PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Los puentes sobre el río Liffey, en Dublín

Bici junto al puente del ferrocarril Butt, en Dublín

Bici junto al puente del ferrocarril Butt, en Dublín

El río Liffey parte Dublín en dos áreas, una al norte y otra al sur, ya que recorre la ciudad de oeste a este. Nace en las montañas de Wiklow y, 125 km después, desemboca en el mar de Irlanda a través de la bahía de Dublín. Acostumbrados al Manzanares, a nosotros que vivimos en Madrid nos parece un río grande y, cuando vamos a Dublín, nos gusta pasear por sus orillas y cruzar sus puentes. Al atardecer, la luz es realmente bonita y, si os gusta la fotografía, no podéis dejar de recorrer las márgenes del Liffey. Las gaviotas, presentes en todo el trazado, dan mucho juego para conseguir buenas imágenes llenas de ambiente marinero.

Con los niños, pasear por la orilla del río Liffey es una opción estupenda durante un viaje a Dublín porque los puentes les suelen gustar mucho; dar un paseo es gratis, además de que permite conocer una parte de esta ciudad llena de belleza (y, de nuevo, la combinación niños y gaviotas da mucho juego para las fotos).

A lo largo de los siglos, el Liffey ha sido atravesado por múltiples puentes. Algunos de ellos permiten el tráfico rodado, otros son peatonales, otros forman parte del tendido del ferrocarril, los hay sencillos e historiados, modernos y antiguos, de piedra y de metal… hay de todo.

Monumento a las hambrunas junto al río de Dublín

Monumento a las hambrunas junto al río de Dublín

Puedes conocerlos junto al resto de la ciudad si contratas el recorrido por Dublín en autobús turístico (es práctico llevarlo ya reservado desde aquí).

Nosotros hemos hecho un recorrido desde la zona más cercana al mar, donde está el Puente East Link (el que une la parte más portuaria de la ciudad con la zona más nueva, donde está, por ejemplo el edificio de la compañía telefónica O2) hasta más allá del centro, casi a la altura de la cervecería Guinness. Vosotros lo podéis hacer en varios días, en bici (aprovechad las bicis de alquiler en Dublín, que están por toda la ciudad).

Puente del East Link

Puente East Link

Puente East Link

Nada que comentar, salvo que es un muy estrecho para los peatones y que siempre está lleno de camiones que pasan ruidosos sobre él transportando las mercancías traídas por los barcos.

Puente del ferrocarril Butt

Puente del ferrocarril de Butt

Puente del ferrocarril de Butt

En este lugar hubo en 1879 un puente pivotante (su superficie se desplazaba hacia un lado apoyándose en una de las orillas, pivotando sobre ella) al que se le había nombrado Butt en honor de uno de los luchadores por la autonomía irlandesa (Isaac Button). En 1932 fue reemplazado por el actual.  Mide 65 m de largo y 20 de ancho y se apoya sobre una fuerte estructura de hormigón. Tiene una parte para tráfico rodado y otra para la línea del ferrocarril.

Puente del Milenio

Puente del Milenio, en Dublín

Puente del Milenio, en Dublín

Es un puente peatonal de 51 m de largo y 4 m de ancho que une la zona de Temple Bar con los muelles del norte de Dublín. Fue construido con una estructura de acero que descansa sobre pilotes de hormigón e instalado aquí el año 1999, para conmemorar la llegada del nuevo milenio, en 2000, de donde procede su nombre.

Puente del Ha’Penny o del Medio Penique

Puente Half Penny

Puente Half Penny

En el lugar donde se levanta este puente peatonal solía haber un servicio de barcas para pasar a la gente de una orilla a otra. En 1816, se decide construirlo haciendo pagar un peaje a todo aquel que lo atravesara: medio penique, de ahí su nombre. Está hecho de hierro fundido y pintado en blanco  y mide 43 m de largo y 2,20 m de ancho. Tradicionalmente, las parejas dublinesas se han declarado su amor enganchando candados en sus barrotes, algo que se ha tenido que prohibir porque, en varias ocasiones, el peso de tanta ferralla ha provocado peligro de derrumbe de la estructura.

Puente O’Connell

Puente O'Connell

Puente O’Connell

Es quizá uno de los más famosos de Dublín, porque da paso a la calle O’Connell. Con 45 m de largo y 50 de ancho, es el único puente de Europa con más anchura que longitud. Su origen data de finales del siglo XVIII, aunque entonces se llamaba Carlisle Bridge y estaba construido de granito. Tenía 3 ojos y un obelisco en cada una de sus cuatro esquinas. A finales del siglo XIX hubo que reconstruirlo porque su anchura no bastaba para absorber todo el tráfico y fue entonces cuando lo rebautizaron como O’Connell Bridge en honor de otro de los líderes en la lucha por el autogobierno para Irlanda.

Puente Sean O’Casey

Puente Sean O'Casey

Puente Sean O’Casey

A nosotros nos parece uno de los puentes más bonitos de Dublín, aunque también es de los más jóvenes, ya que fue levantado en 2005 dentro del plan de recuperación de los muelles junto al río Leaffy. Se trata de un puente levadizo que permite el tránsito de barcos y, en su superficie, es de uso peatonal. Mide 100 m de largo por 4,5 m de ancho y debe su nombre a un dramaturgo y miembro del ejército del pueblo, que luchó por la independencia de Irlanda.

Puente Samuel Becket

Puente Samuel Becket

Puente Samuel Becket

Se abrió al público en 2009 y es obra del español Santiago Calatrava. Intenta simbolizar el arpa irlandesa y puede levantarse para dejar paso a los barcos. Tiene 6 carriles, cuatro para el tráfico y dos para el tráfico rodado, mide 120 m de largo, y 38 de alto y está sujeto por 31 cables de acero. Su nombre, claro, es el del famoso literato.

Puente Grattan

Puente Grattan

Puente Grattan

Su nombre es el de un político irlandés miembro del parlamento. En el siglo XVII se llamaba Essex Bridge, estaba hecho de piedra y, debido a las crecidas del río Liffey, sufrió una serie de destrozos que hicieron necesarias varias reparaciones, la más importante a finales del XIX, que añadieron elementos de hierro a la estructura de piedra del puente y también faroles ornamentales en ese mismo material. Recientemente (en el 2005) ha habido un proyecto para llenar este puente con casetas de libreros, a modo de tiendecitas permanentes como las del Ponte Vecchio de Florencia, pero las labores para llevarlo a la práctica se quedaron a medias.

Puente de Rosie Hackett

Puente de Rosie Hakett

Puente de Rosie Hakett

El más reciente de todos los puentes sobre el Liffey, ya que se ha inagurado en mayo de 2014. Tiene 48 metros de largo por 26 de ancho y por él no puede circular el tráfico privado (sólo transporte público, ciclistas y peatones). Tiene un solo arco, que ha sido construido a la mayor altura posible para no interferir con el tráfico de barcos por el río. Su nombre es el de una conocida sindicalista irlandesa.

Fotos de los puentes de Dublín

  • Monumento a las hambrunas
  • Muelles junto al puente Rosie Hackett
  • Pubs llamados como el puente Half Penny
  • Puente de Irlanda
  • Puente de Rosie Hakett
  • Puente del ferrocarril de Butt
  • Puente del ferrocarril de Butt
  • Puente del ferrocarril de Butt
  • Puente del Milenio
  • Puente East Link
  • Detalle del puente Grattan
  • Detalle del puente Grattan
  • Puente Grattan
  • Detalle del puente Grattan
  • Detalle del puente Grattan
  • Puente Half Penny
  • Puente Half Penny
  • Puente Half Penny
  • Puente Half Penny
  • Puente Half Penny
  • Puente O'Connell
  • Puente O'Connell
  • Puente Samuel Becket
  • Puente Samuel Becket
  • Puente Samuel Becket
  • Puente Samuel Becket
  • Puente Sean O'Casey
  • Puente Sean O'Casey
Categoría: Irlanda

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies