PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Bocadillo de calamares en El Brillante

Bocadillo de calamares del bar El Brillante

Bocadillo de calamares del bar El Brillante

La bocadillería El Brillante es famosa en todo Madrid. Su situación justo enfrente de la estación de Atocha la hace además conocida por todos aquellos que viajan a o desde Madrid: es un sitio muy a mano para comprar algo antes del viaje o para quedar con quien te venga a buscar. El Brillante es un bar muy particular y su producto más conocido, el que le ha hecho famoso, es el bocadillo de calamares.

El local tiene dos entradas –o dos salidas, según se mire–, una que da a la plaza donde está la entrada principal del Museo Reina Sofía (la de los ascensores encerrados en torres de cristal) y otra que da a la Glorieta de Atocha. En ambos lados cuenta con terraza en la calle, que paradójicamente está llena en verano y en invierno. En el interior, hay una larga zona de barra y otra con un mostrador donde te preparan los bocadillos para llevar, si es que no los vas a consumir en el establecimiento.

Terraza del bar El Brillante, cerca de Atocha

Terraza del bar El Brillante, cerca de Atocha

Si eliges comerte el bocata allí mismo, ten en cuenta que no es un lugar tranquilo y apacible. Los camareros piden las comandas todo el tiempo a voz en grito (¡¡¡dos de camalares y una de sepiaaaaa!!!) y tienes que estar de pie, apoyándote en el mostrador de aluminio reluciente (no hay asientos) de una forma poco cómoda. El personal es amable en general y se los ve eficaces y no paran ni un momento.

Fachada exterior del bar El Brillante

Fachada exterior del bar El Brillante

Cuánto cuesta un bocadillo de calamares en El Brillante

El precio de un bocadillo de calamares en El Brillante no es barato: ¡5,80 euros! Y 2,50 euros más si le añades una bebida. Nosotros fuimos con los niños para que conocieran un sitio tan castizo y tradicional y para llevarnos los bocadillos, que nos comimos en el Parque del Retiro. Lo cierto es que son bocadillos grandes, no en barrita pequeña como los típicos bocadillos de calamares de la Plaza Mayor sino que son como de media baguete. Los anillos de calamar son grandes, gruesos, tiernos, con el rebozado justo… Los encontramos algo bastos, pero muy buenos de sabor y el apetito que teníamos hizo el resto.

Fotos del bar El Brillante, famoso por sus bocatas de calamares

Dónde está el bar El Brillante

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR