PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Visitamos San Millán de la Cogolla, el lugar donde nació el castellano

Vista general del monasterio de San Millán de la Cogolla
Vista general del monasterio de San Millán de la Cogolla

San Millán de la Cogolla es un pueblo precioso de La Rioja famoso por sus dos monasterios, el de San Millán de Suso (de “arriba”) y el de San Millán de Yuso (de “abajo”), y sobre todo porque allí existen pergaminos con las primeras palabras escritas del castellano, las llamadas “glosas emilianenses”, que prueban que en esta zona nació el castellano, una nueva lengua ya completamente diferente del latín del que provenía.

Pero no creáis que una visita a San Millán ha de ser solo cultural y filológica, no, para nada. Esta zona está llena de paisajes maravillosos, de pueblos con encanto y de una gastronomía rica rica, regada además con los vinos denominación Rioja de los que no hace falta dar más detalles.  De hecho, hace poco hemos estado justamente disfrutando de una experiencia enológica y en familia en las Bodegas Valdemar, un plan con niños también muy recomendable.

Pues sí, el monasterio de San Millán de la Cogolla no es uno sino dos.  Os contamos por qué.

Monasterio de Suso y de Yuso

Vista del Monasterio de San Millán de la Cogolla
Vista del Monasterio de San Millán de la Cogolla

Históricamente, San Millán fue un eremita que vivió 101 años, entre el 473 y el 574, como eremita y hombre religioso que atendía las necesidades espirituales de la gente esta zona de La Rioja, primero en soledad, en una cueva, y luego acompañado de otros hombres buenos, en esa cueva ya aumentada y mejorada con la construcción de una iglesia que fue erigida a lo largo de los siglos, hasta el XI, por lo que su estilo corresponde a varias épocas y corrientes artísticas (mozárabe y románico sobre todo. En este enlace os contamos cómo es el Monasterio de San Millán de Suso, cómo se visita y qué elementos son más interesantes y atractivos para los niños y para una visita en familia.

En el siglo XI, esa comunidad que vivía arriba, se traslada al pueblo y allí se construye el nuevo monasterio, el de abajo, el de Yuso, que es hoy el centro de esta población, el que mantiene una vida monástica activa y donde se conserva un enorme patrimonio cultural. Os vamos a explicar su historia y los elementos más interesantes que no debéis olvidar en vuestra visita a este lugar origen del castellano, pero antes os contamos cómo organizar vuestra visita.

Cómo organizar la visita a San Millán de la Cogolla

Cartel informativo del Monasterio de San Millán de la Cogolla
Cartel informativo del Monasterio de San Millán de la Cogolla

Cuando lleguéis al pueblo, veréis inmediatamente la mole imponente del Monasterio, no hay pérdida. Justo delante hay una zona para aparcar y el centro de visitantes, con dos plantas, una para las entradas de San Millán de Suso y otra para las del de Yuso. Se cogen en dos taquillas distintas, sí, y suele haber mucha gente, así que, si vais varios, os puede compensar repartiros en las colas que se forman.

Aunque lo lógico es ver primero el de Suso y luego el de Yuso (primero el antiguo y luego el moderno), podéis organizaros como queráis y podáis según los horarios disponibles. Eso sí, calculad una media hora de diferencia entre el fin de una visita y el comienzo de la otra, porque para el de Suso tenéis que coger el autobús que sale en la misma acera del Centro de Visitantes, un poco más arriba. La visita guiada del de Suso dura unos tres cuartos de hora y la de abajo, que también es guiada, alrededor de una hora (luego os entretendréis en hacer fotos, ver el exterior, comprar algún recuerdo…).  Antes o después, daos una vuelta por las calles del pueblo, merece la pena.

Historia de San Millán de Yuso

Arca de reliquias del Monasterio de San Millán de Yuso
Arca de reliquias del Monasterio de San Millán de Yuso

A principios del siglo XI, la comunidad de monjes de San Millán vivía en el monasterio de Suso, que se había convertido en un centro de peregrinación para adorar las reliquias del santo fundador. Sin embargo, el rey don García quería que el gran centro religioso de la zona fuera Nájera y por eso ordenó que las reliquias de todas las iglesias y monasterios de los alrededores fueran trasladados a la catedral de Santa María de Nájera. Los monjes del monasterio de Suso no pudieron resistirse y vieron cómo los restos de San Millán eran montados en una carreta tirada por bueyes y encaminados hacia Nájera.

Sin embargo, según cuenta la leyenda, al llegar abajo del valle, la carga se hizo tan pesada que los bueyes no lograban tirar de ella. Por mucho que hombres fornidos tiraron y empujaron para ayudar a las bestias, la carreta no se movía. El rey entendió el mensaje divino y decidió que los restos de San Millán se quedaran allí mismo, pero cobijados por un gran monasterio que manda construir: el Monasterio de Yuso. Allí fueron trasladados en 1067 y desde entonces reposan allí, hoy en una preciosa arca de marfil.

Biblioteca del Monasterio de San Millán de la Cogolla
Biblioteca del Monasterio de San Millán de la Cogolla

La visita a las dependencias del monasterio es guiada y muy bien explicada. Cuando nosotros estuvimos, había varios niños además de nuestros hijos y la guía que nos tocó se esmeró en hacerlo todo muy comprensible y lleno de humor para que a los niños –y de paso a los adultos– les resultara muy amena.

Lo primero que se ve es la sala frente a la gran escalinata, donde hay dos vitrinas claves para entender la visita y la importancia de San Millán de la Cogolla: una cobija dos preciosas maquetas del monasterio de Suso y del de Yuso. En la otra está una reproducción del famoso códice 60, en el que aparecen las famosas glosas.

Qué son las glosas emilianenses y el códice 60

Glosas en San Millán de la Cogolla Yuso
Libros de glosas en San Millán de la Cogolla Yuso

En el siglo XI la gente ya no hablaba latín, sino una lengua que venía de ese latín pero ya muy deformado y evolucionado. Se hablaba, pero se escribía, ya que el latín era la única lengua considerada apta para la comunicación religiosa y formal. Todos los prergaminos estaban escritos en latín y ésos son los que estudiaban los monjes y en los que se basaban para dirigir sus sermones al pueblo.

Pero, claro, muchos ya no lo entendían, porque nadie usaba el latín en la vida cotidiana. Por eso, alguno de esos monjes que estaba leyendo un códice –el que hoy llamamos códice 60– tradujo algunas de las palabras y expresiones que no se entendía escribiéndolas en el margen. A esas anotaciones es a las que se conoce como glosas, que ya corresponden al castellano que, con la evolución de los siglos, es también el que hoy hablamos.

Detalle de las glosas de San Millán de la Cogolla
Detalle de las glosas de San Millán de la Cogolla

Por cierto, el códice 60 original está en Madrid, en la Biblioteca de la Real Academia de la Historia, pero sólo se enseña al público en las exposiciones importantes sobre temas relacionados.

A partir de esa primera explicación, la visita transcurre por la iglesia, la sacristía, el claustro, la biblioteca…  Todo en San Millán de la Cogolla  te habla de nuestra historia.

Desde el punto de vista de su estilo artístico, fue construido inicialmente como románico, pero sobre él, para ampliarlo y mejorarlo, se levantó entre los siglos XVI y XVIII el actual edificio de Yuso. Es especialmente interesante la sacristía, el coro y la estantería de los cantorales, pero en el siguiente enlace te contamos un puñado de anécdotas y curiosidades del Monasterio de San Millán de la Cogolla.

Fotos del Monasterio de San Millán de la Cogolla de Yuso

Aquí os dejamos algunas imágenes del entorno, del monasterio y de algunas de las joyas que podéis encontrar durante vuestra visita:

Horarios y tarifas para visitar el Monasterio de Yuso

Si váis a visitar el monasterio este año, en tiempos de coronavirus, os recomendamos consultar la web del Monasterio de San Millán de la Cogolla para obtener información actualizada sobre las condiciones para la visita.

Desde Semana Santa hasta septiembre (incluido), el monasterio abre en los siguientes horarios:

  • Mañana: 10,00 – 13,30 horas
  • Tarde: 16,00 – 18,30 horas
  • Mes de agosto todos los días abierto (excepto 28 de agosto)
  • Domingos tarde y lunes cerrado (excepto agosto)

Desde octubre a Semana Santa:

  • Mañana: 10,00 – 13,00 horas
  • Tarde: 15,30 h – 17,30 horas
  • Domingos tarde y lunes cerrado

El monasterio permanece cerrado los siguientes días:

  • 1 de enero
  • 5 y 6 de enero
  • 9 de junio
  • 28 de agosto
  • 12 de noviembre
  • 24 y 25 de diciembre
  • 31 de diciembre

Las tarifas son las siguientes:

  • General: 7,00 euros
  • Jubilados (+ de 65 años): 5,00 euros
  • Grupos (+ de 20 personas): 4,50 euros
  • Niños (de 7 a 15 años): 3,00 euros
  • Menores de 7 años: Gratis

Dónde está San Millán de la Cogolla

El Monasterio de Yuso está en el centro del pueblo, con una zona de parking delante. En este mapa puedes situarte para organizar tu visita.

La visita dura aproximadamente 50 minutos y toidas las visitas son guiadas. En los alrededores del monasterio hay aparcamiento gratuito.

Categoría: La Rioja, Museos
  • Elsa comentó:

    hola está bonito =) adiós guapis

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies