PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Ver cerezos en el Valle del Jerte

Visitamos el Valle del Jerte con los niños

Visitamos el Valle del Jerte con los niños

¿Se han fijado tus hijos en la cantidad de flores que pueden tener los árboles? ¿De qué color son las flores de los cerezos? Nada más empezar la primavera, incluso las primeras semanas de abril si el frío invernal se ha prolongado, se tiñe cada año de blanco el paisaje del Valle del río Jerte, en Cáceres. Millones de cerezos en flor, la fábrica de los 1.500 millones de toneladas de cerezas que produce esta comarca, muestran un paisaje que se diría nevado… de no ser porque ya las temperaturas rozan al mediodía los 18 grados. Es un momento ideal para pasear, para que los hermanos mayores puedan lucir lo que han aprendido en las clases de ciencias…  Pero abrigaos, porque, cuando arranca la mañana, el fresquito de la primavera está todavía garantizado. Hoy vamos a descubrir los cerezos en flor del Valle del Jerte con nuestros niños.

Fotos: visitamos el Valle del Jerte con los niños

Dependiendo de la época, deberás informarte de cuáles serán los pueblos que deberás visitar, porque no es lo mismo el clima según la altura, y eso influye en el ritmo que lleva la floración. En la web oficial del valle del Jerte van colgando fotos de la evolución, para preparar mejor la visita a las zonas floridas del Valle del Jerte.

Río Jerte

Río Jerte

Nuestro recorrido ha sido en un año de floración tardía, por lo mucho que ha durado el invierno. Por eso, aunque árbol a árbol sí se ven blancos, el paisaje no parece nevado como habíamos prometido a nuestros niños. Nos lo ha explicado un lugareño, porque allí todo el mundo lo sabe todo, dado que el cerezo forma parte de sus vidas desde hace generaciones: aunque la primavera llega tarde para las flores, sin embargo a las hojas les ha dado tiempo a salir y por eso en la distancia el blanco se ve grisáceo.

Da igual los pueblos que vayas visitando, verás el paisaje de bancales, esas terrazas labradas en las pendientes, la manera de aprovechar mejor las laderas. Luego te enterarás de que ya no es verdaderamente una ventaja, porque no deja entrar la mecanización a la agricultura. No solo aprenderán los niños sobre los cerezos, también contemplarán una de las zonas de España en las que más llueve, lo que explica un verdor que tiene poco que envidiar al norte de la Península y que sorprende incluso a los más mayores.

Ruta por el Valle del Jerte: cerezos en flor y mucho más

Cerezos en flor en el Valle del Jerte

Cerezos en flor en el Valle del Jerte

Lo primero que tienes que hacer es, cómo no, acercarte a Cáceres, a la Sierra de Gredos. Los pueblos que la rodean, en su vertientes norte y sur, abandonaron los castaños hace un siglo a consecuencia de una plaga y buscaron su sustento plantando diversos cultivos, olivos y… cerezos, con los que acertaron de pleno. Hoy los siete pueblos más importantes del Valle del Jerte viven de ellos… y del turismo que generan. Cerezas de calidad, con denominación de origen, pero incluso cuando los árboles solo están en flor, la linde de las carreteras –no digamos ya de los pueblos– se llena de tenderetes, puestos, furgonetas, que te venderán todo tipo de productos basados en la cereza. Y no sólo esto, también podrá uno llevarse a la ciudad cerezos pequeños (a 3 euros, precio estándar) como un recuerdo –bien vivo y que habrá que cuidar– que perviva en los niños.

Bancales en el Valle del Jerte

Bancales en el Valle del Jerte

En nuestro caso, nuestra madrugadora ruta arrancó en lo alto del puerto de Tornavacas. Desde allí tienes una vista de pájaro del valle. Junto al río Jerte discurre la carretera N-110. Olvida las prisas los fines de semana, porque, a pesar de ser una “nacional”, el tráfico se detiene a cada mirador o pequeño hueco en el arcén que encuentres. En el puerto de Tornavacas te encontrarás con un fantástico mirador, tenderetes con productos o donde tomar un refrigerio, pero no lleguéis con premura para ir a un servicio… los bares no estarán hasta bajar al pueblo de Tornavacas. Jerte, Cabezuela del Valle, Navaconcejo, caemos en los pueblos dejándonos llevar por esa N-110. Sin desmerecer a ninguno, la parada indiscutible es en Cabezuela del Valle, sede del Museo de la Cereza para que, de una manera rápida y cómoda, los niños conozcan todo sobre el cerezo del Valle del Jerte  y entiendan que una picota no es una cereza a la que le quitan el rabito antes de venderla.

Jerte merece una parada y fonda, aunque sólo sea porque da nombre al valle. En fin de semana sus estrechas calles de una sola dirección tienen más tráfico de lo que puedes prever. Aun así, es ideal para pasear y ver sus construcciones. Pocas sobrevivieron a la guerra contra los franceses, aunque todavía algunas se reconstruyeron siguiendo las formas y materiales primitivos. La ermita se ha ampliado con un soportal que no acude a piedras como las primitivas y a su espalda, como abandonado, un fantástico edificio que parece congelado durante su rehabilitación por la Junta de Extremadura. El “salón japonés” que aún se lee en el cartel puede que justifique su estatismo.

Oficina de Turismo del Valle del Jerte

Puesto de venta de cerezos del Valle del Jerte

Puesto de venta de cerezos del Valle del Jerte

Aunque no quieras, te habrás topado con la oficina de turismo de Jerte, convenientemente situada junto a la carretera, que aconsejamos visitar. Allí nos recomendaron el Parque Nogalón, urbanizado junto al río, que conforma un agradable merendero y zona de picnic. Incluso si no has previsto la comida, allí vimos un bar-terraza en el  que hasta te preparaban paellas. También en el pueblo de Jerte hay una piscifactoría dedicada a la cría de truchas, situada a unos dos kilómetros y medio, a la que se puede acceder también en coche por una vía pecuaria asfaltada. Cerca de Valdastillas se pueden encontrar dos cascadas, la Cascada Marta y la Cascada del Caozo, hasta las que también se puede llegar en coche.

Además, tu viaje por el Valle del Jerte siempe tendrá algo de descubrimiento personal, porque el valle está lleno de pequeños rincones, paisajes escondidos y cascadas que no podrás resistirte a fotografiar…

Por último, no os perdáis otras muchas rutas por el Valle del Jerte que recorren este valle hermoso y blanco de flores de los cerezos.

Escrito por Isabel Gª Casado

Isabel Gª Casado

  • Silvia comentó:

    El Valle del Jerte es sin duda uno de los lugares más emblemáticos del norte de Extremadura. Gargantas y rios de aguas cristalinas, monte autóctono de robles y castaños, los chozos de piedra circulares, su particular gastronomía, sus tradiciones…bendita naturaleza!!
    Sorprende gratamente a todo viajero que se deje llevar por el verdadero turismo rural sin complejos ni prejuicios. El municipio más pequeño de los 11 que constituyen la mancomunidad del Valle del Jerte, es REBOLLAR, el más pequeño de todos. Con apenas 200 habitantes y a media altura de la ladera oeste, Rebollar se caracteriza por la amabilidad de sus gentes, las casas construidas entre grandes canchos, su rio Jerte y unos alojamientos turístico construidos íntegramente en madera, los cuales se mimetizan extraordinariamente con el paisaje y son lugar de paso para viajeros que gustan de la tranquilidad, el sosiego y el contacto directo con la naturaleza. El Rincón del Jerte se hacen llamar y el que escribe se encuentra entre los privilegiados que han podido disfrutar de un estupendo y reconfortante fin de semana al cobijo de sus paredes de madera , con el trato familiar, afectuoso y profesional de los propietarios Silvia y Rubén.Ideal para familias con niños, dado que han habilitado un lugar especial para ellos con columpios, juegos, pingpong, biblioteca infantil.

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR