PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

La búsqueda de los huevos de Pascua

Todos los niños colaboran en la búsqueda de huevos de Pascua.

Todos los niños colaboran en la búsqueda de huevos de Pascua.

El domingo y lunes de Pascua, en muchas ciudades de Europa y Estados Unidos, se organizan juegos con los niños consistentes en esconder huevos de chocolate en los lugares más diversos y, luego, hacer que los pequeños los busquen y los vayan depositando en cestas de mimbre. Cuando la búsqueda ha terminado, todos los huevos recolectados se reparten entre los participantes, con lo que no hay niños más acaparadores que se queden con un gran botín y otros más pequeños o con peor suerte que no reciban ninguno: la diversión está en buscar y encontrar, no acumular huevos de chocolate en plan egoísta.

Los huevos de Pascua pueden esconderse en un jardín o dentro de casa.

Los huevos de Pascua pueden esconderse en un jardín o dentro de casa.

Nosotros tenemos unos amigos muy muy queridos en el sur de Francia, en un pueblecito cercano a Montpellier (Saint Mathieu de Tréviers) y pasamos con ellos todos los años una parte de las vacaciones de Semana Santa, que incluyen el domingo de Pascua, cuando organizan la chasse aux oeufs, que podíamos traducir como “búsqueda de los huevos” con sus niños y los nuestros.

Fotos: buscando los huevos de Pascua

En esta galería de fotos podéis ver lo bien que lo pasamos buscando los huevos de Pascua en familia 🙂

Leyenda de las campanas que van a Roma

La Iglesia prohibía tocar las campanas desde el Jueves Santo hasta el Domingo de Resurrección, en señal de duelo por la pasión y muerte de Jesucristo. La leyenda cuenta que lo que ocurría en realidad era que la tarde del Jueves Santo las campanas se iban a Roma para que el Papa las bendijera y que, cuando eso ocurría, se cargaban de huevos de chocolate y volvían volando a Francia, adonde llegaban el Domingo de Pascua haciendo sonar sus badajos, redoblando con alegría y haciendo caer los huevos de chocolate por todos los jardines. Así, cuando los niños oyen las campanas (siempre hay un espontáneo dispuesto a hacerlas sonar o dispuesto a jurar que las ha oído sonar) se lanzan a buscar por todo el jardín llenos de emoción. Verlos es tan divertidos como cuando abren sus regalos de Reyes y, sobre todo con los más pequeños, se disfruta a más no poder. Cuando llueve o cuando no se dispone de jardín, se pueden hacer la búsqueda en casa o en un parque público. De hecho, en  las grandes ciudades, como París, las instituciones, asociaciones y organismos más variados organizan chasses aux oeufs en los lugares más emblemáticos de la ciudad.

Todos los niños colaboran en la búsqueda de huevos de Pascua.

Todos los niños colaboran en la búsqueda de huevos de Pascua.

Nosotros, cuando algún año no hemos podido ir a Francia, lo hemos hecho en casa y lo han disfrutado también mucho. Eso sí, hay que recordar bien dónde se han colocado los huevos, porque, si no, meses después va descubriendo uno huevos de chocolate hechos un asquito debajo de ese sillón que uno nunca mueve salvo cuando hace limpieza general… 😉

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies