PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Meditación en familia: para qué sirve y cómo practicarla todos los días

La meditación facilita la concentración y, por tanto, incrementa el rendimiento escolar

La meditación facilita la concentración y, por tanto, incrementa el rendimiento escolar

Todos los padres queremos pasar tiempo de calidad con nuestros hijos y la práctica diaria de la meditación puede convertirse en esos quince minutos de conexión en familia que, además, reportan beneficios añadidos: la meditación desarrolla la empatía, la capacidad de concentración, el control del estrés

Aprender a meditar no es difícil, pero sí nos parece necesario hacer alguna formación previa, bien los adultos para luego enseñárselo a los niños o bien todos en familia. Nosotros hicimos un curso de meditación en familia organizado por la Sociedad Española de Meditación en el que aprendimos muchas técnicas fáciles para meditar con niños gracias a Ramón Leonato, un maestro español que es el presidente de esa asociación (con sede en La Peral, un pueblecito asturiano cerca de Avilés). Tiene mucha experiencia con niños, porque, entre otras cosas, ha puesto en marcha un programa de meditación en el cole, con muy buenos resultados (niños menos distraídos, más tranquilidad en el aula, menos conflictos entre alumnos…). Te toda esta experiencia hemos extraído estas tres formas de hacer que los niños se acerquen a la meditación.

Cómo nos ayuda la meditación

La meditación en familia es beneficiosa para todos, también para los niños

La meditación en familia es beneficiosa para todos, también para los niños

En nuestra vida diaria, cada mañana, al despertarnos, conectamos con nuestras memorias: nuestra situación familiar, nuestra percepción de quiénes somos, nuestras circunstancias vitales. Y también conectamos con los problemas del día anterior, con los recuerdos de personas con las que nos relacionamos, con las tareas que nos esperan en el día, con los miedos a lo que va a ocurrir… Todo ello lo tenemos en la mente, que nos lo traslada en forma de ideas que saltan de una cosa a la otra, que nos llevan a los que haremos y lo que diremos a tal persona en cuanto la veamos (y aquí hasta iniciaremos una conversación mental con la representación que tenemos de tal persona, sus respuestas, sus actitudes…). Un montón de ruido mental que no nos deja vivir en paz ¿verdad?

Eso que nosotros experimentamos al despertar, lo experimentan a su manera los niños, que también tienen sus vivencias y sus problemas cotidianos. Para eliminar esa desazón, hay que comprender que, en realidad, el pasado ya no existe y el futuro no ha llegado y que lo que tenemos por delante es un día para vivir, es el presente en el que yo tendré pensamientos que desencadenarán emociones que, a su vez, originarán acciones. Lo que pienso influye en lo que siento y eso en lo que hago. Así, si tranquilizo mi pensamiento y lo centro en el presente, mis sentimientos serán más serenos y mis acciones serán más positivas hacia mí y hacia mi entorno. En una palabra, seré más feliz.

El quid de la cuestión es calmar la mente y parar ese parloteo que nos acompaña continuamente. Para eso sirve la meditación, porque actúa en el origen y desencadena toda una serie de factores positivos (demostrado también científicamente).

Cuando entiendes todo esto y aprendes las técnicas básicas para meditar en familia, la dificultad que queda por superar es lograr hacer de la meditación una práctica diaria. Somos partidarios de que sea una actividad incluida a diario en la vida escolar, pero eso aún no ha llegado a la mayoría de los colegios, así que los padres tenemos que esforzarnos por convertirla en una rutina de la vida familiar.

Nuestra mente y el día por vivir...

Nuestra mente y el día por vivir…

Consejos para conseguir meditar a diario con los niños

No es fácil encontrar hueco en nuestras rutinas diarias para compartir ese ratito de meditación en familia, pero con estas ideas, basadas en nuestra experiencia, podrás conseguirlo:

  1. Elige una hora del día en el que podéis reuniros todos
    Lo ideal es a primera hora, antes del desayuno. Si no es posible, al volver del colegio o antes de la cena son también buenos momentos. Cuando os hayáis puesto de acuerdo en la hora, haced de ese momento una rutina (al principio, tendréis que ser disciplinados).
  2. Elige la técnica de meditación adecuada
    Concentrarse en la respiración es lo esencial y luego podéis aplicar otras técnicas (aquí tenéis cinco técnicas de meditación fáciles de practicar en familia).
  3. ¿Cuánto tiempo hay que meditar?
    Se suele decir que un minuto por año de edad. Los adultos, alrededor de veinte minutos dos veces al día. Si meditáis todos juntos, podéis llegar a un consenso en el que todos os sintáis cómodos.
  4. ¿Dónde es mejor meditar?
    No hay un sitio mejor que otro, pero es importante que todos os podáis sentar cómodamente, con los pies cruzados y las manos unidas en el regazo. En los sofás de la sala de estar, o en el suelo sobre cojines si tenéis un sitio en el que quepáis todos en círculo, por ejemplo.
  5. ¿Y si los niños no quieren meditar?
    Haber aprendido en un curso de meditación para toda la familia allana mucho el camino. Quizás al principio les parezca un rollo, así que tendréis que explicarles lo bien que les vendrá para reconducir los momentos complicados que a todos nos trae la vida. Insistid con cariño, dejad que empiecen poco a poco, meditando tres minutos, luego cinco y ampliando el tiempo sin forzarlos. Y, sobre todo, dadles ejemplo meditando vosotros. Otra posibilidad es que hagan mindfulness como actividad extraescolar, porque así practican la meditación con niños de su edad.

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies