PlanesConHijos.com

Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia.

PlanesConHijos.com - Planes con niños: qué hacer y dónde ir en familia.

Gusanos de seda: conseguirlos y criarlos

 
Aprender a criar gusanos de seda y entender la metamorfosis aún resulta atractivo para los niños

Aprender a criar gusanos de seda y entender la metamorfosis aún resulta atractivo para los niños

Cuando éramos pequeños los que hoy somos padres, todos hemos tenido gusanos de seda.  Siempre había alguien en el cole que te pasaba unos cuantos, los metías en una caja de zapatos, conseguías hojas en alguna morera del barrio (cualquier compañero te decía dónde había) y, hala, a observar cómo crecían los pequeños gusanos. Devoraban hojas como si no hubiera un mañana, se convertían en capullos amarillentos y, al cabo de unos días, de ellos salía una mariposa blanca, más bien feota, que se liaba a poner huevos y te llenaba la caja de nuevos proyectos de gusano, que al poco “nacían” y… el ciclo comenzaba de nuevo. Cualquier chaval de la época te cuenta esto con todo detalle y seguridad, porque criar gusanos de seda y aprender su metamorfosis era algo que se hacía seguro en algún momento de la infancia.

Los gusanos de seda sólo se alimentan de hojas de morera

Los gusanos de seda sólo se alimentan de hojas de morera

Hoy eso ya no es así: ni hay ese “tráfico” de gusanos en los colegios, ni los niños están acostumbrados a observar esos fenómenos biológicos combinándolos con el juego, ni en clase hablan de tales cosas. Por eso, cuando en casa salió la conversación sobre los gusanos de seda que mi marido y yo habíamos tenido de pequeños, nos sorprendió el interés que mostraron los niños (“¿podemos nosotros tener gusanos de seda, mamáááá?”). ¿Cómo negarse a compartir esa experiencia y revivirla con los hijos?… Y ahí empezó nuestra odisea  ;-)

Dónde conseguir gusanos de seda

Como los niños no habían oído a ningún compañero hablar de gusanos de seda, nos lanzamos a Google. Qué sorpresa. Existen páginas web especializadas en este animal que te venden gusanos ¡a 50 céntimos la unidad!, tiendas de mascotas que los ofrecen, los envían por correo y te cobran por transferencia o contrarrembolso y, sobre todo, muchos foros en los que padres atribulados preguntan dónde pueden conseguir los dichosos gusanos de seda. Nosotros vivimos en Madrid, así que llamamos a una tienda física –no nos fiamos de en qué estado te pueden llegar gusanos enviados por correo–, la única que encontramos en Google anunciando la venta de gusanos (10 bichos, 5 euros), nos aseguramos de que en efecto los tenía y… fuimos todos a Pinto, donde está el establecimiento Hobby Zoo Pinto, en el centro comercial Princesa de Eboli.

Gusanos de seda en una caja de cartón

Gusanos de seda en una caja de cartón

La señora de la tienda no se lo podía creer: toda una familia, padres y tres chavales, todos ilusionados pidiendo gusanos de seda. Nos sacó una caja de cartón con una gusanera tremenda, nos puso veinte más dos de propina en una cajita de plástico, nos dio unos restos de morera (“no tengo más, voy a ver si mi hermana me manda hojas desde Valencia, que allí ya han crecido, aquí las moreras aún no han brotado bien”), y nos hizo un precio de amigo: 5 euros. Los chicos miraban la caja con algo de desconfianza y quizás asco, el segundo nos dijo “uy, yo pensaba que iban a ser más “cuquis”…”, pero nuestros comentarios sobre lo divertidísimo que es criarlos y ver cómo cambian espantaron sus dudas. Antes de salir de la tienda, eso sí, preguntamos a la vendedora dónde podíamos encontrar moreras por allí cerca (es lo único que comen los gusanos de seda). Así comenzó la segunda parte de nuestra odisea.

Fotos: conseguir gusanos de seda y hojas de morera

  • Gusanos de seda en una caja de cartón
  • Gusanos de seda en venta, en una caja de cartón
  • En algunas tiendas de animales venden gusanos de seda para criar en casa
  • Llevarse a casa los gusanos de seda para criarlos es toda una aventura
  • Hoy en día, los gusanos de seda hay que comprarlos
  • Conseguir gusanos de seda es complicado, pero en algunas tiendas los venden
  • Hoja de morera
  • Los gusanos de seda sólo se alimentan de hojas de morera
  • Los gusanos de seda sólo se alimentan de hojas de morera
  • Los gusanos de seda sólo se alimentan de hojas de morera
  • Conseguir hojas de morera para alimentar a los gusanos de seda es una aventura
  • La morera se identifica fácilmente si tiene hojas
  • La morera se identifica fácilmente si tiene hojas
  • En Madrid se pueden encontrar moreras en puntos muy concretos
  • Árbol de la morera
  • Morera con moras

Dónde hay árboles de morera

La dueña de la tienda de animales nos dio unas vagas instrucciones (“saliendo del centro comercial, os vais a la izquierda, hasta la segunda rotonda y allí, en la salida hacia Parla, hay una avenida llena de moreras”). Salimos, nos fuimos a la izquierda, llegamos a lo que parecía la segunda rotonda y… nada. Mucha acacia, plátanos… pero moreras…  Nos surge entonces la duda de si estamos reconociendo realmente una morera, tiramos de la sección de imágenes de Google, a ver si nos refresca la memoria, hay muchas, pero claras… más bien no… puff…  Escribimos en el buscador “dónde encontrar moreras en Madrid” y… nos encontramos virtualmente con muchos otros padres en igual situación que han lanzado esa misma pregunta en foros, en Yahoo preguntas y respuestas, en comentarios de blogs… con poco éxito, la verdad. Comprobamos también que esa misma duda asalta a padres en Burgos, en Sevilla, en Barcelona

La morera se identifica fácilmente si tiene hojas

La morera se identifica fácilmente si tiene hojas

Nos pasamos la tarde de ese domingo –sí , todo esto ocurrió un domingo de principios de abril– deambulando de un lugar a otro de los señalados en esos foros como posibles lugares con moreras. En casi todos los casos, encontramos árboles, pero sin hojas, apenas había unos brotes. Al final, cuando ya estábamos desesperados y los niños se quejaban de que “nos habéis comprado gusanos de seda y ahora se van a morir de hambre…”, se me ocurrió llamar a mi hermano y él recordaba perfectamente en qué arboles cogía las hojas de pequeño (yo había ido a los árboles que recordaba en el barrio, pero ya no estaban): en la Vía Carpetana, junto a la tapia del cementerio de San Isidro, crece una hilera de moreras. ¡Bien!  Fuimos y… allí estaban, con hojas pequeñas, pero hojas al fin y al cabo, no brotes. Eran algo altas, pero las moreras tienen la estupenda costumbre de rebrotar por abajo, como si les salieran ramas de la base del tronco, con lo que no fue difícil aprovisionarnos de hojas en una bolsita.

Lugares donde encontrar moreras en Madrid

  • El Retiro: entrando por la puerta que está enfrente del Hospital del Niño Jesús, en Menéndez Pelayo, hay una zona de columpios y bancos. Rodeándola, hay un montón de moreras de la variedad llorona. Alrededor del Florida Park, un poco más arriba, hay también moreras. En otras zonas del parque también hay, aunque cuando fuimos nosotros estaban aún sin hojas.
  • En Carabanchel , en la calle Toboso, un poco más arriba de una plaza en la que siempre hay gente mayor sentada. Preguntad. Nosotros lo hicimos y nos dieron encantados todo lujo de detalles. Vimos los árboles, pero a principios de abril aún no tenían hojas.
  • En Vía Carpetana, junto a la tapia del cementerio de San Isidro.
  • En Marqués de Corbera, en Moratalaz.

En todos esos lugares, estuvimos y podemos asegurar que hay moreras. En Internet encontramos indicaciones de otros lugares, aunque ya no están comprobados por nosotros:

  • En los alrededores del metro de Campamento.
  • En la Avenida de Arcentales, cerca de la Peineta.
  • En la calles que salen de la Avenida de la Albufera.
  • En el patio del Instituto Cervantes, en la glorieta de Embajadores.
Hoja de morera

Hoja de morera

No es difícil reconocer una morera si tiene hojas. Ya desde los primeros brotes se ven las moras, los pequeños frutos que tienen, que están verdes, claro. Por cierto, los gusanos de seda pueden comer, en caso de total urgencia, un poco de lechuga, pero, si abusáis, se inflan y explotan tras ponerse verdes. Esto no es una leyenda urbana: aunque no lo he visto con mis propios ojos, compañeros de total confianza me lo han asegurado. Tampoco comen otro tipo de hojas de árbol (en algunos foros dicen que se les pueden dar ortigas…). Por cierto, si tenéis dudas de cómo criarlos, hay un blog estupendo en el que podéis resoverlas: http://gusanoseda.blogspot.com.es/

Ya tenemos los gusanos, sabemos dónde conseguirles comida y ellos crecen voraces y felices, mientras nuestros hijos disfrutan y observan (salvo el segundo, ése sigue mirando con desconfianza la caja…). Ha sido una odisea, pero disfrutada… al menos por nosotros. Qué tiempos aquellos…

Escrito por Isabel Gª Casado

Isabel Gª Casado