PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Paseo junto al faro Roche, en Conil

Las vistas desde el Faro de Roche son impresionantes, también para los niños

Las vistas desde el Faro de Roche son impresionantes, también para los niños

El faro de Cabo Roche, a las afueras de Conil, es fácil de encontrar. Se siguen las indicaciones hacia el Puerto de Conil y, llegados a él, se sigue un poco más arriba, porque como a 200 metros se destaca su figura, no muy bella, no muy alta, pero con un encanto indudable. Es un faro nuevo (no hay que esperarse algo como el faro de Chipiona, construido en 1986 y llenito de antenas de todo tipo alrededor. Se puede aparcar a sus pies y al otro lado de la carretera, aunque hay momentos en que es tanta la afluencia de gente que quiere ver, por ejemplo, el atardecer desde allí, que los coches se sitúan a lo largo de la carretera. No es una vía de mucho tráfico, así que no hay problemas para dejar el coche sin que moleste y podamos concentrarnos en la luz y el color del océano y en los rayos de sol que lo acarician y en los acantilados que se abren bajo su silueta.

El ayuntamiento conileño ha habilitado en sus inmediaciones un camino, primero hecho con tablas, luego sólo de tierra, que se puede seguir para dar un paseo y disfrutar, sobre todo, de las vistas sobre el Atlántico y, allí al fondo sur, sobre la costa de Trafalgar. Nosotros lo recorrimos al atardecer, con los críos, aprovechando para hacer fotos preciosas, porque con esa luz la verdad es que aprietas el botón y ya tienes una foto para enmarcar y recordar el verano en Conil para toda la vida.

Vistas del Océano Atlántico desde el Faro de Roche

Vistas del Océano Atlántico desde el Faro de Roche

Dicen los viejos del lugar que, desde aquí en los días claros, se divisa la costa de África. Nosotros nos esforzamos y sí, creímos ver una línea azulada que quizás podría interpretarse como Marruecos, pero quizás fue solo un espejismo… qué más da. Lo que sí se veía perfectamente era el faro de Trafalgar lanzando sus destellos intermitentes en una especie de conversación luminosa con el faro Roche. Uno se queda embelesado esperando que vuelva el brillo de luz blanca, un segundo, y desaparezca para retornar.

Las gaviotas completan el paisaje natural, hecho de un acantilado respetable –¡mucho cuidado con los niños!– del que nos protegen parapetos y macizos de plantas de la familia de los enebros (si te acercas, ves las endrinas y les puedes explicar a los chicos que con esas bayas se aromatizan bebidas como la ginebra, que debe su nombre, precisamente al enebro… pero esa es otra historia). Hacia el norte se percibe Sancti Petri y, más abajo, las rocas azotadas por las olas.

Vistas del Océano Atlántico desde el Faro de Roche

Vistas desde el entorno del Faro de Roche, en Conil de la frontera

El puerto de Conil, recogidito, con su espigón, parece más bonito con esta luz crepuscular. Se respira un aire salino que te llena los pulmones de libertad, mientras los niños juegan a gritar como las gaviotas y al final tienes que mandarles callar para que no se carguen la paz del momento. Nuestro chaval mayor nos pidió unas cuantas fotos de esas mirando a lo infinito del océano (¿serán para él o…?) y todos nos sentimos llenos de esa extraña belleza de los atardeceres marinos.

Características técnicas del faro de Cabo Roche

El faro es de tipo eléctrico, con un alcance de su haz de luz de 20 millas, y no es visitable. Tampoco está ni ha estado nunca habitado. Su torre, en el lugar de una torre almenara del siglo XVI (las torres vigía tan típicas de esta zona), mide 20 metros y está hecha de piedra. En este lugar hubo en tiempos otro faro, el de San Sebastián, que fue restaurado a principios del siglo XX con la esperanza de que no fuera necesaria la construcción de uno nuevo, pero finalmente ésta no se pudo evitar y, así, en 1986 se inauguró el actual faro de Cabo Roche.

El Faro de Roche, en Conil de la Frontera, es un faro moderno

El Faro de Roche, en Conil de la Frontera, es un faro moderno

Corredor migratorio de la espátula común

Otra de las características importantes de este lugar es que forma parte del corredor migratorio de la espátula común, lo que los ornitólogos llaman la “vía del vuelo del Atlántico Este”, que concentra el paso de casi 10.000 espátulas. Son aves bastante grandes (120 cm de un extremo de sus alas al otro) que casi se habían extinguido a mediados del siglo XX, pero que ahora han vuelto a tener poblaciones ya medias. Se reproducen en dos zonas de Europa: una está en Holanda y la otra es el Golfo de Cádiz (en cada una de esas áreas geográficas habitan unas 3.000 parejas de espátula común). Para invernar se marchan a África, a la zona de Mauritania, y comienzan el viaje hacia finales de julio, pero se avistan ejemplares hasta noviembre (las españolas terminan su migración en septiembre y las holandesas a principios de noviembre).

La espátula común, un ave migratoria, es otro de los atractivos del entorno del Faro de Roche

La espátula común, un ave migratoria, es otro de los atractivos del entorno del Faro de Roche

Aunque se las puede ver volando hacia África a cualquier hora del día, la mejor hora para los avistamientos de espátulas es de diez de la mañana a una de la tarde. Si las ves al atardecer, su hermosura es mayor, porque sus plumas parecen rosadas. No vuelan muy alto, más bien a ras de tierra o del mar, como si tocaran las olas, en bandadas de 30 o 40 individuos que a veces forman largas líneas y otras amplias uves. Si te fijas, las que tienen las puntas de las alas negras son los polluelos nacidos esa primavera. Es posible informarse más o hacer preguntas o aclarar dudas enviando un mail a limes.platalea@gmail.com.

Fotos de un atardecer en el Faro de Roche, en Conil

  • Paseamos por los alrededores del Faro de Roche
  • Paseamos por los alrededores del Faro de Roche
  • El entorno del Faro de Roche permite tomar fotografías espectaculares
  • El entorno del Faro de Roche permite tomar fotografías espectaculares
  • Vista del Faro de Roche, en Conil de la Frontera
  • Los pequeños disftutan imitando el sonido de los animales que pueblan estas costas en verano
  • Los pequeños disftutan imitando el sonido de los animales que pueblan estas costas en verano
  • Las vistas desde el Faro de Roche son impresionantes, también para los niños
  • Los pequeños disftutan imitando el sonido de los animales que pueblan estas costas en verano
  • Vistas del Océano Atlántico desde el Faro de Roche
  • Vistas del Océano Atlántico desde el Faro de Roche
  • Los selfies, tan de moda, también valen para llevarse un recuerdo del Faro de Roche
  • faro-de-roche-conil-cadiz-14
  • Vistas del Océano Atlántico desde el Faro de Roche
  • Paseamos por los alrededores del Faro de Roche
  • Paseamos por los alrededores del Faro de Roche
  • Paseamos por los alrededores del Faro de Roche
  • Paseamos por los alrededores del Faro de Roche
  • Paseamos por los alrededores del Faro de Roche
  • Paseamos por los alrededores del Faro de Roche
  • El Faro de Roche, en Conil de la Frontera, es un faro moderno
  • Vistas desde el Faro de Roche; al fondo, el Faro de Trafalgar.
  • La espátula común, un ave migratoria, es otro de los atractivos del entorno del Faro de Roche
  • El Faro de Roche, en Conil de la Frontera, es un faro moderno
  • Vistas desde el Faro de Roche
  • El Faro de Roche, en Conil de la Frontera, es un faro moderno
  • Vistas desde el Faro de Roche; al fondo, el Faro de Trafalgar.
  • Vistas del puerto de Conil desde el Faro de Roche
Categoría: Cádiz, Planes gratis

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR