PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Qué hacer si se pierde un diente antes de que se lo lleve el Ratoncito Pérez

El Ratoncito Pérez, intercambiando un diente por monedas
El Ratoncito Pérez, intercambiando un diente por monedas

Cuando a un niño se le cae un diente, lo mete bajo la almohada al irse al dormir. Durante la noche, el Ratoncito Pérez se lleva el diente y le deja al niño unas monedas o un regalito. Sin embargo, ¿qué hay que hacer si se pierde un diente antes de que se lo lleve el Ratoncito Pérez? Hay varias soluciones, no os preocupéis ?

¿Eres fan del Ratoncito Pérez? ¿Quieres saberlo todo sobre él? En es tour por el Madrid del Ratón Pérez lo conocerás a fondo (tus niños lo adorarán).

¿Dónde se ha perdido? Así lo encuentra

Da igual dónde se pierda el diente... el roedor Pérez sabe cómo encontrarlo...
Da igual dónde se pierda el diente… el roedor Pérez sabe cómo encontrarlo…

Antes de nada, es preciso explicar que el pequeño roedor que se lleva los dientes de los niños para cambiarlos por regalos es muy especial. En la casa museo del Ratoncito Pérez en Madrid podéis comprobar que tiene altas capacidades para encontrar los dientes de leche.

El oído del Ratoncito Pérez es tan fino que puede oír cómo cae el diente y choca contra el suelo, contra una alfombra, contra la hierba…. No se le escapa ni uno.

Su olfato le ayuda igualmente a saber no sólo dónde está el diente, sino también a qué niño pertenece ese diente (todos tenemos un olor único e irrepetible, por si no lo sabíais).

En su cerebro ratonil, Pérez cuenta con una especie de GPS (mejor que Google Maps) con el que es capaz también de localizar la dirección exacta donde vive cada niño.

Casa del Ratoncito Pérez
El Ratoncito Pérez ha desarrollado todo tipo de técnicas para encontrar los dientes perdidos

Por eso, aunque es importante saber aproximadamente dónde se ha perdido para intentar hallarlo, lo cierto es que, si el diente perdido no lo encuentras tú, lo hará el pequeño roedor. Puede ocurrir en el colegio, ya que los niños pasan allí una gran parte del día. En ese caso, no hay problema. El Ratón Perez tiene todos los colegios rastreados y conoce cada vericueto, incluidas las tuberías de los servicios.

Puede ocurrir en casa. Cuando es allí donde se pierde el diente, es aún más fácil, porque el Ratoncito Pérez conoce al dedillo los planos de todas las casas y los pisos de cada familia, incluidas las que solo son para ir en vacaciones o los fines de semana.

Objetos de la casa del Ratoncito Pérez
El Ratoncito Pérez no trabaja solo: cuenta con la ayuda de otros roedores y de algunos papás y mamás…

Si pierdes el diente mientras la familia está de vacaciones en un hotel o en un cámping o en un apartamento alquilado, tampoco hay problema. Los registros por internet e incluso en persona de todos esos alojamientos figuran en la base de datos del Ratoncito Pérez.

Incluso en el peor de los casos (que el diente se pierda en la calle) el radar del ratoncito le avisará de que el diente ha tocado el suelo y le enviará su posición exacta. Oliéndolo, sabrá a qué niño pertenece y, con su base de datos, localizará el domicilio. Caso resuelto.

Hay, por último, casos en los que ni el niño sabe dónde lo ha perdido. Claro, él no, pero el Ratoncito Pérez, con todas esos casi superpoderes que tiene, sí lo sabe.

Carta para comunicar al Ratoncito Pérez la pérdida de un diente

Libro de la casa del Ratoncito Pérez
El Ratoncito Pérez es un gran lector…

Si el niño que ha perdido el diente no se siente seguro, siempre puede escribir una carta al ratoncito y dejarla debajo de su almohada. Pérez no faltará a su cita, recogerá la carta y dejará el regalo. Pero recordad: incluso sin carta, él lo sabe todo sobre los dientes de los niños.

¿Cómo debe ser esa carta? Pues muy sencilla. Si el niño sabe escribir, la puede hacer él. Si no, sus padres o un hermano mayor. En ella puede explicar las circunstancias de la pérdida y mandarle saludos al ratoncito. Con eso basta. Si, además, el pequeño quiere añadir un dibujo del diente o de otra cosa, perfecto.

Otros incidentes con el Ratoncito Pérez

Casa del Ratoncito Pérez
Casa del Ratoncito Pérez

Puede ocurrir que el Ratoncito Pérez no llegue una noche a su cita. A veces se les cae un diente a miles de niños a la vez y al ratón no le da tiempo a llegar a todas las casas. No pasa nada, se vuelve a poner el diente a la noche siguiente y Pérez vendrá en cuanto tenga un momento.

A veces, él sabe que no va a llegar a tiempo y encarga a un papá o a una mamá que ponga el regalo bajo la almohada por él. Los niños, que siempre están avizor, incluso cuando parecen profundamente dormidos, puede sorprenderlos y creer que son ellos los que ponen el regalo y que el Ratoncito Pérez no existe. ¡Qué error!

Hay que explicarles eso de que a veces encarga a los padres que hagan su tarea y, para demostrar su existencia, ¿qué tal una visita a la Casa Museo del Ratoncito Pérez en Madrid?.

Si con eso no es suficiente, hasta podéis encargar un tour completo de todos los lugares que prueban la existencia del simpático ratoncito que deja regalos a los niños a cambio de sus dientes.

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies