, en el término de Rascafría, hay un precioso y coqueto bosque finlandés con lago y sauna incluidos. Te contamos cómo puedes darte un paseo con los niños por este bosque tan misterioso.

Lo primero es conocer su localización exacta y, después, sabréis por qué se llama bosque finlandés y cuál es su origen.

Dónde está el Bosque Finlandés y cómo llegar

Entorno del bosque finlandés de Rascafría

Entorno del bosque finlandés de Rascafría

La verdad es que no hay carteles ni señalización ninguna que indique dónde está el famoso bosque finlandés. Sin embargo, es muy fácil de encontrar. Tienes que llegar al Monasterio del Paular (si vas en coche, puedes dejarlo en su aparcamiento gratuito), cruzar la carretera y dirigirte al Puente del Perdón que permite atravesar el río Lozoya.

Justo antes está el Centro de Interpretación, que ya no funciona como tal, pero que conserva una pequeña oficina de información donde te darán un mapa y te indicarán todas las excursiones y caminatas que puedes hacer en este lugar tan precioso de la Sierra de Guadarrama.

Bosque finlandés de Rascafría

Bosque finlandés de Rascafría

A su lado veréis un gran prado en el que suelen pastar ovejas negras que a los niños —y a los que nos son niños— les gusta observar. Al lado hay dos bancos de colores rojo y azul que quedan estupendos para una foto de grupo.

Nada más cruzar el puente, coge el pequeño camino que sale a la izquierda y que lleva a Los Batanes. Es un camino con árboles a los lados y, como a unos cien metros, verás que sale otro camino a la izquierda: esa es la entrada al Bosque Finlandés. En la entrada hay dos grandes piedras que marcan la entrada y, en cuanto des unos cuantos pasos, divisarás el lago, la cabaña de madera y el muelle junto al agua.

En este plano lo puedes ubicar con facilidad.

Un paseo mágico con los niños

Este bosque y los caminos de alrededor son un espacio maravilloso para ir con niños, porque no hay nada complicado, la superficie es completamente plana y pueden correr y observar la naturaleza.

Ese camino que decíamos que lleva a Los Batanes existe porque los monjes cartujos del Monasterio del Paular habían montado una fábrica de papel y lo fabricaban en el Molino que hay un poco más arriba. Con ese papel se imprimió, por ejemplo, la primera edición del Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes.

Puente del Perdón

Puente del Perdón

Un paseo estupendo y muy fácil es éste: cruzáis el Puente del Perdón, os vais a la izquierda para tomar el camino de Los Batanes. A unos 100 metros, os desviáis a la izquierda de nuevo y así accedéis al Bosque Finlandés. Allí daos una vuelta por la orilla del lago, haceos fotos con la sauna, en el muelle, con el lago al fondo  (si vais en invierno y ha nevado, es aún más mágico).

Luego volved al camino de Los Batanes y seguidlo hasta el final. Atravesaréis un puente rojo (también muy fotogénico) y acabaréis cerrando el círculo al uniros a la senda que discurre paralela a la carretera, que está muy bien señalizada, tiene bancos para descansar de vez en cuando y carteles con informaciones curiosas de la flora, la fauna y hasta de las rocas que podéis encontrar por esta sierra.

Entorno del bosque finlandés de Rascafría

Entorno del bosque finlandés de Rascafría

Fijaos en los tonos de la vegetación según la estación (cada una tiene su encanto particular), en los líquenes, en los pequeños animales… Cerrad los ojos y escuchad la mezcla del viento, del agua, de los pájaros… Seguro que querréis volver.

En una hora lo habréis terminado. Luego… podéis acercaros al arboreto que está junto al Puente del Perdón, enfrente del monasterio y hacer un repaso de todas las especies de árboles que habéis visto (y muchas otras que seguro que no conocéis). Habrá sido una mañana -o una tarde- perfecta.

¿Por qué un bosque finlandés aquí?

No es un bosque natural autóctono; por aquí no crecen estas especies arborícolas. El Bosque Finlandés se creó en los años ’80 para celebrar el hermanamiento de Rascafría con Helsinki, la capital de Finlandia.

En estas fotos os dejamos algunas instantáneas de nuestra visita a este curioso bosque finlandés en Madrid:

Se plantaron abedules, abetos nórdicos, álamos… y se aclimataron tan bien que hoy son árboles altos y frondosos. Aprovechando un rebosadero, se hizo un embalsamiento de agua que hoy es el lago y, para terminar, se construyó la sauna de madera y el muelle que permite acceder a lago.

La caseta, que hoy está cerrada, es una sauna y llegó a funcionar. Dentro hay bancos para sentarse y un calentador para producir el calor típico de las saunas. En fin, como veis, una instalación finlandesa en toda regla.

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies