PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Un día en la Selva de Irati con los niños

Visitamos la Selva de Irati con los niños

Visitamos la Selva de Irati con los niños

Teníamos ganas de conocer la Selva de Irati con los niños, porque es un bosque famoso por sus zonas de hayas y de abetos. De hecho, es el segundo hayedo y abetal más extenso de Europa después de la Selva Negra, en Alemania. Está muy bien conservado, porque la gente de la zona lo ha sabido tratar con cuidado, aprovechando sus riquezas para ganarse la vida, pero sin sobreexplotarlo. Tiene una superficie de 17.000 hectáreas que se extienden por el Pirineo oriental navarro, en una zona con dos valles, el de Aezkoa y el de Salazar, rodeados por montañas.

Seguro que habéis oído hablar de este gran bosque, especialmente bello en otoño, pero que merece la pena ser conocido en cualquier momento del año, porque en cada estación ofrece encantos diferentes. Es un espacio protegido por su altísimo valor ecológico, pero lo han acondicionado muy bien con senderos y marcaje y señalización para poder hacer rutas a pie, en bicicleta o incluso en 4×4 por su interior.

Cada camino tiene su dificultad y los hay aptos tanto para jóvenes deportistas como para adultos menos preparados físicamente y, cómo no, para niños. Eso lo convierte en un plan ideal para hacer en familia en el primer fin de semana que tengáis disponible. Nosotros lo hemos recorrido con nuestros tres hijos y, antes de nada, os aconsejamos que reservéis como mínimo dos días para desplazaros hasta Navarra y dedicar al menos un día a la Selva de Irati. El contacto con la naturaleza os llenará de energía, podemos asegurarlo: además de las zonas de bosque, os relajaréis con el sonido del agua del río Irati o con la contemplación del embalse de Irabia. Todo el entorno está lleno de arroyos y torrentes (no os perdáis el Urbeltza y el Urtxuria, que confluyen al pie de la ermita de la Virgen de las Nieves, para formar el río Irati).

Además de la multitud de colores (verdes, marrones, amarillos, ocres, rojizos…), un paseo por la Selva de Irati os permitirá observar la plantas y los animales que viven allí. Si vais con niños, sobre todo si son pequeños, tenéis que advertirlos: hay que ir en silencio o hablando en voz baja, para no asustarlos y que se dejen ver (ya, será difícil, pero a ratos lo conseguiréis y tendréis vuestra recompensa).

Así, para que os hagáis una idea, hay aves, como reyezuelos, pinzones, petirrojos y hasta urogallos; también especies acuáticas como las truchas y mamíferos como zorros, jabalíes, martas, corzos… Precisamente en otoño se produce la berrea de los ciervos y corzos y sus impresionantes “gritos” para atraer a las hembras se extienden por todo el bosque.

En cuanto a plantas, no sólo hay abetos y hayas, también crecen tilos, avellanos, olmos, sauces, arces, boj, enebros, algunos robles y, a menos altura, helechos, líquenes y musgos. Todos sus colores y olores se mezclan y te dejan con una sensación de bienestar que no puedes describir con palabras: hay que ir a Irati para sentirla.

Y, por cierto, no olvidéis que estáis en un lugar lleno de historia y de leyendas.

Cómo acceder y recorrer un sendero

Punto de información en la Selva de Irati

Punto de información en la Selva de Irati

Hay dos accesos para adentrarse en la Selva de Irati: por su costado occidental desde Orbaizeta y por el oriental desde Ochagavía, donde se encuentra además el Centro de Interpretación, donde te puedes informar de este enclave y su entorno. Nosotros fuimos en coche hasta Ochagavía y desde allí seguimos las indicaciones que te acaban llevando hasta el centro de Interpretación de la Selva de Irati. Allí, hay un parking para que dejes el coche (te cobran 5 euros) y te asesoran sobre los senderos que serán más adecuados para vosotros según la hora, el estado del tiempo y vuestra capacidad de caminar. También te dan un mapa para que te orientes. Nosotros hicimos el más sencillo, que en principio eran unos cuatro o cinco kilómetros, aunque, al final, nos equivocamos en algún punto y acabamos haciendo uno más largo, como de 7 kilómetros. Se puede ir hasta el embalse de Irabia e incluso bordearlo, comer por allí en plan picnic (ojo con no dejar ningún residuo) y volver de nuevo al aparcamiento. Hay unos 16 senderos de menos de 10 km, claramente balizados en verde y blanco (aunque ya os decimos que nosotros acabamos mezclando dos) y con paneles informativos de lo que puedes esperar y encontrar al recorrerlos.

Las diferentes rutas dentro de la Selva de Irati están señalizadas.

Las diferentes rutas dentro de la Selva de Irati están señalizadas.

Es mejor ir por la mañana, para tener tiempo de sobra para organizarse. Junto al centro de acogida e interpretación de Irati, al principio del bosque hay también un restaurante y cafetería, así que os podéis organizar la ruta para conocer la selva de la forma que más os convenga.

Por cierto… por si no lo sabéis, la historia de Irati es muy interesante y mucho más lo son sus leyendas: tened cuidado, porque en vuestro caminar lo mismo os encontráis con Basajaun… En próximos posts te contamos la historia y leyendas de la Selva de Irati, y algunos consejos para disfrutar a tope de tu paseo con niños por el bosque de Irati.

Fotos: un día en la Selva de Irati, con niños

Dónde está la Selva de Irati

Lo mejor para llegar es dirigirse a alguno de los dos accesos, el de Ochagavía o el de Orbaitzeta, ambas a 1 hora en coche desde Pamplona. En este mapa podéis ver su emplazamiento y en este enlace podéis ver un mapa con todos los accesos a la Selva de Irati.

Vídeo: Irati desde el cielo

Categoría: Navarra, Paseos y rutas

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies