PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

El Capricho de Gaudí, en Comillas

El Capricho de Gaudí, en Comillas

El Capricho de Gaudí, en Comillas

Nos encontramos en el palacete de un solterón enriquecido tras haber emigrado a Cuba y haber prosperado allí (la figura del indiano, tan conocida en el norte de España) que gustaba de reunirse allí con sus amigos. Y, como estaba unido por lazos de familia a la familia Güell, será el mismo Gaudí el que le cree un edificio único, lleno de originalidad y de claves que, al visitarlo, conviene conocer y es divertido encontrar y descifrar. Cuando se visita con niños, además, ese puede ser el hilo conductor que guíe su interés: vamos a descubrir los secretos de este “capricho” de Gaudí construido para el señor Máximo Díaz de Quijano.

Esta casa es una de las primeras creaciones del arquitecto Gaudí

Esta casa es una de las primeras creaciones del arquitecto Gaudí

Desde el punto de vista artístico, no puede haber duda de que merece la pena, como cualquier obra de Gaudí, pero además ésta tiene la particularidad de ser de sus primeras creaciones y, por otro lado, la de ser una de las pocas que no está en Cataluña (junto con otras en León y en Astorga).

Si os gustan las clasificaciones, El Capricho es una obra modernista y neomudéjar y fue construido entre 1883 y 1885. Se encuentra en la localidad cántabra de Comillas, muy cerca del centro y bien señalizado, aunque es cierto que su entrada, precedida de un gran jardín con un muro de protección, no se ve a primera vista. Se le conoce como El Capricho, pero también como la Villa Quijano y sus planos fueron diseñados por Gaudí en Barcelona, sin que el genial arquitecto estuviera nunca allí, ya que delegó la realización de la obra en uno de sus colaboradores.

A la entrada se proyecta un vídeo explicativo de la construcción y su historia

A la entrada se proyecta un vídeo explicativo de la construcción y su historia

La taquilla está junto a la entrada y te aconsejan que, antes de comenzar la visita, veas el vídeo de unos 15 minutos que de continuo se proyecta en la planta baja del edificio, en lo que era el invernadero de la casa. En él se explica muy bien el significado y las principales características de la casa. Nosotros lo vimos con los chicos y les gustó, no se les hizo para nada largo ni pesado.

El Capricho por fuera…

El estilo de Gaudí es fácilmente reconocible en El Capricho

El estilo de Gaudí es fácilmente reconocible en El Capricho

Lo que más llama la atención es el uso del ladrillo y de la cerámica, con gran repetición de la flor del girasol, lo que da a todo el conjunto un aspecto colorista lleno de alegría. También los motivos musicales tienen gran protagonismo, porque el dueño de la casa era amante tanto de la botánica como de la música. Llama también la atención el alto torreón (que no es visitable, por cierto) y la entrada con un pequeño pórtico. Como todas las obras de Dalí, la belleza está apoyada en soluciones prácticas para el confort de la vida diaria: el motivo del girasol va acompañado con una concepción de la casa en la que cada estancia está situada en el lugar adecuado para que el sol la ilumine en el momento óptimo del día según la actividad que se realice en ella: para que en el comedor haya luz a mediodía, para que se pueda disfrutar del atardecer desde la terraza…

Los balcones de El Capricho de Gaudí son las estancias favoritas de los niños

Los balcones de El Capricho de Gaudí son las estancias favoritas de los niños

A los niños les gustan mucho los balcones, que son como extensiones de la barandilla, que se amplifica y recrea lugares para sentarse y descansar mientras se observan los juegos de luz del sol reflejándose en la cerámica de la fachada. Haced que vuestros hijos se sienten y lo prueben. Recordadles que Antonio Gaudí venía de una familia de caldereros y herreros y que por eso sabía tanto de hierro forjado y le gustaba tanto incluir ese tipo de elementos en las casas que diseñaba.

…El Capricho por dentro

Detalle de uno de los techos de El Capricho de Gaudí, en Comillas

Detalle de uno de los techos de El Capricho de Gaudí, en Comillas

Los techos de cada habitación –todos distintos– y las decoraciones de las vidrieras son elementos importantes y en ellos se reproducen figuras de animales, de flores, de instrumentos musicales… En las vidrieras del cuarto de baño, por ejemplo, se puede ver un mirlo sobre las teclas de un piano y una abeja tocando la guitarra. Las ventanas se abren y cierran con un complejo sistema de poleas y contrapesos diseñado por Gaudí. La madera es un material presente en toda la casa y tratada de forma artística, incluso en los pocos muebles que puedes encontrar en ella (subid al desván y probad las sillas). El corredor está diseñado para que, al abrir las ventanas, se creen corrientes de aire y así la casa se refresque y ventile.

El patio

Gaudí ha creado también en El Capricho un patio/jardín trasero, con suelos de piedra y bordeado de muros acabados en ladrillo visto y cerámica, como el resto de la casa. Ahí podéis ver también un banco corrido cubierto de azulejos blancos; ése será un elemento que luego utilizará en el Parque Güell, aunque ya decorado con trencadís (la decoración en forma de mosaico hecho con trozos irregulares de baldosines rotos rescatados de deshechos de casas rotas o de restos de fabricación).

Detalle de los jardines de El Capricho de Gaudí, en Comillas

Detalle de los jardines de El Capricho de Gaudí, en Comillas

Enfrente de la casa hay un jardín con un parterre en forma de herradura que servía para que los carruajes pudiesen llegar, descargar a los viajeros y sus equipajes y dar la vuelta fácilmente. Tampoco os perdáis la gruta artificial en la que el dueño de la casa entraba con sus amigos para estar al fresco en los días calurosos.

Horarios y precios para visitar El Capricho de Gaudí

En la parte de abajo, el semisótano, el lugar reservado para el servicio, se sitúa hoy la tienda de recuerdos y libros sobre El Capricho (venden una guía visual muy recomendable por 12 euros).

El Capricho abre todos los días en horario continuado, las entradas se adquieren allí mismo y no es preciso reservarlas ni comprarlas por Internet porque no hay acumulaciones de público. La visita es autoguiada (te dan un folleto con las entradas) y os aconsejamos que veais antes el video que proyectan en lo era el invernadero de la casa, porque os situará y os ayudará a entender este edificio de Gaudí. Además, podéis ir por la mañana, salir y volver después de comer, por ejemplo, porque os respetarán la entrada (tenéis que avisar, eso sí). Organizan algunas actividades y talleres para niños, pero los horarios varían, así que tenéis que informaros previamente.

  • Horario del 1 de noviembre al 28 de febrero: de 10:30 a 17:30. Cerrado el 24, 25 y 31 de diciembre y el1 y el 5 de enero.
  • Horario del 1 de marzo al 30 de junio y todo el mes de octubre: de 10:30 a 20:00 h.
  • Horario de verano, del 1 de julio al 30 de septiembre: de 10:30 a 21:00.

Puedes encontrar más información en la web oficial del Capricho de Gaudí en Comillas.

La entrada es gratis para menores de 7 años, cuesta 2,5 euros para niños entre 7 y 14 años y 5 euros para los mayores de 14 años.

Fotos de El Capricho de Gaudí

  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • capricho-gaudi-14
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
  • El Capricho de Gaudí, en Comillas
Categoría: Cantabria, Museos
  • Carlos comentó:

    Hola!

    Muchas gracias por publicar El Capricho de Gaudí en tu página. De verdad nos hace ilusión que lo consideres un plan que se puede hacer con hijos ya que tenemos la suerte de recibir bastantes familias. Visitar un monumento con niños puede ser muy divertido. Nosotros siempre recomendamos consultarnos por teléfono, email o en la web porque habitualmente realizamos actividades para familias. De nuevo, mil gracias!

    Un abrazo desde Comillas.

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies