PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia.

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia.

Esquiar con niños: qué ropa comprar

 
Esquíes, botas y bastones,  si son para niños, mejor alquilarlos.

Esquíes, botas y bastones, si son para niños, mejor alquilarlos.

Cuando vamos a esquiar con los niños –o cuando es el colegio el que los lleva de excursión unos días a la nieve–, hay que tener claro el equipo que deben llevar. Debe ser apropiado y suficiente, sin ropa excesiva pero con prendas adecuadas para protegerlos del frío y aislarlos de la humedad. Os contamos, desde nuestra experiencia, lo que podéis ponerles para que las jornadas de esquí sean divertidas y los niños estén abrigados y cómodos:

Casco para esquiar

Un elemento de seguridad fundamental. Ojo para que sea el de su talla (a veces intentamos que dure y dure…). Aunque hay que enseñarles a ser autónomos y a prepararse solos, es mejor que comprobemos siempre que se han puesto bien el casco (tienden a bajárselo hacia la cara y a dejar la nuca desprotegida) y se lo han abrochado correctamente.

Gafas de esquí

Las más prácticas son las que cubren desde la frente hasta la nariz, con una cinta elástica que se sujeta al casco, así se las ajustan bien y no las pierden. Elegidlas de protección media, para que les valgan tanto si hay ventisca como si luce el sol. Son de los complementos que más hay que renovar, porque, como las suelen tratar sin ningún cuidado, acaban rayadas.

Braga para el cuello

También se la llama buff, aunque ése es el nombre de la marca de bragas más conocida. Protege el cuello y, colocada de manera adecuada, también los oídos y la boca. Tiene múltiples posibilidades como podéis ver en el siguiente vídeo y, para ir a esquiar, las mejores son las que tienen una parte en tejido más abrigado.

Camisetas térmicas

Ahora se pueden encontrar este tipo de camisetas a precios asequibles. Si son de buena calidad, no hace falta poner más camisetas ni forros polares ni nada. No sólo dan calor, sino que también eliminan la transpiración, de forma que el niño no se queda frío cuando acaba de esquiar y además no conservan olor a sudor (así no hay que llevar una para cada jornada de esquí, nosotros se las ponemos dos días). Las hay también de cuello alto, pero éste no es necesario si la camiseta va combinada con una buena braga.

Cazadora y pantalones o mono de esquí

La prenda de esquí por excelencia. Cuando son pequeñitos a nosotros nos ha gustado más el mono, porque con una pieza no tienes problema de que se les caigan los pantalones, hay menos cremalleras y velcros que ajustar y el vestirlos y desvestirlos se hace más sencillo. Cuando van creciendo, ellos mismos prefieren pantalones y anorak porque les hace parecer más mayores. Nosotros compramos pantalones “crecederos”, dotados de un frunce con un elástico que permite alargarlos cuando los chavales dan un estirón. La cazadora tiene la ventaja de que la pueden utilizar todos los días como anorak y así amortizas lo que cuesta.

Antes de esquiar hay que asegurarse de que el casco está bien ajustado.

Antes de esquiar hay que asegurarse de que el casco está bien ajustado.

Guantes

Siempre harán falta dos pares, porque –al menos en nuestra experiencia– o los pierden o los mojan (por muy impermeables que sean) y acabas necesitando otros. Si la necesidad de otro par te pilla en pistas, vas a tener que pagar un ojo de la cara por los guantes, así que es mejor llevar siempre en el coche un segundo par de guantes por si acaso (esto es válido para los mayores también). A los más pequeños se les puede poner un cordón que los una para que no se les pierdan. De todos modos, los guantes infantiles llevan un elástico que se les coloca en la muñeca, para que, si se quitan los guantes, se les queden colgando de este elástico y no los puedan perder.

Medias

Deben cubrir toda la pierna, hasta el final del gemelo, y ser calentitas. Compradlas de las que llevan estampado el número del pie, porque así te será fácil distinguirlas cuando las laves y se mezclen todas (si tienes varios niños, el lío está garantizado).

Botas apreski

Son las botas que deben llevar antes y después de esquiar. Calentitas y cómodas, las hay tipo bota de goma forrada de borreguillo o, las que nos parecen más prácticas, de tipo chiruca, mucho más usables, porque valen para cualquier salida que hagáis después por la sierra (o por ciudad si hace frío).

Para los más pequeños, el mono de nieve es fundamental porque no hay peligro de que se descamisen.

Para los más pequeños, el mono de nieve es fundamental porque no hay peligro de que se descamisen.

Gorro

Una de las prendas que más extravían los niños. Nosotros tenemos perdida la cuenta de los que hemos comprado (y también nos hemos encontrado alguno). Les viene muy bien para proteger la cabeza y las orejitas cuando salimos a dar un paseo por las tardes y hace ese frío de montaña que cala hasta los huesos. Los hay muy divertidos y que cubren toda la cabeza, como los que hemos comprado por un par de euros en el Primark, que simulan una cabeza de dinosaurio, de tiburón… Así son menos reticentes a llevarlo (que a veces es todo un logro que se lo pongan…).

Esquíes, botas y bastones

En nuestra experiencia, mejor alquilarlos. Si no, nunca los amortizas y, además, se pasan de moda, hay que saber mantenerlos… no somos nada partidarios de comprarlos.

Crema solar y protector labial para esquiar

Que no se os olviden, son imprescindibles para que a los chavales no se les corten los labios ni se les queme la piel. Parece mentira lo que el aire y el sol de la montaña, con el reflejo de la nieve añadido, pueden hacer.

Fotos: cómo vestir a los niños para ir a esquiar

  • Antes de esquiar hay que asegurarse de que el casco está bien ajustado.
  • El casco, las gafas y la braga protegen a los pequeños del frío, la humedad y los golpes.
  • Ir bien abrigados y protegidos es muy importante que los niños disfruten de la nieve.
  • Ropa de esquí para niños: cómo ponerse la braga
  • Pantalón y cazadora de nieve: cuando los niños son más mayores prefieren estas prendas al mono.
  • Para los más pequeños, el mono de nieve es fundamental porque no hay peligro de que se descamisen.
  • Bien protegidos, los niños disfrutan del esquí y de la nieve.
  • Esquíes, botas y bastones,  si son para niños, mejor alquilarlos.

Escrito por Isabel Gª Casado

Isabel Gª Casado