PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Bodega y Hotel Rural Pago de Trascasas

Bodega y Hotel Rural Pago de Trascasas

Bodega y Hotel Rural Pago de Trascasas

Ir a Valladolid puede ser una oportunidad para que los niños pueden hacer una inmersión en el mundo de la viticultura. En el museo del vino de Peñafiel las infografías te permitirán explicarles todos aquellos aspectos que quizá minutos antes nosotros también desconocíamos, los dioramas dejan ver mejor que cualquier explicación la naturaleza del suelo y del subsuelo. Siguiendo con esta temática, para nosotros la idea de alojarse en un establecimiento relacionado con el vino nos pareció una manera de hacerlos partícipes de esta forma de vida.

Las bodegas de la zona no son lo que eran, las que han sobrevivido en su mayoría han crecido hasta hacerse heredades, cuyas marcas reconocerás a la que pasas junto a ellas por la carretera. Algunas otras bodegas familiares que sobreviven se han reconvertido a complejos enoturísticos. Una de ellas la encontrarás como hotel rural Pago de Trascasas.

Situado a unos 30 km al norte de Valladolid, en el tranquilo pueblo de Cubillas de Santa Marta, Pago de Trascasas no solo tiene una cuidada ornamentación alusiva a sus orígenes, sino que sus propietarios, tercera generación de bodegueros, tiene el deseo de que tu estancia allí sea agradable y recordada. A última hora de la tarde (a las 19h en invierno) te mostrarán la bodega, una moderna instalación de tamaño pequeño-medio y la antigua bodega excavada en la roca.

Salón del Hotel Rural Pago de Trascasas

Salón del Hotel Rural Pago de Trascasas

Con el cariño de quien conoce su modo de vida e intenta ir mejorando en la profesión, cualquier pregunta tendrá respuesta apropiada, al menos “su” respuesta. Después de ver la parte más industrial y de haberse empapado de por qués, existe la posibilidad para los mayores de participar en una cata de los productos de la bodega. Si no conoces nada, te enseñarán los rudimentos para apreciar los caldos que allí se elaboran. Si conoces algo de degustar vinos, podrás intercambiar opiniones con Pablo, el Santamaría de esta generación al frente de la tradición familiar, y comprender cómo sacar adelante una bodega tiene bastante más de ciencia que esperar a los caprichos de la naturaleza.

Ingenio y conocimiento van dando la forma al vino, sin luchar contra los elementos, aunque amoldándolo a los gustos del público. Puede que el resultado no coincida con los tuyos, pero saldrás de allí con ganas de saber y profundizar más. De eso se trata cuando se viaja: abrir nuevos ojos.

El pueblo es pequeñito, optamos por quedarnos en ese mismo comedor, ahora para degustar en las amplias mesas los productos de la tierra. No es una carta extensa, ni estaba todo disponible, pero te llevarás una buena idea de la gastronomía del lugar y bien preparado.

Nos pareció un excelente lugar para pernoctar en nuestro recorrido por tierras vallisoletanas. Algo frías las habitaciones al llegar (que imagino vacías entre semana), pero con salas de lectura, terraza, sala de billar, está pensado para la tranquilidad de los adultos, pero los niños tendrán un patio e incluso el tranquilo pueblo donde corretear a sus anchas.

Fotos: Bodega y Hotel Rural Pago de Trascasas

Categoría: Hoteles con niños

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR