PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Cubos Rubik: por qué es un regalo divertido y educativo para niños

Los cubos Rubik son un juguete fantástico para todas las edades
Los cubos Rubik son un juguete fantástico para todas las edades

Cuando éramos pequeños, los cubos Rubik aparecían en oleadas de moda en los patios del recreo. Como los yoyós, pero, en el caso de los cubos, hacía falta mucho más que habilidad para resolverlos y, una vez mezclados, dejarlos de nuevo con todas las caras del mismo color. Hasta tal punto eran difíciles que muchos, desesperados, se liaban a cambiar de sitio las pegatinas de cada pieza…

Hoy, los cubos Rubik no solo sirven para jugar, sino que han aterrizado en las aulas y hay profesores que los han integrado en sus clases. ¿Por qué? Porque fomentan la creatividad, desarrollan la visión espacial y hacen a los niños más pacientes, tenaces y concienzudos.

Dónde comprar cubos Rubik buenos

Jugamos con cubos Rubik en familia
Jugamos con cubos Rubik en familia

Es cierto que el cubo Rubik clásico se puede comprar hasta en los bazares chinos, pero, ojo, esos no son de buena calidad ni fáciles de girar. Precisamente el que su manipulación sea rápida y precisa hace que a los chavales los enganche más su manejo.

Por eso, de aquel primer cubo Rubik, con las aristas todas iguales y con papelitos adhesivos en cada pieza, se ha pasado a cubos hechos con formas redondeadas, con mecanismos internos que hacen su manejo muy sencillo y fluido. Pero no solo eso; además, han aparecido todo tipo de variantes, unas con formas de cubo y otras de lo más diverso (piramidales, poliédricas…).

Nuestros tres hijos han jugado (también por temporadas) con un cubo Rubik que teníamos de nuestra adolescencia, pero ya hacía tiempo que se rompió. Por eso, cuando ha llegado un paquete de Ludokubo.com con nada menos que cinco tipos de cubos… ¡han alucinado!

Jugamos con cubos Rubik en familia
Jugamos con cubos Rubik en familia

Se les han ido las manos tras de ellos —“¿podemos, mamá?”— y su padre también se ha puesto a recordar tiempos pasados. En unos momentos, se ha montado un taller espontáneo casero de teorías varias sobre la reordenación de cubos, los algoritmos, el porqué se inventaron…

Ludokubo es una web donde se pueden encontrar todo tipos de cubos y muchos otros juegos y entretenimientos para divertirse individualmente o en familia. Nos han propuesto que demos nuestra opinión (y la de nuestros hijos) sobre los cubos y nos han dejado una muestra. De primeras, os podemos decir que han atraído la atención de los tres (son adolescentes) y hasta han provocado conversaciones e interacción con nosotros, sus padres, así que, por ese lado, objetivo conseguido.

Los hemos dejado encima de la mesa del salón, para que los cojan cuando quieran y —realmente para nuestra sorpresa— han empezado a jugar con ellos una y otra vez (hasta han hecho concursos entre ellos para ver quién lo completa antes). Los que tienen menos piezas les parecen más sencillos, pero luego no lo son tanto, así que se “pican” y están un rato jugando. No nos han dejado hacerles fotos, solo de las manos, pero os aseguramos que la prueba ha sido todo un éxito ?

Cubos Rubik como regalo de Navidad

Jugamos con cubos Rubik en familia
Jugamos con cubos Rubik en familia

Son variados, valen para un rango de edad muy amplio (incluso para adultos) y están bien de precio. ¡Son un gran regalo de Navidad! En Ludokubo podéis buscar el que más se adecue a lo que estáis buscando, porque tienen una gran gama de cubos Rubik (hay para niños, para adolescentes, también para gente muy “frikkie” de los cubos Rubik en todas sus variantes).

Y, si para esta Navidad no os cuadra, hay muchas otras ocasiones en que os puede servir, como regalo único o complementario. Os aseguramos que llamará la atención (lo hemos comprobado en carne propia hoy mismo en casa, como ya os hemos contado).

Historia del cubo Rubik

Cubo Rubik original
Cubo Rubik original

Este rompecabezas con forma de cubo multicolor fue inventado en 1974 por Erno Rubik, profesor de arquitectura en la Universidad de Budapest. Como también era escultor, lo creó para enseñar a sus alumnos conceptos espaciales complejos y formas artísticas de técnica rompedora. Aunque él no lo creó como algo para jugar, hoy su cubo Rubik es el juguete más vendido del mundo.

Erno lo llamó “cubo mágico” y lo patentó en Hungría, donde pronto se convirtió en un objeto popular. Con la caída del muro y el fin de los regímenes comunistas de Europa del Este, nuestro protagonista pudo llegar a los hogares del mundo occidental y, por ahora, lleva vendidos más de 350 millones de unidades de todas sus variedades.

El cubo original tenía 6 caras y en cada una de ellas, 9 piezas, todas del mismo color. Ya sabéis, el reto consiste en mezclarlas y luego volverlas a dejar con cada cara de un solo color, algo que, al principio, parece totalmente imposible. El récord mundial está en algo menos de 5 segundos.

En Internet hay miles de tutoriales para ese formato de Rubik y, claro, para todos los demás que le han seguido (hay más de cien tipos ya):

Jugamos con cubos Rubik en familia
Jugamos con cubos Rubik en familia
  • cúbicos: con el mismo número de piezas por arista (3x3x3, 4x4x4, 5x5x5… hasta  33x33x33…).
  • cubos Minx: no tienen forma cúbica, sino que varían el número de formas y caras. El más popular es el que parece una pirámide (Pyraminx).
  • cuboides: tienen diferentes piezas por cara (3x3x2 o 4x4x5, por ejemplo).
  • morphix: son los cúbicos convertidos en tetraedros. Algunos ejemplos: guientes: Pyramorphix (2×2), Mastermorphix (3×3), Megamorphix (4×4) y Gigamorphix (5×5).
  • finalmente hay otro grupo de inclasificables, ya que son cubos formados por piezas de diferente forma y tamaño. Aquí están el Skewb, el Mirror y alguno más.

¿Qué opinan los niños de los cubos Rubik?

El cubo Rubik es un entretenimiento educativo que atrae mucho la atención en un primer momento, ya que sus formas y colores invitan a la manipulación. Plantea un reto a la vez mental y manual, por lo que gusta a todo tipo de niños.

Es cierto que, pasado ese primer impulso, hay niños que se rinden y lo abandonan, mientras que otros se empeñan en practicar hasta que lo consiguen. En ese sentido son un buen “termómetro” de la capacidad de concentración, de resiliencia y de constancia que puede servir a los padres para trabajar con sus hijos en el desarrollo de esas capacidades tan necesarias en el mundo que vivimos.

Categoría: Juegos para niños

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies