PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Ruta por el barrio de pescadores de Conil de la Frontera

Recorremos un barrio de pescadores en la costa de Cádiz
Recorremos un barrio de pescadores en la costa de Cádiz

Nuestras primeras vacaciones de verano, nada más acabar el curso, las pasamos en el pueblo gaditano de Conil de la Frontera. Desde allí podemos hacer rutas y excursiones por la costa de Cádiz, disfrutar de sus maravillosas playas y conocer las maravillas naturales de la provincia.

Una de las cosas que hacíamos nada más llegar a Conil con con los peques era informarnos sobre cosas que se organizaban en el pueblo en la Oficina de Turismo y, luego, completábamos sus sugerencias con una visita al Centro de Iniciativas Turísticas de Conil (C.I.T.), una pequeña empresa local fundada por vecinos de Conil con muchas ganas de dar a conocer su pueblo a los viajeros, pero de una forma auténtica y cercana, que no tenga nada que ver con los “packs para turistas” que siempre parecen iguales estés donde estés.

Ruta por el barrio de pescadores de Conil de la Frontera
Vistas desde el barrio de pescadores de Conil

Durante años hicimos varias visitas y rutas con contenido turístico por Conil (a través del Centro de Iniciativas Turísticas de Conil), como una visita comentada al campanario de la Iglesia de la Misericordia y un paseo por los patios de Conil, llenos de flores, alegría y vecinas habladoras. Quedamos encantados…

Una de las iniciativas de esta especie de cooperativa de turismo de Conil erauna visita al barrio de pescadores de Conil, que complementa la ruta de la almadraba y que incluye una sorpresa final, ¡y aquí os contamos cómo fue la experiencia

Visita guiada al barrio de pescadores de Conil

La ruta incluye conocer a algunos vecinos del barrio y poder conversar con ellos.
La ruta incluye conocer a algunos vecinos del barrio y poder conversar con ellos.

El punto de encuentro era la sede de la asociación, en la calle Laguna 7, de Conil, muy cerca de la iglesia de la Misericordia, la más importante del pueblo) a las 20:00. El precio, 5 euros los niños y 8 euros los adultos (hace ya años, mucho antes del coronavirus). Nos juntamos un grupo de unos 20 y, desde allí y tras una explicación previa sobre la importancia de la pesca para los conileños, fuimos bajando hacia el barrio de pescadores.

Nuestra guía, Milagros, alegre y expresiva, muy simpática, nos fue contando por el camino las peculiaridades del origen histórico de Conil (bajo el mando del famoso Guzmán el Bueno), su estructura como población tan cercana al mar, sus construcciones defensivas y, sobre todo, la importancia de su muralla ante los frecuentes ataques de piratas. De esa muralla queda un solo vestigio y hasta allí que fuimos todos, grandes y pequeños, paso a paso tras las explicaciones de Milagros, incluidos los niños, para los que esta guía, también natural de Conil, tiene siempre una broma, un chascarrillo, una pregunta… Así los críos no se aburren, aprenden y van siguiendo la visita sin dar la lata.

Ruta por el barrio de pescadores de Conil de la Frontera
Imagen de la Virgen del Carmen, patrona de las profesiones de la pesca

Ya en el barrio de pescadores de Conil, aprendimos que las calles tienen todas nombres relacionados con la pesca (Tolete, Virgen del Carmen, Salmonete…), con sus artes, con sus presas. Las casas de los pescadores, pequeñas, tienen ahora ese encanto de lo tradicional que ya se pierde porque el tipo de vida al que servía también ha desaparecido. Eran casas agrupadas en torno a un patio y con una estructura comunitaria que hacía que compartieran el pozo, la cocina y el lavadero. Hoy aún quedan varios pozos (nos lleva a uno, nos hace sacar agua, un niño la ayuda a tirar de la soga para que el cubo llegue al brocal lleno de agua fresca) y sobre las puertas lucen imágenes de la Virgen del Carmen, patrona de los marineros y cuya festividad se celebra el 16 de julio.

Algunas vecinas salen a charlar con nosotros, a comentarnos cosas de esa época, cuando los pescadores se levantaban a las 3 de la mañana y se marchaban a la playa, que era entonces un lugar de trabajo, no de ocio, y desde allí, con una barca y un punto fijo en la orilla, trazaban con las redes un semicírculo que completaban acercándose de nuevo a la playa para que desde allí todos los que quisieran y pudieran, grandes y chicos, se pusieran a tirar y a tirar hasta que las redes se quedaran con todos los peces atrapados en ese semicírculo. Los niños también ayudaban y, en agradecimiento, los pescadores siempre les cedían alguna pieza para que se la llevaran a sus madres a casa.

Una experiencia conileña auténtica

En esta ruta, los niños pueden colaborar en obtener agua de un antiguo pozo.
En esta ruta, los niños pueden colaborar en obtener agua de un antiguo pozo.

Cada cosa que nos contaba Milagros está avalada por un recuerdo de infancia, por una anécdota de un vecino, por una narración de alguna persona mayor que entorna los ojos y cuenta cómo se vivía antes y lo bien que se vive ahora. A la vez que las casas, se ven los patios, llenos de geranios, de cintas, de buganvillas, de la planta del dinero (“esta hay que tenerla siempre en casa”, apunta Milagros). Los críos van tan contentos y también los adultos, conscientes —y eso es lo mejor— de estar viviendo una experiencia auténtica, no una visita para turistas al uso.

Monti, otra de las guías del C.I.T., nos acompañó desde el principio de esta ruta por el barrio de los pescadores conileños, pero ella centróp su atención en un pequeño grupo de alemanes, para los que traducía todo lo que Milagros contaba.

La Virgen del Carmen es la patrona de los pescadores.
La Virgen del Carmen es la patrona de los pescadores.

En la parte final de la ruta llegamos a la capilla de la Virgen del Carmen, en la que entramos para ver la imagen —preciosa— de la virgen. Es una talla muy moderna, porque la antigua (la que sale en la procesión marina el 16 de julio) está en la iglesia de la Misericordia. El niño tiene una lágrima en la mejilla, en recuerdo de otra figura de Niño Jesús robada hace unos años del belén navideño de la Misericordia y que nunca ha vuelto a aparecer.

Y, para terminar la ruta, casi lo mejor: una bebida (vino o caña para los mayores y refrescos para los niños) y una tortilla de camarones para cada uno. Las degustamos en la Casa del Mar, en pleno barrio de pescadores, escuchando cantar sevillanas y tanguillos a un grupo de jubilados del pueblo con una energía envidiable y viendo bailar a dos niñas del pueblo con mucho —pero que mucho— arte.

En esta ruta lo pasamos estupendamente y todo fue «de verdad», con esa honestidad de las cosas vividas y mamadas desde la niñez. Ese era para nosotros el verdadero diferencial de las rutas y actividades que organizaba el Centro de Iniciativas Turísticas de Conil; eso es lo mejor y lo que más agradecemos: que todo sea de verdad.

Por eso os recomendamos esta ruta por el barrio de pescadores de Conil, (si se sigue organizando ahora, en tiempos de coronavirus) porque estamos estamos seguros de que no os defraudará.

Fotos de la ruta por el barrio de pescadores de Conil

Aquí os dejamos algunas fotos de la ruta guiada que hicimos, con los niños, por el barrio de pescadores de Conil: sus callejuelas, sus patios, sus vistas… todo es encantador:

Cómo hacer la ruta por el barrio de pescadores

Para la actualización de este artículo no hemos podido encontrar información de contacto actualizada del C.I.T., por lo que sólo podemos sugeriros que contactéis con el Ayuntamiento de Conil de la Frontera para que os puedan facilitar información local y actualizada de actividades relacionadas.

  • victoria comentó:

    Me encanta las recomendaciones que dais. Estas de Conil me vienen como anillo al dedo ya que en unas semanas iremos por allí (espero no tener que usar las del levante 😛 jejeje )
    Estaría genial recomendaciones de donde comer sobretodo con nenes 🙂

    • Esmeralda G. Valladolid comentó:

      ¡Gracias!, iremos publicando más cosas; tomamos nota de la sugerencia, ¡un abrazo!

    • Esmeralda G. Valladolid comentó:

      ¡Hola, Victoria! Tenemos dos temas sobre restaurantes en Cádiz, El Jardín del Califa y la freiduría Las Flores. ¡Espero que te gusten los planes! 😉

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies