PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Cómo personalizar juegos de mesa

Juegos de mesa para personalizar
Juegos de mesa para personalizar

Los juegos de mesa son un gran entretenimiento familiar que nos ayudan a desconectar del ordenador, la tablet, la tele o el móvil, porque son juegos «físicos», con fichas que hay que mover, dados que hay que tirar o tarjetas que hay que leer. Para jugar a estos juegos, además, nos sentamos alrededor de una mesa y nos vemos las caras… y eso no pasa con otros entretenimientos, ¿verdad?

Desde los más «antiguos» como la baraja de cartas o los dados, el parchís, las damas o el ajedrez hasta los más sofisticados pero ya clásicos como el Monopoly® , el Risk® o el Trivial® , y los modernos Catán® , Dobble® o los Pick-a-® nos invitan a compartir un rato entretenido en el que podemos hacer gala de unas u otras habilidades como la memoria, la negociación y la estrategia.

Muchos de estos juegos de mesa clásicos diseñan cada año una o varias versiones destinadas al público infantil y juvenil con el apellido ‘junior’, o «tematizan» el tablero u otros elementos para colarse en las olas de las modas de series o programas de televisión. En todas estas versiones, el sistema de juego suele permanecer intacto.

En este post te proponemos realizar tu propia adaptación de un juego de mesa clásico para personalizarlo y que sea más divertido jugar en familia… con tu propio juego de mesa familiar 😀

Personalizamos 3 juegos de mesa

Para hacer esta personalización es preferible escoger un juego de tablero, ya que resultará más sencillo «copiar» la estructura del tablero manteniendo las reglas y funcionalidades de cada casilla, pero con un aspecto «más familiar» 🙂

Cualquier técnica plástica es válida para construir un nuevo tablero; habrá que dibujar las casillas, pero la decoración de cada casilla puede ser un dibujo, una foto o un recorte, y sólo necesitarás papel o cartulina, lápices, pinturas y, quizá, tijeras y pegamento.

Juego de la Oca personalizado

El Juego de la Oca, por ejemplo, se presta muy bien a esta personalización, ya que podéis modificar los motivos de todas las casillas utilizando a la mascota de la familia, por ejemplo, como «ocas», el coche familiar como «puentes» y el cole o el trabajo como «cárcel» 😉 Lo importante de esta actividad es el trabajo creativo que vamos a hacer para personalizar cada casilla adaptándola a nuestra propia realidad y manteniendo la coherencia con las reglas del juego.

Monopoly® customizado

Otro juego que se presta mucho a ser customizado es el Monopoly®. En este caso también contamos con un tablero con casillas que podemos personalizar con las calles de nuestro barrio, nuestros destinos de vacaciones, los cines a los que vamos habitualmente o nuestros lugares de ocio. Las casillas más baratas serán los lugares que menos nos gusten y las casillas más caras serán aquellos lugares en los que disfrutamos más. Lo único que se debe conservar en cada casilla es la franja de color y el valor de cada plaza para que se pueda seguir jugando según las reglas y con los mismos recursos.

En el caso de este juego, además, habrá que personalizar los textos de las tarjetas de «Oportunidad» y «Cofre de la Comunidad» (en el juego clásico en español) para que encajen con el nuevo tablero, o, simplemente, decorar las casillas del tablero que se corresponden con estas tarjetas para que no pase nada si un jugador cae ahí.

Versión «mi famlia» del Risk®

El famoso juego de estrategia tiene también una gran posibilidad de personalización si creamos un mapa de nuestra familia en el que deberemos consquistar las habitaciones de la casa, los columpios del parque o los diferentes espacios de ocio que solemos disfrutar en familia.

En este caso, lo que en el juego original son continentes divididos en países, en nuestro caso pueden ser habitaciones de la casa dividas en zonas o muebles (el sofá o la tele, en el salón; la bañera o lavabo, en el baño; la cama o el escritorio, en el dormitorio). Así, los más peques podrán intentar conquistar sus zonas o actividades favoritas en casa.

Si los peques ya son más mayores, los continentes pueden ser zonas de la ciudad en las que realicen diferentes actividades (el colegio, el parque, el centro comercial, la casa familiar), de forma que los niños puedan ir conquistando parcelas de sus rutinas habituales.

Colaboración al poder

Cualquiera de las propuestas que os hacemos en este post admite toda la imaginación de la podáis hacer gala; el objetivo de esta actividad no es crear un nuevo juego, sino crear un tablero de juego nuevo y dedicar un buen rato a proponer, negociar y acordar cómo será nuestro nuevo tablero. Luego, quizá haya que adaptar algunas reglas del juego o inventarse otras… pero esa es otra historia…

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies