PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Cómo convencer a los niños de que los Reyes Magos existen

Si tu hijo se ha enterado demasiado pronto de quiénes son los Reyes Magos, no te preocupes. Aquí tienes una solución para que puedas prolongar un poco más la edad de la inocencia: te damos argumentos para convencer a los niños de que los Reyes Magos existen.

Antes de nada, te invitamos a leer nuestro artículo con las pruebas de que Melchor, Gaspar y Baltasar existen. Si no es suficiente, sigue leyendo, aún hay esperanza.

Los niños, a partir de cierta edad, empiezan a dudar de muchos elementos mágicos que los han fascinado. Los Reyes Magos suelen ser la primera “víctima” de ese primer paso a la madurez y es un proceso normal hacia los 9 o 10 años. Sin embargo, a veces hay algún elemento externo que adelanta esa edad y, en esos casos, los niños se sienten defraudados y muy tristes.

Una solución, aunque sea temporal, es explicarles que los padres no hacen más que obedecer el mandato de los Reyes Magos (ahora te explicamos cómo). Si ya nada es posible, aquí tienes una carta para los niños que ya no creen en los Reyes Magos (enlace al post).

Carta de los Reyes Magos a todos los padres

Reyes Magos
Reyes Magos

Lo primero que debes hacer es explicarle que, en cierto modo, es cierto que los Reyes Magos son los padres, pero que, al dejar los regalos en los zapatos de nuestros hijos cada 6 de enero, no hacemos más que obedecer lo que los Reyes nos dejaron dicho por escrito.

Entonces enséñale esta carta (dirigida a tu hijo o hija, con su nombre (intenta que la carta parezca vieja) y cuéntale que Melchor, Gaspar y Baltasar te la dieron el día que él o ella nació.

Este es el texto, pero piensa que puedes adaptarlo como mejor te parezca a la edad y características de tu hijo. Lo importante es que suene lo más creíble posible.

Léele la carta en alto y observa su reacción. Seguramente pasará de la negación a la duda y, con suerte, a la aceptación.

«Queridos papá y apreciada mamá de Sergio (el nombre del niño o niña):
Somos los Reyes Magos. Sabemos que acaba de nacer Sergio. Es un niño precioso que os va a hacer muy felices a los dos. Nos alegramos mucho, pero ahora tenéis también una responsabilidad.

Ya sabéis que, cada 6 de enero, nosotros vamos en silencio a casa de todos los niños y les dejamos unos regalitos para celebrar el nacimiento del niño Jesús y para decirles lo orgullosos que estamos de ellos.

Estamos ya muy viejecitos y cada vez nos cuesta más hacer ese reparto. Además, hay tantos niños en el mundo… ¡No podemos ir a casa de todos! También nos falla algo la memoria y a veces se nos olvida algún regalo.

Como ves, ya estamos muy mayores y necesitamos pediros tres favores muy importantes:

Primer favor: Que nos ayudéis a poner los regalos a los niños. Cada padre y madre harán nuestro trabajo el día de Reyes: leerán las cartas de sus hijos y, con la misma ilusión que la nuestra, les pondrán los regalos como si fuéramos nosotros. Así, todos los niños del mundo tendrán sus regalos y nosotros podremos descansar y ver, desde lo lejos, sus caritas de alegría.

Segundo favor: Como esto es un gran secreto, no se lo podréis decir a Sergio hasta que haya cumplido al menos 7 años. Cuando tenga esta edad, ya será mayor y sabrá guardar este secreto. Los niños pequeños no deben saber que nosotros ya no podemos poner los regalos y que son los padres los que nos ayudan. Si lo supieran, … ¿qué pensarían de nosotros? ¿dónde estaría la magia?

El secreto se ha de decir solo a los niños responsables, a los que ya pueden entender que nosotros los queremos mucho y que por eso pedimos ayuda a sus padres, las personas que más los quieren a ellos.

Tercer favor: Algunos padres que nos ayudan están enfermos o no tienen dinero para comprar regalos a sus hijos. Y también hay niños que no tienen la suerte de tener dos papás. Por eso, necesitamos que vuestros hijos se conviertan «un poquito» en Reyes Magos y compartan algunos regalos con los niños que no tienen tanta suerte como ellos.

Nada más. No es demasiado, ¿verdad?
Cuando Sergio os pregunte por primera vez quiénes son los Reyes Magos, léele esta carta (pero que tenga al menos 7 años, recuerda). Entenderá por qué nosotros hemos confiado en vosotros para hacer nuestro trabajo: porque sois las personas que más lo queréis en el mundo y que mejor pueden ver su enorme y bondadoso corazón.

Un abrazo muy grande con nuestro agradecimiento.

Melchor, Gaspar y Baltasar»

Pues ya sabéis: se lo leéis y así entenderá vuestra labor de intermediario, Y, quizás, seguirá adelante un poco más con la magia maravillosa de la Navidad.

Categoría: Navidad con niños
  • Mesusi-ta comentó:

    Sigue siendo una mentira, por mucho que la sociedad se empeñe en lo contrario. Y esto es mentir más, para mantener la bola más tiempo.
    Por favor, son pequeñas personas, no pequeños idiotas.
    Cada uno que eduque como considere mejor (faltaría más!), pero a mi me parece una falta de respeto hacia los peques.

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies