PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Visita al Castillo de Sant Ferrán, en Figueras

Vista aérea del Castillo de Sant Ferrán, en Figueres

Vista aérea del Castillo de Sant Ferrán, en Figueres

El Castillo de San Ferrán –o Fortaleza de San Fernando, como también se la conoce– se encuentra en la población gerundense de Figueras (donde puedes visitar el famosísimo Teatro Museo de Dalí o el Museo del Juguete, que está justo al lado). Es uno de esos monumentos que a los niños les gusta visitar porque les hace pensar en batallas, guerreros, mazmorras… Pero ojo, que esto no es un castillo medieval, sino una fortaleza militar del siglo XVIII de unas dimensiones colosales, perfectamente conservada y que presume con razón de ser la fortaleza más grande de Europa. Ese es otro punto de atracción (todo lo que sea “lo más” atrae muchos visitantes, ya sabéis).

Entrada al Castillo de Sant Ferrán, en Figueres

Entrada al Castillo de Sant Ferrán, en Figueres

Cuando entras en el Castillo de Sant Ferrán, te das cuenta de que estás en un espacio enorme. Nosotros hemos ido en verano y el sol caía a plomo sobre las piedras y las extensiones enlosadas o con tierra batida en la que crecen algunos hierbajos (poneos protector solar y llevad una gorra, os hará falta). Con la entrada te entregan audioguías gratuitas y, además, ofrecen variadas visitas guiadas (con Jeep y en lanchas Zodiac) que te indicamos más abajo.

San Ferrán nos recordó un poco a la fortaleza de Jaca, aunque ésa es más pequeña, pero, por fuera o en vistas aéreas, tiene esa misma forma estrellada, especialmente pensada para repeler a los enemigos (que para eso es una fortaleza abaluartada, es decir, con la muralla en forma de estrella pentagonal).

Un poco de historia del Castillo de Sant Ferrán

Entrada al Castillo de Sant Ferrán, en Figueres

Entrada al Castillo de Sant Ferrán, en Figueres

Se construyó a finales del siglo XVIII para acoger una guarnición de hasta 6.000 hombres. Se le dio el nombre del rey Borbón que reinaba en ese momento: Fernando VI. Gracias a él, la construcción del Castillo de Sant Ferrán contó con unos medios desconocidos en la época, ya que más de 4.000 obreros trabajaron durante 13 años para llevar a cabo esta gran obra de la ingeniería militar. Tiene un perímetro de 3.120 metros que contiene una extensión de 32 hectáreas. Sólo las cisternas, que yacen bajo el patio de armas, tienen una capacidad de 2 millones de litros de agua. Hay que pensar que este tipo de construcciones militares defensivas podían ser sitiadas y debían asegurar todos los suministros internamente.

El autor el proyecto es el ingeniero militar Juan Martín Zermeño y en su construcción no se escatimaron ni medios, como os contábamos antes, ni calidad de materiales ni las más avanzadas técnicas de construcción de la época. Se comenzó con mucho ánimo, pero, a la muerte del rey, el ritmo decayó, hasta que, por miedo al contagio de la Revolución Francesa que estalló en 1.789, se aceleraron las obras y se concluyó la fortaleza.

Foso del Castillo de Sant Ferrán, en Figueres

Foso del Castillo de Sant Ferrán, en Figueres

Desde entonces, Sant Ferrán ha sido testigo y protagonista de momentos muy importantes de la historia española. Durante la Guerra de la Independencia de 1808 contra las tropas de Napoleón, el castillo de Sant Ferrán fue ocupado por los franceses (que en ese momento se suponía que eran aliados del monarca Borbón Carlos IV), pero la gente de Figueras se rebeló y tramó un complot para arrebatársela. Fueron descubiertos y la ciudad fue bombardeada desde la propia fortaleza que había sido creada para protegerla. Paradojas de la historia.

En época de Alfonso XIII se convirtió en cárcel civil (a pesar de ser una construcción militar) y esa fue su función entre 1.905 y 1.933. En ella, por cierto, hizo el servicio militar nada menos que el mismísimo Salvador Dalí. Con el estallido de la Guerra Civil Española, tras el alzamiento de Franco, el gobierno de la II República se refugió aquí y aquí celebró su última sesión de cortes antes de salir para el exilio. En las décadas posteriores sirvió de cárcel militar (aquí cumplieron condena varios de los responsables del 23F, el golpe de estado liderado por Tejero el 23 de febrero de 1.981). Finalmente, en 1.997, es abierta al público para que la visite y se pueda conocer su historia.

Depósito de agua del Castillo de Sant Ferrán, en Figueres

Depósito de agua del Castillo de Sant Ferrán, en Figueres

En la actualidad San Fernando de Figueras, declarada Bien Cultural de Interés Nacional, es la única fortaleza de Cataluña propiedad del Estado Español. En 2.005, la gestión de la mayor parte de sus espacios fue transferida al entonces recién creado Consorcio del Castillo de San Fernando, ente constituido por el Ministerio de Defensa, la Generalitat de Catalunya y el Ayuntamiento de Figueras.

Así es esta fortaleza de San Fernando de Figueras

El recinto interior de Sant Ferrán lo forman cinco baluartes de diferente tamaño que protegen un territorio en el que se encuentran ubicadas hasta un total de noventa y tres construcciones de alojamiento y servicios. Destacan las caballerizas, una impresionante nave capaz de albergar tres escuadrones de caballería –es decir, 450 unidades–. El espacio interior del recinto lo ocupan nueve grandes edificios destinados, en su mayor parte, al alojamiento de mandos y oficiales con sus familias y el resto a servicios como arsenal, panadería, hospital, iglesia, etc..

Patio de armas delCastillo de Sant Ferrán, en Figueres

Patio de armas delCastillo de Sant Ferrán, en Figueres

El patio de armas tiene 12.000 m2 de superficie y bajo él se encuentra la reserva principal de agua potable de la fortaleza, a una profundidad de 8 metros bajo la superficie. Consta de un circuito de llenado conectado a un acueducto exterior, cuatro grandes aljibes de almacenamiento con una capacidad conjunta de 9.000 m3 y un sistema de vaciado a prueba de sabotajes.

La fortaleza cuenta también con tres grandes polvorines. En las troneras podían ser montados hasta 230 cañones y disponía de emplazamientos para morteros y obuses. La guarnición necesaria para la defensa de la fortaleza y para operar sobre el territorio se cifraba en cuatro mil hombres, cómodamente alojados y con posibilidad de almacenar suministros para soportar un año de asedio.

Aljibe del Castillo de Sant Ferrán, en Figueres

Aljibe del Castillo de Sant Ferrán, en Figueres

Tipos de visita al Castillo de Sant Ferrán

La visita con niños es fácil, porque tú mismo te organizas el itinerario. Hay que tener cuidado y estar atentos, porque hay lugares algo peligrosos (partes sin barandilla, por ejemplo). A nosotros nos lo advirtió el propio señor de la taquilla y es cierto que hay muros de altura a los que es mejor que los niños pequeños no se asomen. Antes de empezar, entrad en la sala de audiovisuales, porque os haréis una idea general antes de empezar la visita.

Debido a las enormes dimensiones de esta fortaleza, hay dos grandes tipos de visita: por el recinto interior y por el exterior y los espacios subterráneos.

  • Visita individual: Se realiza siguiendo un itinerario debidamente señalizado. Dura entre 45 minutos y 1hora y no hace falta reservar. Cuesta 3 euros.
  • Visita convencional: es un recorrido comentado por el interior de la fortaleza con un guía monitor. Dura algo más de una hora, se hace para grupos de al menos 35 personas y es imprescindible reservar previamente. Entrada, 3 euros.

Hay además dos visitas muy especiales que también puedes hacer, aunque tendrás que organizarlas con antelación (merecen la pena). Tienen nombres de lo más sugerente: la Catedral del Agua y Nostàlgic Sant Ferrán.

  • La Catedral del Agua: visita activa en la que se realiza un recorrido comentado por el foso de la fortaleza (2.500 m) a bordo de vehículos todo terreno. Incluye la visita a las galerías subterráneas y la navegación a bordo de embarcaciones neumáticas por el interior de las cisternas de la fortaleza. Dura entre 1h30 y 1h45. Imprescindible reserva previa. Precio: 15 euros (salvo menores de 3 años, gratis).
  • Nostàlgic Sant Ferran: Recorrido comentado, con vehículos todo terreno, por el foso de la fortaleza. Es una visita similar a la Catedral del Agua, pero no incluye los espacios subterráneos (galerías y cisternas). Mejor ésta si tienes algún tipo de problema de movilidad o si no te gustan demasiado los espacios cerrados. Dura cerca de hora y media y también es obligatorio reservar.

Puedes conseguir más información y reservar en el teléfono del castillo: 972 50 60 94 (llama en horario de visita). También en este enlace puedes encontrar más información para reservar tu visita al castillo de Sant Ferrán.

Horarios y tarifas del Castillo de Sant Ferrán

  • Temporada otoño-invierno (del último domingo de octubre al último sábado de marzo): de 10:30 h a 15:00 h.
  • Semana Santa (de martes a domingo) y temporada de verano (del 1 de julio al 15 de septiembre): de 10:00 h a 20:00 h.
  • Resto del año: de 10:30 h a 18:00 h.
  • Cierran sólo el 1 y el 6 de enero y el 25 y el 26 de diciembre.
  • La visita normal cuesta 3 euros. Las guiadas, 15.

Hay un bar que da menús asequibles y bocadillos y tapas.

Dónde está el Castillo de Sant Ferrán

En este mapa podrás ubicar fácilmente esta fantástica fortaleza. Su dirección es Pujada del Castell, s/n 17600 Figueras; cuenta con un gran aparcamiento gratuito, así que se puede ir en coche sin problemas.

Categoría: Girona

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR