PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

5 robots de The Robot Museum que no te puedes perder

Robots Manoi PF01

Robots Manoi PF01

En el post sobre The Robot Museum de Madrid os hablamos de cómo es, sus horarios, sus precios… También os contamos que, para conocerlo, hay que apuntarse a la visita guiada, porque así lo entiendes bien y te aclaran todas las dudas que te van surgiendo. Ahora te contamos qué 5 robots de The Robot Museum no te puedes perder y debes enseñar a tus hijos de todas todas.

Ya sabéis que The Robot Museum se encuentra en la planta baja de Juguetrónica, una fantástica tienda de robótica en la calle Alberto Aguilera. Aparte de las visitas, organizan campamentos, talleres y muchos cursos de robótica.

Los robots que más nos gustaron

Pleo es un entrañable dinosaurio robótico

Pleo es un entrañable dinosaurio robótico, uno de nuestros robots favoritos 😉

En la visita guiada (¡muy aconsejable!) que hicimos había varias familias, algunos chicos jóvenes y una pareja de turistas. La guía nos habló de cómo nació este museo, en 2013, con la colección de robots del CEO de Juguetrónica, David Bayón, a la que se han sumado piezas de coleccionistas privados y, en 2017, la colección particular de Pablo Medrano, especialista en robótica de entretenimiento.

Si vais, ya veréis como os sorprende. Estos son los robots que a nosotros nos dejaron con la boca abierta.

Robby, el robot de “Planeta Prohibido”

Se podría decir que Robby es es 'el padre' de R2D2

Se podría decir que Robby es es ‘el padre’ de R2D2

Aquí hacemos un poco trampa, porque, en realidad, esto no es un robot, sino un traje mecánico de 2,18 metros de altura que un actor llevaba puesto en la película Planeta Prohibido, uno de los primeros films de éxitos en los que los robots tenían un papel principal (sí, se podría decir que Robby es el antecesor de R2D2 y de C3PO, los héroes mecánicos de Star Wars).

Robby caminaba sobre dos “patas” (no rodaba, como hacían robots posteriores) y eso le daba una apariencia algo torpe; tenía libertad de acción, salvo por una cosa: no podía nunca hacer daño a un humano. En esta colección de The Robot Museum no está en una vitrina, así que puedes hacerte unas estupendas fotos junto a él.

NAO, el robot más avanzado del mercado

Nao es uno de los robots más avanzados del mundo

Nao es uno de los robots más avanzados del mundo

Este sí que te lo puedes comprar, porque está a la venta por unos 7.200 euros. Aunque puede estar en el hogar, en realidad está especializado en educación y es el cómplice perfecto de maestros y profesores para que los niños presten atención a sus clases, se sientan motivados y mejoren su rendimiento académico.

NAO es una herramienta perfecta para trabajar con niños autistas, porque con Nao se puede interaccionar con palabras, tocándole o de manera visual. Se adapta a cualquier rol dentro de un grupo: amigo, maestro, mentor…

La guía lo hizo “actuar” para nosotros y da una increíble sensación de vida. Está dotado de cámaras que le permiten reconocer a las personas con las que se relaciona, varios micrófonos que le hacen oír en un ángulo de 360 grados, se conecta por wifi a la nube para conseguir información, puede leer libros, imitar acciones, agarrar objetos pequeños y dártelos en la mano y utiliza una gama de colores para expresar sus “emociones”. Sí, interactúas con él y te quedas de piedra, la verdad.

Pepper, un robot de protocolo

Pepper es un robot diseñado para la educación

Pepper es un robot diseñado para la educación

Mide 1,20 metros y pesa 28 kilos, es como un amigo bajito, y está entrenado para interactuar con personas. Ojo, porque analiza nuestro lenguaje verbal y no verbal, el tono de voz, la posición de nuestra cabeza para hacerse una idea de nuestro estado emocional y poder comunicarse con nosotros generando una especie de empatía (aunque sea un robot, sí).

Es un robot “de protocolo”, lo que significa que es idóneo para departamentos de atención al cliente o para dirigir eventos. Tiene movimientos que le dan una cierta flexibilidad, como si fuera un lenguaje corporal, se desplaza (rodando) a una velocidad máxima de 3 km/h.

Además, tiene una tablet en la zona del pecho y siempre está conectado a Internet. ¿Para que se usa? Para presentar productos y explicar cómo son, dar indicaciones, informar al público… Es un gran recepcionista…

Pleo, el dinosaurio al que puedes acariciar

Pleo sin piel

Pleo sin piel

Este pequeño dinosaurio electrónico (mide medio metro de alto) es un maravilloso robot de compañía que te traslada, cuando lo coges al mundo de las películas de la saga Jurassic Park. Tiene el tamaño de un perro pequeño y una cobertura como de goma muy agradable al tacto, lo que te empuja a acariciarlo y jugar con él como si estuviera vivo.

Cuando lo enciendes, es como si naciera y tienes que enseñarle todo. Evoluciona siguiendo las pautas con las que lo eduques y te relaciones con él, así que cada Pleo tiene un carácter y una personalidad diferentes. En cierta forma, le puedes amaestrar y hará trucos como darte la pata o poner la cabeza para que le des palmaditas y lo mimes.

Sí, este robot dinosaurio es como una mascota que se mueve sola, no come ni… (ya sabes), pero nos demuestra cariño y se duerme en nuestros brazos. Mueve los ojos, husmea, muerde, reconoce su nombre si le llamas y, con sus gritos de dinosaurio, nos dice de qué humor está (“Feliz y Curioso”, “Juguetón y Marchoso”, “Asustado y Sorprendido”, “Triste y Enfadado”). Por cierto, va acompañado de una hoja de árbol de plástico que mordisquea para entretenerse.

Robi

Manoi PF01 firmado por su diseñador

Manoi PF01 firmado por su diseñador

Este robot es obra de Tomotaka Takahashi, un famoso diseñador japonés de robots que ha desarrollado algunos robots muy famosos. Si te fijas en el pie de Robi, verás que tiene una firma: es la de Takahashi, que estuvo en The Robot Museum hace no mucho. Sus obras son siempre pequeños robots humanoides, porque, según él, “tienen un aspecto suficientemente amigable como para saber que no querrán destruir el mundo”.

Ha realizado robots sorprendentes, como Evolta, que escaló el Gran Cañón del Colorado en 6 horas y 40 minutos, otros que juegan al fútbol y hasta un robot con formas femeninas llamado FT que hasta ha desfilado en pasarelas de moda.

Robi se basa en los personajes del anime japonés y es muy dinámico: puede andar, estrecha la mano, se sienta en su sillita cuando se le acaba la batería… Fue vendido en Japón pieza a pieza, con un total de 70 entregas para que los coleccionistas lo fueran montando poco a poco.

Fotos de nuestros 5 robots favoritos

En esta galería de fotos puedes ver algunos detalles de nuestros robots favoritos; los encontrarás en el museo del robot de Juguetrónica, en Madrid.

Cuándo ver estos robots

Los horarios de las visitas guiadas en The Robot Museum, los precios de las entradas, la situación exacta y todas las demás informaciones prácticas puedes consultar en nuestro post sobre The Robot Museum.

Categoría: Madrid, Museos

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies