PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

El ajedrez, también para niños

 El ajedrez es un juego de estrategia que estimula la inteligencia de los niños, y un buen plan gratis para una tarde en casa.

El ajedrez es un juego de estrategia que estimula la inteligencia de los niños, y un buen plan gratis para una tarde en casa.

Si han aprendido ajedrez en el colegio, a tus hijos les encantará demostrar que hay aspectos intelectuales en los que pueden rivalizar contigo… y ganarte. Si tus hijos no saben, podrás iniciar el camino más duro, el de aprender y dominar los movimientos del ajedrez.

Ya has comprobado que la mejor manera de enseñar algo a los hijos es que no sepan que se lo estás enseñando y que solo respondes a su curiosidad. Así que la mejor manera de empezar una tarde de ajedrez es sacar un tablero… y empezar a jugar con alguien. No tardarás en tener que responderle que se trata de un campo de batalla, con dos reinos y con piezas que intentan defender a su rey y conquistar al contrario. Y, cuando se disponga a ser él quien quiera mover las fichas, le podrás contar cómo, igual que en la sociedad, no todo el mundo puede hacer lo que desea y así mostrarle cómo son los movimientos de cada pieza.

Fotos: una partida de ajedrez con los niños

  • Equivocarse y ser corregidos es otra de las consecuencias de aprender a jugar al ajedrez.
  • Con el ajedrez, los niños aprenden a anticiparse a las reacciones de los demás.
  • La reacción al fracaso de perder la reina es peor para los peques que el jaque mate.
  • Con el ajedrez, los niños aprenden que hay aspectos intelectuales en los que pueden rivalizar contigo... y ganarte.

He leído que el orden adecuado para ir enseñándoles cada pieza no es empezar por el peón, que parece lo lógico, sino las maniobras de piezas de movimientos largos y en todas direcciones. Da igual, los míos querían enseguida saberlo todo de todas… y ponerse a jugar. Eso sí, enseguida compruebas que la rapidez en asimilar los movimientos de la piezas del ajedrez dependerá bastante de la edad. Tres, cuatro o cinco años son las edades idóneas para empezar, porque depende de qué autor te lo cuente. Siempre leerás comentarios en alguna página web de quien ya ha puesto a su hijo a jugar con dos años.

Como padre será fácil saber cuándo empezar a jugar al ajedrez con los niños. Si se entera, asimila lo que le muestras y le apetece jugar porque está jugando “como los mayores”… es el momento de saltar del juego de La Oca al ajedrez.

También dicen los expertos que no importa, justo lo contrario, si toda la preocupación del niño durante las partidas es la de capturar el mayor número de piezas posibles. El jaque mate ya llegará con el tiempo. Por el camino comprobarás muchas cosas: sus ansias de dominar, su autocontrol, su madurez al anticipar situaciones, la tolerancia a sus errores, la reacción al fracaso de perder la reina (suele ser para ellos peor que el jaque mate, si no se convencen de que todo se puede remontar), su ductilidad en el aprendizaje mientras los corriges… Casi sería ideal tener un psicólogo al lado para asesorarnos en este concentrado de ricas situaciones. Vamos, que él aprende y… tú más.

¿Que estimula la inteligencia? Seguro. Como oír música, tocar un instrumento, dibujar, hacer papiroflexia, jugar a las canicas, a los videojuegos ¿hay algo que no la despierte a su edad?

Etiquetas:

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR