PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia

Museo Arqueológico Nacional, en Madrid

Visitamos el Museo Arqueológico Nacional (MAN), con los niños

Visitamos el Museo Arqueológico Nacional (MAN), con los niños

Tras un largo tiempo cerrado por obras, ha vuelto a abrir el Museo Arqueológico Nacional, en la calle de Serrano, a la espalda de la Biblioteca Nacional. Lo recuerdo muy bien de mis años de estudiante de BUP (a mis hijos les suena a Prehistoria, pero no hace tanto), cuando la profesora de Historia de España nos sugería que lo visitáramos con frecuencia. A la entrada, justo después de la verja, tenía una reproducción de la Cueva de Altamira, a la que se entraba como penetrando en un subterráneo. Dentro, unos bancos especiales con apoyacabezas te permitían contemplar las pinturas rupestres del techo, una reproducción exacta de las de Altamira. Atravesando el jardincillo se llegaba a la entrada, flanqueada por dos esfinges. Tras unos escalones, uno entraba en el túnel del tiempo de la Península Ibérica, poblado de falcatas, soliferreums, tesoros, damas de rodetes y pajaritos en la mano… uno se podía perder y disfrutar de la magia de esos objetos llegados aquí atravesando océanos de tiempo.

Dama de Elche, en el Museo Arqueológico Nacional

Dama de Elche, en el Museo Arqueológico Nacional

Con esos recuerdos en mi cabeza, no puedo sino estar contentísima de la apertura del Museo Arqueológico, al que acabo de llevar a mis hijos un sábado por la mañana (mejor estar a primera hora, a las 9:30 o 10, porque luego había una cola que casi llegaba al Paseo de Recoletos). Para que mis chavales se animaran, apliqué, como siempre, los “ganchos” para que vivieran la visita como una auténtica aventura, como un viaje en el tiempo, como un diálogo con la historia de su tierra.

Nuestra visita al Museo Arqueológico Nacional

El Museo Arqueológico está en la calle Serrano, así que no hay ningún problema para acercarse en transporte público. Nosotros fuimos en coche y aparcamos muy cómodamente en el parking de Colón (eso sí, es caro, nos salieron tres horas por casi 9 euros).

Patio de acceso al Museo Arqueológico Nacional

Patio de acceso al Museo Arqueológico Nacional

Al pasar la verja de entrada al museo, a la izquierda están las mismas escalerillas de siempre que llevan a la reproducción de las cuevas de Altamira, muy mejorada y explicada con un vídeo a la entrada que habla de su emplazamiento, descubrimiento, características principales y situación actual. La sala con la reproducción se ha modificado. Ahora hay una especie de gran mesa de espejo en la que se reflejan las pinturas del techo, con lo que puedes observarlas perfectamente sin dañarte el cuello. Además, al cabo de unos minutos la sala se oscurece y en la “mesa” aparecen varias pantallas integradas que muestran un vídeo didáctico sobre cómo se hicieron las pinturas (proceso de dibujo con algún trozo de carbón, cómo hacían la pintura mezclando tierra y grasas de animales, como difuminaban el color con las manos, cómo aprovechaban los resaltes de la roca para dar relieve a las pinturas…). Precioso.

Acceso a la reproducción de Altamira en el MAN

Acceso a la reproducción de Altamira en el MAN

La entrada al edificio del museo ya no se hace por la escalinata central flanqueada por las esfinges, sino por el lateral derecho del edificio (a la izquierda según atraviesas la verja), donde también se ha abierto una cafetería con terraza). El hall es amplio. Primero se encuentra un mostrador de información (donde te entregan un plano de las tres plantas del museo) y un poco más adelante el mostrador para las entradas.

Cuando atraviesas los tornos de control y ya avanzas hacia las salas, llegas a una especie de pasillo con dos enormes paneles de pantallas que muestran la cronología general de lo expuesto (desde la Prehistoria hasta el momento actual). A partir de ahí, en esta planta baja se encuentra todo lo referente a la prehistoria. En la primera planta están las salas de la Hispania prerromana y romana, los visigodos, Al-Andalus y el mundo medieval. En la segunda, los reinos cristianos y la Edad Moderna, además de muestras de Grecia y Egipto.

Vídeo explicativo en el Museo Arqueológico Nacional

Vídeo explicativo en el Museo Arqueológico Nacional

Lo que más nos ha gustado (pero vaya por delante que es un museo en el que no hay que perderse nada) son la multitud de vídeos explicativos de diversos temas en cada una de las áreas, también la iniciativa de colocar zonas de “tacto”, en la que se pueden tocar esos elementos que a todos nos atraen pero que se encuentran en vitrinas y, por supuesto, son frágiles y no son accesibles para las manos de los visitantes. Así, en esas áreas de tacto hay piedras de sílex talladas en herramientas prehistóricas, vasijas de cerámicas, cascos de guerreros medievales… Para los niños es una auténtica delicia escuchar: “toca, toca sin miedo…”. 

Por otro lado, el espacio parece haberse agrandado, el patio central, iluminado con luz natural a través de un techo de cristal, da una alegría y una modernidad tremendas al museo. El acceso a las diversas plantas se puede hacer por escalera o con los ascensores y resulta muy cómodo en todo momento.

Patio interior del Museo Arqueológico Nacional

Patio interior del Museo Arqueológico Nacional

El día que lo visitamos nosotros había montones de familias con niños y, por los comentarios que escuchamos y por nuestra propia experiencia, vamos a hacer dos pequeñas sugerencias de mejora a los responsables del museo: las explicaciones de los paneles siguen siendo poco divulgativas, están llenas de palabras poco comunes, pertenecientes a la terminología arqueológica e histórica, pero que no resultan comprensibles a la gente normal (ni siquiera con una formación medio alta). La segunda sugerencia se refiere a la orientación por el museo: faltan señales que te indiquen cuál es el orden que hay que seguir en la visita. En la planta baja, por ejemplo, mucha gente pasa del Paleolítico a la Edad de los Metales, saltándose toda una sala. Unas flechas en el suelo podrían solucionar el problema.

Algunos elementos de la exposición del MAN están pensados para que los niños puedan tocarlos

Algunos elementos de la exposición del MAN están pensados para que los niños puedan tocarlos

Aún no hay actividades programadas y tampoco disponen de material didáctico, que al parecer tienen en preparación. Lo que sí hay es una App gratuita (MAN Museo Arqueológico Nacional) descargable en la Apple Store o la Playstore de Android, que explica bien las principales piezas del museo.

Al finalizar, encontramos la tienda, amplia y llena de merchandising, curiosidades y todo tipo de libros, tanto para adultos como para niños, con los que hacer inolvidable la visita.

En resumen: nos ha encantado, a nuestros hijos también, aunque no es para recorrerlo completo en una mañana, sino para visitar por partes a medida que vayan dando en el cole el contenido de una época de la historia de España.

Cráneo humano en el Museo Arqueológico

Cráneo humano en el Museo Arqueológico

Y, por cierto: no os perdáis el vídeo que se muestra en la segunda planta sobre cómo se protegieron los fondos de este precioso Museo Arqueológico Nacional durante los años de la Guerra Civil Española (1936-39).

Para abrir boca a los que aún no han podido visitarlo, los responsables del Museo Arqueológico Nacional han publicado este vídeo. No os lo perdáis, dan ganas de salir corriendo… hacia el museo 😉

Museo Arqueológico Nacional: making of

Dónde se encuentra el Museo Arqueológico

Horarios del Museo Arqueológico Nacional

  • De martes a sábados de 9:30 a 20:00 h
  • Domingos y festivos de 9:30 a 15:00 h
  • Cierra todos los lunes del año.
  • Además, también cierra los siguientes festivos: 1 y 6 de enero, 1 y 15 de mayo y 24, 25 y 31 de diciembre

Precios de las entradas al Museo Arqueológico

  • Entrada general: 3 €
  • Entrada reducida: 1,50 €
  • Entrada gratuita:

— Sábados por la tarde y domingos por la mañana
— 18 de mayo, Día Internacional de los Museos
— 12 de octubre, Fiesta Nacional de España
— 16 de noviembre, Día del Patrimonio Mundial
— 6 de diciembre, Día de la Constitución Española

Fotos: visitamos el Arqueológico con los niños

Categoría: Madrid, Museos

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarte una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies