PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Consejos para disfrutar de la Selva de Irati

Consejos para disfrutar de una excursión por la Selva de Irati con los niños.

Consejos para disfrutar de una excursión por la Selva de Irati con los niños.

De la experiencia en nuestra visita a la Selva de Irati, en Navarra, aprendimos algunas cosas que ahora queremos compartir contigo para que puedas disfrutar más de tu visita en familia a este bosque maravilloso.

  1. Planifica tu visita y documéntate sobre la flora y la fauna.

    Planifica tu visita y documéntate sobre la flora y la fauna.

    Planifica tu visita: antes de ir, piensa bien qué días son mejores y qué vas a hacer allí. Puedes combinar un recorrido por el monte con la visita a algún pueblo cercano, por ejemplo. Necesitarás un sitio para dormir, elegir de qué forma vas a recorrer Irati. En estos enlaces puedes obtener más información sobre la zona de Irati y sobre la propia Selva de Irati.

  2. Documéntate un poco sobre la flora y la fauna de la zona: conocer qué tipo de árboles hay, cómo son sus hojas, qué aves viven en ellos, con qué mamíferos puedes encontrarte… todo ellos te hará disfrutar más cuando llegues y podrás “fardar” con tus niños sobre la reproducción de las hayas o la comida favorita del urogallo. Tampoco está de más que te informes sobre la historia y leyendas de Irati, que seguro que completará tu imagen de este lugar increíble.
  3. Equípate para hacer senderismo y lleva el calzado adecuado.

    Equípate para hacer senderismo y lleva el calzado adecuado.

    Lleva una mochila con el equipamiento básico para hacer senderismo: lleva agua, protector solar, barritas energéticas, algo de abrigo, una linterna. Ten claro el recorrido y ve siguiéndolo con tu mapa. Un mini botiquín con lo básico para curar una herida si alguien se cae te vendrá también de perlas.

  4. Lleva ropa y calzado adecuado: dependiendo de la estación del año, necesitarás unas prendas u otras, pero cuida especialmente el calzado y procura que ya esté usado, para que no te encuentras con alguna desagradable rozadura en mitad de tu caminata.
  5. No olvides tus prismáticos y la cámara de fotos...

    No olvides tus prismáticos y la cámara de fotos…

    Llévate unos prismáticos: te ayudarán a descubrir esos habitantes del bosque que a veces escuchas pero no ves, o que vuelan muy alto o que se mimetizan tan bien que pasan inadvertidos. Nunca se acercarán mucho (sobre todo si vas con niños, es inevitable), pero con los prismáticos acortarás distancias.

  6. Camina observando el entorno: no sé si a vosotros os pasa, pero nosotros, cuando caminamos por un bosque, acabamos mirando casi siempre al suelo, pendientes de dónde ponemos los pies, para no caernos. Así te pierdes mucho del paisaje y de sus habitantes. Vale la pena ir más despacio pero observar todo lo que tenemos alrededor. Para eso, no apures la duración prevista de tu ruta. Ponte siempre un colchón de tiempo para poder detenerte donde y cuando quieras.
  7. Permanece atenta/o a las indicaciones...

    Permanece atenta/o a las indicaciones…

    Aprende a leer las indicaciones, hay muchas y son útiles: En el punto de información te resumirán cuáles son las principales señales de un sendero y lo que significan. Atento a ellas para que no te pierdas (el mapa te ayudará también, claro).

  8. Los descansos son imprescindibles para evitar el desánimo.

    Los descansos son imprescindibles para evitar el desánimo.

    Descansa de vez en cuando: cuando vas con niños, al cabo de un rato siempre hay alguno que empieza a preguntar cuánto queda, se cansa, pide agua cada dos por tres. Intenta fijar de antemano algunas paradas en la ruta para descansar, así, si les empieza a fallar el ánimo, siempre les puedes recordar que, en tal punto, os pararéis para descansar. Serán como etapas en una carrera.

  9. Llévate tu cámara de fotos o, al menos, tu móvil con batería suficiente para hacer muchas fotos: En la Selva de Irati las imágenes te llenarán los ojos: paisajes con luz tamizada, pequeñas neblinas, caminos entres árboles, troncos de formas divertidas… Querrás hacer miles de fotos, no lo olvides. No hay nada más frustrante que, ante esa puesta de sol maravillosa, encontrarse con un mensaje de “batería muy baja”.
  10. Cuida el entorno de la Selva de Irati para que los próximos visitantes la disfruten tanto como tú.

    Cuida el entorno de la Selva de Irati para que los próximos visitantes la disfruten tanto como tú.

    Déjalo todo como lo encontraste: es algo que se repite siempre, pero aún se encuentra, incluso en los caminos de un sitio como Irati, algún papelito, una pajita, un tapón… Tampoco arranques hojas, ni ramitas, ni te lleves piedras o bellotas de recuerdo. Imagina cómo quedaría este bosque si cada visitante le arrancase un trocito…

Categoría: Navarra, Paseos y rutas

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies