PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Excursiones por la costa de Cádiz

Excursiones por la costa de Cádiz... para hacerse selfies :)

Excursiones por la costa de Cádiz… para hacerse selfies 🙂

La costa de Cádiz está llena de lugares hermosos para visitar. Si has elegido esta zona de España para tus vacaciones, estés donde estés podrás hacer excursiones para conocer esos lugares, tanto si vas solo o en pareja como si viajas en familia y con niños. En este post te ofrecemos 5 excursiones por la costa de Cádiz que seguro que disfrutarás.

Chipiona: playas, faro, camaleones…

Vistas de la playa de Chipiona.

Vistas de la playa de Chipiona.

Conocido popularmente por ser el pueblo donde nació la cantante Rocío Jurado (de hecho hay un pequeño museo sobre ella y sus canciones), Chipiona es un enclave muy peculiar. Cuenta con el faro más alto de España, que es visitable y desde el que gozarás de una perspectiva fantástica sobre el océano, las playas y la cercana desembocadura del Guadalquivir. Tiene una naturaleza llena de diversidad, podrás conocer el ecosistema de las dunas, del humedal y… hasta podrás ver camaleones. Sus gentes han desarrollado un método ya milenario para pescar sin tener que usar ni caña ni barcos: los corrales de pesca. Tiene también un museo del moscatel, el santuario de la Virgen de Regla y hasta un centro de interpretación de la presencia española en las Américas. Y, por supuesto, están sus playas… Clica en este enlace para tener más información sobre qué ver en Chipiona.

Cádiz, la “tacita de plata”

Vistas de la Bahía de Cádiz.

Vistas de la Bahía de Cádiz.

La ciudad de Cádiz, la llamada la “tacita de plata”, es una belleza con aspecto colonial, con un paseo marítimo que recuerda al malecón de La Habana y con unas calles que merece la pena recorrer tranquilamente para descubrir pequeños detalles llenos de autenticidad. Una de las mayores curiosidades de Cádiz se encuentra en la cámara oscura de la Torre Tavira, desde la que se puede “espiar” a los viandantes. Sobre el origen de la ciudad no os podéis perder la exposición audiovisual “Gadir”, que os pondrá al día sobre los orígenes fenicios de Cádiz. De su papel fundamental como sede de la asamblea constituyente que creó la primera constitución española, la Pepa, en 1812 os habla el Museo de las Cortes de Cádiz. Su preciosa catedral es también motivo de una visita y lo mismo ocurre con sus fortalezas, como la de San Sebastián, construidas con piedra ostionera. Si vais con niños, disfrutaréis juntos del precioso Museo del Títere y podéis relajaros con una de las excursiones en barco por la bahía de Cádiz.

Conil de la Frontera: el atún de almadraba

Vistas de Conil de la Frontera al atardecer.

Vistas de Conil de la Frontera al atardecer.

Conil es quizá la población más conocida de la costa de Cádiz. De tradición pesquera, ya que desde hace siglos se pesca el atún con el arte de la almadraba, tiene tan arraigado ese pasado que hoy tiene un museo del atún de almadraba que merece la pena ser visitado, sobre todo si vais con niños. En Conil hay una empresa que organiza actividades para familias que dan a conocer el pueblo, las costumbres conileñas, explican su barrio pesquero… Se puede visitar la Torre de los Guzmanes, curiosear sus floridos patios o dar una vuelta por su mercadillo de artesanos, donde podrás comprar regalitos. Si prefieres los productos de la tierra, pásate por la almazara de Sancha Pérez y compra aceite del bueno…

Bolonia: dunas, ruinas romanas y… ¿kétchup?

Duna de Bolonia, en Cádiz

Duna de Bolonia, en Cádiz

Bolonia es conocida sobre todo por su enorme duna, junto a la playa, sobre cuya arena hay incluso quien surfea. Lo mejor de Bolonia, además de esa preciosa playa, son los restos de la fábrica de gárum –la famosa salsa de pescado que los romanos adoraban y usaban casi como nuestro actual kétchup– que aún se levantan junto a la playa: las ruinas de Baelo Claudia, que hoy están cuidadas, protegidas y convertidas en un museo con una parte cubierta, como una exposición en la que se explica el origen de esa construcción, cómo funcionaba, los restos encontrados…, y otra parte al aire libre en la que se adivinan aún las calles que formaban la estructura de la población que se creó en torno a la fábrica.

Vejer de la Frontera, como un vígía en la montaña…

Plaza de Vejer de la Frontera, de noche.

Plaza de Vejer de la Frontera, de noche.

Como un vigía sobre una montaña, el pueblo de Vejer se sitúa en lo alto de un cerro desde el que se puede divisar –y controlar– la llanura interior y la costa de Barbate. Una visita a Vejer de la Frontera siempre merece la pena. Os aconsejamos que la organicéis para pasar allí la tarde, recorrer sus calles, entrar en las numerosas tiendecitas, tomar algo en una terraza y, a la hora de la cena, degustar la excelente cocina del restaurante El Jardín del Califa, uno de los mejores de la comarca (comida árabe, maravillosamente cocinada y a precios normales), dispuesto en un precioso jardín que te permite cenar a la luz de la luna o de las estrellas.

Escrito por Isabel Gª Casado

Isabel Gª Casado

Categoría: Cádiz

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR