PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Cómo hacer galletitas saladas para el aperitivo

Cómo hacer galletitas saladas caseras: un snack rico y saludable
Cómo hacer galletitas saladas caseras: un snack rico y saludable

Con bares y restaurantes cerrados por la crisis del coronavirus hemos reconvertido la hora de aperitivo con la familia y amigos en un encuentro virtual, en el que «tiramos» de latas y snacks para que, realmente, sea un aperitivo, aunque lo hagamos en la concina de casa 🙂

Para completar o acompañar ese aperitivo, en este post os damos la receta de unos snacks caseros ricos y saludables: galletitas saladas :-p

Galletas saladas caseras

Para preparar estas galletas necesitarás:

  • 1 vaso de agua
  • 1 vaso de aceite de oliva
  • Levadura (1 sobre)
  • Harina
  • Sal
  • Un poquito de zumo de limón o naranja
  • Cañamones, sésamo, pipas o cacahuetes

Vamos a hacer la receta midiendo los ingredientes con un vaso, de forma que, si usas un vaso grande, saldrá mayor cantidad de galletitas; si usas una taza de café, saldrá menor cantidad 🙂

Para empezar a hacer la masa, calienta el agua; cuando esté caliente, viértela en un bol grande y añade la levadura y el aceite de oliva. Cuando hayas mezclado un poco estos tres ingredientes, añade una pizca de sal y comienza a añadir harina poco a poco, mezclando con un tenedor o una varilla hasta que la masa deje de pegarse.

Una vez puedas sacar la masa del bol porque ha dejado de ser pegajosa, ponla sob re una superficie y amásala bien durante un buen rato, o divide la masa para que sean los peques los que trabajen cada porción 😉 Si ves que vuelve a pegarse, añade un poquito más de harina; si ves que se queda demasiado seca, añade una pizca de agua templada.

Cuando la masa esté en su punto, añade un buen puñado de cañamones o sésamo. En lugar de semillas, puedes añadir frutos secos tostados o fritos: pipas de girasol peladas o cacahuetes, en trocitos pequeños (picados, no molidos).

Cuando las semillas o los frutos secos estén bien mezclados con la masa, déjala reposar unos 20 minutos o media hora.

Después del reposo, toca dar forma a las galletitas. Ve cogiendo bolitas pequeñas y estira la masa hasta que quede casi transparente sin llegar a romperse. Éste es un trabajo muy laborioso porque hay que ir estirando las galletitas una a una, y disponiéndolas en la bandeja del horno (o sobre papel de horno, si lo prefieres), así es que ármate de paciencia y deja que los peques se entretengan el tiempo que necesiten en cada pieza o «diseñen» cada galletita con diferentes formas; si quedan irregulares no pasa nada porque, igualmente, estarán ricas 🙂

Una vez estén dispuestas todas las piezas sobre la bandeja del horno, «pinta» las galletitas con un poco de zumo de limón o de naranja y espolvorea una pizquita de sal sobre cada una de ellas. Después, pínchalas con un tenedor (esto es opcional) y… ¡al horno!

Si en la mezcla de ingredientes te sale mucha masa, puedes hacer dos tandas de snacks: una de galletitas y una de palitos salados, que puedes hornear tal cual, o decorar con aceitunas, trocitos de anchoas o queso, y que te vendrán fenomenal para acompañar el humus, el guacamole o para empujar los mejillones 😉

Categoría: En casa con niños

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies