PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Exposición sobre el Lejano Oeste en el Museo Thyssen

Exposición del Lejano Oeste en el Thyssen

Exposición del Lejano Oeste en el Thyssen

El Lejano Oeste ha sido un pilar básico en los juegos de la generación que hoy somos padres. Jugábamos a indios y vaqueros, veíamos películas del Oeste en la tele, nos vestíamos de chérif y teníamos soldados e indios de juguete, con sus caballos, sus caravanas, sus plumas, sus sombreros…

El oeste fue parte de nuestra niñez, como un mito legendario lleno de iconos.
Cuando propusimos a nuestros hijos ver esta exposición (La Ilusión del Lejano Oeste) en el Museo Thyssen Bornemisza de Madrid, no les hizo mucha gracia, porque esta temática no forma parte del imaginario infantil y juvenil actual. Ni hay videojuegos del oeste (al menos nuestros hijos nunca nos han pedido ninguno), ni series del oeste (en nuestra época estaba Centennial, por ejemplo), ni apenas ven películas del oeste salvo alguna más moderna, como Bailando con lobos. Sin embargo, les contamos lo divertido que era para nosotros todo aquel mundo del Lejano Oeste que reproducíamos en nuestros juegos cuando éramos pequeños y nos vieron tan ilusionados que al final nos acompañaron de buen grado.

Fotografía del jefe indio Danzante del Lejano Oeste

Fotografía del jefe indio Danzante del Lejano Oeste

Fuimos un sábado por la tarde y la verdad es que la sala estaba casi vacía. El cartel de la exposición es muy atractivo, con la foto de un piel roja con un gran tocado de plumas montado en un caballo blanco que está abrevando en el río mientras su jinete mira hacia la lejanía como si metafóricamente mirase al futuro. Antes de entrar en la exposición, encuentras unos cascos en una pared rojiza en la que destaca una palabra: “Tatanka”. Para los aficionados a libros y películas del oeste, no hay duda de su significado, pero a los críos no les suena a nada. Cuando te pones los cascos, puedes oír el ruido de una manada de búfalos. Les explicamos que tatanka es el nombre de los búfalos, una especie fundamental para la supervivencia de las tribus indias americanas (algo muy bien reflejado en la mencionada película Bailando con lobos, con Kevin Costner como protagonista. Aquí tenéis justamente la escena en que los indios reconocen la mímica del búfalo que les hace el americano y pronuncian la palabra con la que designan al animal: tatanka.

Vídeo: el tatanka en Bailando con lobos

Tras este preámbulo sonoro, accedes a la sala y vas contemplando las 86 piezas de la exposición, entre cuadros, fotografías y objetos varios.

La ilusión del Lejano Oeste

La intención de La ilusión del Lejano Oeste es contar cómo se inicia el interés artístico por esta zona de Estados Unidos, con sus paisajes y sus habitantes. Y cómo ese conocimiento –esto es importante– va unido a una dosis importante de leyenda que hace que realidad e idealización estén muy cercanos en estas obras.

El inicio de la exploración de este nuevo mundo data ya del siglo XVI, con las primeras expediciones que van subiendo el río Mississippi en busca de paisajes naturales idílicos, como una especie de Edén. Las cataratas de San Antonio, en el curso alto del río, muestran esta visión de los artistas, aunque ellos no llegarían a esta zona hasta el siglo XVIII.

Exposición del Lejano Oeste en el Thyssen

Pintura de la exposición del Lejano Oeste en el Thyssen

En realidad, si pintores y luego fotógrafos se desplazaron hasta aquellas tierras del oeste norteamericano y les dedicaron parte de su talento, fue sobre todo como parte de expediciones científicas que se servían de ellos como ilustradores de los descubrimientos que hacían, tanto geográficos como etnográficos. Los cuadros que abren la exposición reflejan esas tierras aún vírgenes e inexploradas, habitadas por unas pocas tribus autóctonas americanas muy integradas y en armonía con ese ecosistema.

Tras el paisaje, el siguiente foco de interés son los indios y, en especial, los jefes de esas tribus, que ejercían una gran fascinación sobre los artistas, que los retrataron tanto en cuadros como en fotos (en estas últimas haciéndoles retratos de estudio más que en su medio habitual). Al mostrar el modo de vida de las tribus de indios americanos, los pintores ponían de relieve sus valores y, en cierto modo, ejercían crítica social contra la aniquilación de que eran objeto hasta el punto de ser confinados en reservas y desaparecer poco a poco.

Exposición del Lejano Oeste en el Thyssen

Testa de búfalo en la exposición del Lejano Oeste en el Thyssen

A los niños les gustan especialmente esos retratos de jefes indios con sus largos tocados de plumas, sus abalorios, sus rostros impenetrables y curtidos por el sol. La pieza que más atrajo a los nuestros fue la gran cabeza de búfalo colgada en la sala (aparentemente disecada, no de plástico) y que te da idea del tamaño de este animal.

Exposición del Lejano Oeste en el Thyssen: vestido indio

Exposición del Lejano Oeste en el Thyssen: vestido indio

La última parte de la exposición está dedicada a diversos objetos que demuestran cómo el Lejano Oeste ha llegado a formar parte de la cultura popular: juguetes, posters de películas, libros y cómics… En la vitrina de salida se pueden admirar un total de trece libros-caja con recreaciones –hechas de materiales del entorno del hábitat de estos pueblos indios– que recrea experiencias y visiones del Lejano Oeste vistas en la exposición.

Pertenecen al comisario de la muestra, Miguel Ángel Blanco, y son un remate curioso a esta exposición más que recomendable para familias con niños. Como es habitual, una pequeña tienda de objetos relacionados con el Lejano Oeste cierra este recorrido que a nosotros nos recordó nuestra niñez y que a nuestros hijos les pareció un viaje al pasado.

Con ellos puedes apuntarte a los talleres del Thyssen para familias, que son interesantes y te ayudarán a entender bien a los artistas y sus motivaciones para actuar del modo en que lo hacen.

Fotos de la exposión La Ilusión del Lejano Oeste

Horarios y precios de la exposición sobre el Lejano Oeste en el Thyssen de Madrid

  • De martes a viernes y domingos: de 10 a 19 h
  • Sábados: de 10 a 21 h.
  • Apertura excepcional los lunes de 10 a 19 h hasta el día 17 de enero.
  • Entrada general a la exposición: 9 euros
  • Entrada reducida (jubilados, mayores de 65 años, estudiantes y familias numerosas: 6,5 euros.
  • Entrada gratuita: menores de 12 años y desempleados.

Dónde está el Museo Thyssen Bornemisza de Madrid

El Museo está en el Paseo del Prado número 8, junto a la plaza de Neptuno, en Madrid.

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR