PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Beber agua del santo, una tradición de San Isidro

Ermita de San Isidro

Ermita de San Isidro

Cuando llegan las Fiestas de San Isidro, una de las tradiciones más arraigadas entre los madrileños es la de ir hasta la Ermita del Santo y recoger agua de la fuente del santo, que está junto a la ermita. Cada 15 de mayo, la pronunciada cuesta que lleva a esta pequeña capilla está recorrida por una larguísima cola de gente de todo tipo (hombres, mujeres, mayores, jóvenes, chulapos, familias…) esperando con sus recipientes vacíos a que les llegue el turno de atravesar la reja que da acceso al pequeño patio donde está la fuente y llenar sus botellas, garrafas, cantimploras… Si te olvidas de llevar un recipiente, allí mismo encontraras avispados comerciantes que te lo venderán, ya sea en formato “normal” (botellas de plástico de las que puedes encontrar en cualquier tienda de chinos) o con decoraciones oficiales. Estos últimos puestos están ubicados en el mismo patio, mientras que los otros se colocan fuera, frente a la puerta de entrada al patio. Si tu intención no es llevarte el agua milagrosa a casa, sino beber un vaso allí mismo, también es posible: en el mostrador te servirán un vaso (ojo, de uso comunitario) y lo podrás beber in situ.

Aguadores en la Fuente de San IsidroNo te sirves el agua tú mismo, no. Junto a la fuente se coloca un mostrador y unos cuantos voluntarios que actúan de aguadores, llenando continuamente jarras en la fuente y vaciándolas en las botellas y garrafas que les tienden los visitantes devotos de San Isidro. El agua y el servicio son gratuitos, pero en el propio mostrador hay ranuras con mensajes impresos que invitan a que colabores con una limosna voluntaria. Todo el proceso se realiza con rapidez, así que la cola va más o menos rápida, aunque la verdad es que esta agua es igual de milagrosa todos los días del año, así que, si no soportas las esperas, puedes acercarte a la  fuente de la Ermita del Santo en las fechas de mayo en que está abierta  (del 8 al 16 de mayo, de 9:00 a 15:00 y de 17:00 a 21:000). Quizás no tenga la misma gracia, pero sí el mismo efecto.

Por qué es milagrosa el agua de San Isidro

Agua de San IsidroEsta agua del santo tiene la fama de ser milagrosa y de curar todos los males del cuerpo y del espíritu. La tradición dice que San Isidro tenía dotes de zahorí (esos personajes que con una varita en forma de i griega (Y) son capaces de detectar manantiales y pozos de agua). Según la leyenda que te cuenten, el origen de la fuente que hoy está en la Ermita del Santo se debe a la petición de un sediento Iván de Vargas (el propietario de las tierras en las que trabajaba Isidro) o a la acción espontánea del propio santo, que acercó su vara a un peñasco del que de inmediato surgió el manantial. Sea como fuere, el caso es que se atribuye a San Isidro el nacimiento de esta pequeña corriente de agua en este punto de Madrid, que poco a poco la gente fue considerando curativa. Junto a ella se acabó construyendo la actual ermita y creándose un flujo de peregrinación con el que se han relacionado no sólo personas del pueblo llano, sino también grandes personajes de la familia real, como la emperatriz Isabel, mujer de Carlos I y madre de Felipe II, que vino a recoger agua para curar unas fiebres a su marido y a su hijo. Parece ser que ambos sanaron y que ello acrecentó la fama de esta fuente milagrosa.

Patio de la ermita de San Isidro

Patio de la ermita de San Isidro

El manantial parece ser que perduró durante siglos, pero que dejó de ser del todo potable cuando se urbanizó la zona, así que hace unos años la fuente se conectó directamente al Canal de Isabel II (lo que significaría que es un agua tan milagrosa como sale del grifo de casa). Quizás sea el propio entorno y la advocación de San Isidro sobre la ermita la que otorga a esta agua sus propiedades curativas…

Cuando vayáis (o, si no, mirad nuestra galería de fotos), ya veréis que la fuente tiene una lápida en la que figura la siguiente inscripción:

«O ahijada tan divina como el milagro enseña / pues sacas agua de peña, milagrosa y cristalina, / el labio al raudal inclina y bebe de su dulzura. / Que San Isidro asegura que si con fe bebieres / Y calentura trujeres volverás sin calentura».

Fotos del manantial de San Isidro en Madrid

Pues eso, basta con beber con fe para que las fiebres se curen y te sientas de nuevo feliz y contento. Si San Isidro lo dice…

Categoría: Historia, Madrid

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies